/ jueves 16 de enero de 2020

Bibliotecas

No es el edificio, el lugar o su tamaño, tampoco los colores, las mesas o una serie de estantes rebosantes de libros; la biblioteca representa ese lugar mágico donde se respira un ambiente diferente, el misticismo que se envuelve en un silencio placentero, que invita a la reflexión, a navegar por el océano infinito del conocimiento, es escuchar a través de los ojos la voz de los muertos, es disfrutar de un viaje al paraíso de lo imposible sin despegar los pies del suelo, es la casa donde las sociedades guardan su mejor legado y su mayor virtud, es donde se fraguan los cimientos de un futuro alentador, es donde el presente encuentra su mejor explicación, es ese traje que viste de la mejor etiqueta a aquel que se atreve a pasar por esos pasillos donde huele a papel, a tinta, a sabiduría. Es el templo sagrado donde se custodia la cultura, riqueza que distingue a toda sociedad.

La biblioteca es ese espacio donde el conocimiento se vuelve democrático y accesible, lo mismo atiende a un niño de preescolar que un adulto de la tercera edad, es un lugar donde se propicia la socialización, invita a los asistentes al debate de ideas, a profundizar en el conocimiento, es un espacio de esparcimiento y de creación, en ella toman forma los más irreverentes sueños dando paso a la creación de grandes ideas, que unen a las personas y transforman a la sociedad.

Etimológicamente se define como “Biblíon=libro” y “Théke=armario, caja”, lugar donde se guardan libros, en la actualidad esa definición a tomado un sentido mucho más amplio, convirtiéndose en un lugar donde se guardan libros, audiovisuales, revistas, periódicos, etc., pero además gracias a las tecnologías de la información, hoy también es posible guardar o consultar libros y documentos diversos de forma electrónica, todo ello contiene una parte del conocimiento social. Las características esenciales son: ser una colección, que está organizada, que esté al servicio de una sociedad, con la finalidad de satisfacer las necesidades de conocimiento, información, investigación, educación, esparcimiento y hasta de ocio de sus lectores.

De acurdo a un testimonio, en la actualidad principalmente acuden a las bibliotecas personas con un perfil económico bajo, su uso en los últimos 20 años ha disminuido hasta en un 80%, según su experiencia esto se debe al uso de las tecnologías de la información, refiere que en la actualidad la mayoría de las personas tiene acceso a un celular o a una computadora y con ello la facilidad de obtener el conocimiento.

Continua diciendo que los niños y los jóvenes de hoy ya no tienen el hábito de la lectura, son más distraídos, más inquietos, más individualistas, acuden a la biblioteca por obligación, pero no les gusta tanto los libros, prefieren el internet, ahí es cuestión de un clic y obtienen la información, copian, pegan y listo, evitan la fatiga de tener que buscar y leer la información en un libro.

El uso de las bibliotecas se encuentra en un momento difícil, es preciso encontrar una forma de reinventarlas, de actualizarlas y de conservarlas, no olvidemos que por muchos años han sido y deben seguir siendo un elemento fundamental en la cultura de una sociedad y en la formación de las personas.

leon7dg@hotmail.com

No es el edificio, el lugar o su tamaño, tampoco los colores, las mesas o una serie de estantes rebosantes de libros; la biblioteca representa ese lugar mágico donde se respira un ambiente diferente, el misticismo que se envuelve en un silencio placentero, que invita a la reflexión, a navegar por el océano infinito del conocimiento, es escuchar a través de los ojos la voz de los muertos, es disfrutar de un viaje al paraíso de lo imposible sin despegar los pies del suelo, es la casa donde las sociedades guardan su mejor legado y su mayor virtud, es donde se fraguan los cimientos de un futuro alentador, es donde el presente encuentra su mejor explicación, es ese traje que viste de la mejor etiqueta a aquel que se atreve a pasar por esos pasillos donde huele a papel, a tinta, a sabiduría. Es el templo sagrado donde se custodia la cultura, riqueza que distingue a toda sociedad.

La biblioteca es ese espacio donde el conocimiento se vuelve democrático y accesible, lo mismo atiende a un niño de preescolar que un adulto de la tercera edad, es un lugar donde se propicia la socialización, invita a los asistentes al debate de ideas, a profundizar en el conocimiento, es un espacio de esparcimiento y de creación, en ella toman forma los más irreverentes sueños dando paso a la creación de grandes ideas, que unen a las personas y transforman a la sociedad.

Etimológicamente se define como “Biblíon=libro” y “Théke=armario, caja”, lugar donde se guardan libros, en la actualidad esa definición a tomado un sentido mucho más amplio, convirtiéndose en un lugar donde se guardan libros, audiovisuales, revistas, periódicos, etc., pero además gracias a las tecnologías de la información, hoy también es posible guardar o consultar libros y documentos diversos de forma electrónica, todo ello contiene una parte del conocimiento social. Las características esenciales son: ser una colección, que está organizada, que esté al servicio de una sociedad, con la finalidad de satisfacer las necesidades de conocimiento, información, investigación, educación, esparcimiento y hasta de ocio de sus lectores.

De acurdo a un testimonio, en la actualidad principalmente acuden a las bibliotecas personas con un perfil económico bajo, su uso en los últimos 20 años ha disminuido hasta en un 80%, según su experiencia esto se debe al uso de las tecnologías de la información, refiere que en la actualidad la mayoría de las personas tiene acceso a un celular o a una computadora y con ello la facilidad de obtener el conocimiento.

Continua diciendo que los niños y los jóvenes de hoy ya no tienen el hábito de la lectura, son más distraídos, más inquietos, más individualistas, acuden a la biblioteca por obligación, pero no les gusta tanto los libros, prefieren el internet, ahí es cuestión de un clic y obtienen la información, copian, pegan y listo, evitan la fatiga de tener que buscar y leer la información en un libro.

El uso de las bibliotecas se encuentra en un momento difícil, es preciso encontrar una forma de reinventarlas, de actualizarlas y de conservarlas, no olvidemos que por muchos años han sido y deben seguir siendo un elemento fundamental en la cultura de una sociedad y en la formación de las personas.

leon7dg@hotmail.com

jueves 23 de enero de 2020

Liberar espacio

jueves 16 de enero de 2020

Bibliotecas

miércoles 08 de enero de 2020

Los incendios en el mundo

miércoles 18 de diciembre de 2019

Un juguete para José

miércoles 11 de diciembre de 2019

Personas con necesidades diferentes

miércoles 27 de noviembre de 2019

Día Naranja

miércoles 20 de noviembre de 2019

Qué nos dejó el Buen Fin

miércoles 13 de noviembre de 2019

La izquierda en América Latina

miércoles 06 de noviembre de 2019

El monstruo que nos acecha

miércoles 30 de octubre de 2019

Entre calaveras y catrinas

Cargar Más