/ sábado 17 de octubre de 2020

Recomiendan médicos a no comprar vacunas contra influenza

No hay insumos en hospitales privados, por lo que si un persona vende la vacuna puede indicar que fue robada

Lo anterior, debido a que hasta la fecha, no hay vacunas para los hospitales privados, por lo que si alguna persona la vende, puede significar que fue robada e incluso afectar la salud de las personas.

RECIBE LAS NOTICIAS DE PORTADA DE PARRAL, CHIHUAHUA Y JUÁREZ ANTES QUE NADIE EN TU EMAIL, ¡SUSCRÍBETE GRATIS!

El médico explicó que ante la temporada alta de influenza que comienza en octubre, es necesario que las personas que forman parte de grupos de riesgo, acudan lo antes posible a vacunarse.

En este grupo están los mayores de 60 años, menores de cinco años, personas con enfermedades crónicas y mujeres embarazadas.

Añadió que la vacuna contra influenza no provoca la enfermedad en quien la recibe, y dijo que los efectos adversos que llegan a presentarse son dolor en la zona de aplicación o un ligero cuadro febril, que se puede solucionar con agua, pues ni siquiera requiere de medicamento.

Por último, el médico invitó a la población en general a mantenerse informada sobre este y otros temas de salud, por fuentes confiables.

Lo anterior, debido a que hasta la fecha, no hay vacunas para los hospitales privados, por lo que si alguna persona la vende, puede significar que fue robada e incluso afectar la salud de las personas.

RECIBE LAS NOTICIAS DE PORTADA DE PARRAL, CHIHUAHUA Y JUÁREZ ANTES QUE NADIE EN TU EMAIL, ¡SUSCRÍBETE GRATIS!

El médico explicó que ante la temporada alta de influenza que comienza en octubre, es necesario que las personas que forman parte de grupos de riesgo, acudan lo antes posible a vacunarse.

En este grupo están los mayores de 60 años, menores de cinco años, personas con enfermedades crónicas y mujeres embarazadas.

Añadió que la vacuna contra influenza no provoca la enfermedad en quien la recibe, y dijo que los efectos adversos que llegan a presentarse son dolor en la zona de aplicación o un ligero cuadro febril, que se puede solucionar con agua, pues ni siquiera requiere de medicamento.

Por último, el médico invitó a la población en general a mantenerse informada sobre este y otros temas de salud, por fuentes confiables.