/ miércoles 6 de octubre de 2021

Todo el mundo es tu maestro | Ubi panis ibi patria

Donde está el pan está la patria, esta frase en latín fue muy utilizada durante el periodo en que América del Norte se poblaba de inmigrantes Europeos.

Héctor Crevecoeur escritor y filosofo nacido en Francia y que emigró a Estados Unidos en 1759, realiza interesante reflexiones acerca de porque ahora América es su nueva patria.

Crevecoeur realiza excelentes comparaciones entre los habitantes pobres y ricos de Europa con los de América y la brecha entre ambos es mayor e indigna en Europa donde los grandes castillos contratan con las pobres chozas de los trabajadores. En cambio- en América los pobres tienen la oportunidad de construirse una cabaña digna y cómoda. Él dice en América: “Los ricos y los pobres no están tan lejos unos de otros como en Europa”

Aquí no se contrastan los grandes castillos con la pequeña choza construida en arcilla y la cabaña miserable, donde el ganado y los hombres se ayudan a calentarse mutuamente, y habitan en entre la peste y humo como indigentes”

En América se tiene la oportunidad de trabajar para sí mismo y no para los reyes y princesas. "No tenemos príncipes, por quienes nos afanamos, morimos de hambre y sangramos".

Cierto que los primeros colonos tuvieron que trabajar muy duro, pero notaron que lo que lograban con su trabajo les pertenecía a ellos.

Crevecoeur se cuestiona: “¿Qué apego puede tener un emigrante europeo pobre por un país donde no tenía nada?” De modo que la Independencia y la construcción de una nueva patria fue causa inevitable en todo el continente Americano Algo más que comenta este escritor del siglo XVIII es sobre las razas que componen la nueva raza estadounidense.

“Ingleses, escoceses, irlandeses, franceses, holandeses, alemanes y suecos.” Creo que excluye a un gran número de minorías y en especial a los pobladores originales de América, los indígenas nativos. Mucho menos menciona a los inmigrantes de África, griegos, egipcios, orientales, españoles y otras razas que estuvieron también aunque fueran minoría en Norteamérica. Hasta la fecha la mayor riqueza, en mi opinión personal, de los Estados Unidos continúa siendo la gran diversidad de culturas y razas que la integran y los inmigrantes que siguen llegando de todo el mundo.

Es una tristeza que tantos mexicanos estén emigrando pues México teniendo el potencial y recursos para ser un país con mejor distribución de la riqueza, sin embargo entre malas políticas y corrupción se han propiciado las condiciones para tener un porcentaje muy reducido de ricos y más del 90% de pobres, pues la clase media en extinción. Los inmigrantes clavados en una profunda tristeza e injusticia desesperados están buscando mejores condiciones de vida en países como Estados Unidos donde la pobreza no es tan escandalosa y se puede vivir con un poco más de dignidad. En términos generales. Así que vuelvo nuevamente a la frase ubi pains ubi patria, que todavía es lema de los inmigrantes, donde la persona encuentra las condiciones para una vida digna y desarrolla su potencial humano lo mejor que puede, ahí está la patria que se defiende y por la que se trabaja.

Se encuentra la patria donde hay la oportunidad de un trabajo para tener una vida digna con un buen techo, comida y ropa, y también la oportunidad de adquirir más cultura y conocimientos.

Adalberto Gutiérrez Chávez | Ing. Agrónomo

Donde está el pan está la patria, esta frase en latín fue muy utilizada durante el periodo en que América del Norte se poblaba de inmigrantes Europeos.

Héctor Crevecoeur escritor y filosofo nacido en Francia y que emigró a Estados Unidos en 1759, realiza interesante reflexiones acerca de porque ahora América es su nueva patria.

Crevecoeur realiza excelentes comparaciones entre los habitantes pobres y ricos de Europa con los de América y la brecha entre ambos es mayor e indigna en Europa donde los grandes castillos contratan con las pobres chozas de los trabajadores. En cambio- en América los pobres tienen la oportunidad de construirse una cabaña digna y cómoda. Él dice en América: “Los ricos y los pobres no están tan lejos unos de otros como en Europa”

Aquí no se contrastan los grandes castillos con la pequeña choza construida en arcilla y la cabaña miserable, donde el ganado y los hombres se ayudan a calentarse mutuamente, y habitan en entre la peste y humo como indigentes”

En América se tiene la oportunidad de trabajar para sí mismo y no para los reyes y princesas. "No tenemos príncipes, por quienes nos afanamos, morimos de hambre y sangramos".

Cierto que los primeros colonos tuvieron que trabajar muy duro, pero notaron que lo que lograban con su trabajo les pertenecía a ellos.

Crevecoeur se cuestiona: “¿Qué apego puede tener un emigrante europeo pobre por un país donde no tenía nada?” De modo que la Independencia y la construcción de una nueva patria fue causa inevitable en todo el continente Americano Algo más que comenta este escritor del siglo XVIII es sobre las razas que componen la nueva raza estadounidense.

“Ingleses, escoceses, irlandeses, franceses, holandeses, alemanes y suecos.” Creo que excluye a un gran número de minorías y en especial a los pobladores originales de América, los indígenas nativos. Mucho menos menciona a los inmigrantes de África, griegos, egipcios, orientales, españoles y otras razas que estuvieron también aunque fueran minoría en Norteamérica. Hasta la fecha la mayor riqueza, en mi opinión personal, de los Estados Unidos continúa siendo la gran diversidad de culturas y razas que la integran y los inmigrantes que siguen llegando de todo el mundo.

Es una tristeza que tantos mexicanos estén emigrando pues México teniendo el potencial y recursos para ser un país con mejor distribución de la riqueza, sin embargo entre malas políticas y corrupción se han propiciado las condiciones para tener un porcentaje muy reducido de ricos y más del 90% de pobres, pues la clase media en extinción. Los inmigrantes clavados en una profunda tristeza e injusticia desesperados están buscando mejores condiciones de vida en países como Estados Unidos donde la pobreza no es tan escandalosa y se puede vivir con un poco más de dignidad. En términos generales. Así que vuelvo nuevamente a la frase ubi pains ubi patria, que todavía es lema de los inmigrantes, donde la persona encuentra las condiciones para una vida digna y desarrolla su potencial humano lo mejor que puede, ahí está la patria que se defiende y por la que se trabaja.

Se encuentra la patria donde hay la oportunidad de un trabajo para tener una vida digna con un buen techo, comida y ropa, y también la oportunidad de adquirir más cultura y conocimientos.

Adalberto Gutiérrez Chávez | Ing. Agrónomo