/ jueves 14 de abril de 2022

El FBI se infiltró un escuadrón japonés para matar a Pancho Villa

El gobierno estadounidense pretendía matar a Pancho Villa con un veneno que se bebía, llamado "de tres días"

El veneno con el que los infiltrados japoneses del FBI buscarían matar a Pancho Villa, se llamaba "de tres días", pues ese era el tiempo en el que un ser vivo tardaba en morir tras ingerirlo. Así lo habían comprobado ellos mismos días atrás luego de suministrárselo a un perro, que agonizó infernalmente hasta que los globos oculares se le desprendieron de las cuencas.

A partir de este momento quiero recibir las noticias a mi celular

Con la certeza de que acabaría con la vida del general, vertieron el letal veneno en el jarro de café negro que el "Centauro del Norte" acostumbraba a beber todos los días. Seguros de que todo lo habían hecho bien, salieron huyendo del campamento villista ubicado en Parral, Chihuahua. En su huida, se detuvieron para comunicar al gobierno estadounidense que la misión había sido un éxito.

El escuadrón nipón del FBI, de no se sabe cuántos integrantes, estaba encabezado por dos hombres: Tsuto Mudyo, de nombre clave Dyo, y un hombre de apellido Hawakawa, reconocido por su criptónimo Jah.

Ambos se habían reunido en junio de 1916 en un café de El Paso, Texas, con el jefe de la oficina del FBI en esa localidad, el agente E.B. Stone.

Acordaron que el escuadrón japonés se infiltraría en la tropas de Villa para, primero, informar lo relacionado con las fortalezas y debilidades del ejército, para luego, capturar al general y entregarlo a la agencia estadounidense.

Te puede interesar: Pedro Alvarado, hombre que marcó la fisonomía de Parral

Los japoneses se infiltraron al ejército de Francisco Villa con la intención de matarlo. Foto: Archivo | UNAM

Tal vez en algún momento de la conversación los japoneses sintieron el peso real de aquella misión, así que le propusieron matar al Centauro, para luego entregarle el cadáver al FBI. El agente E.B. Stone meditó la pregunta, pidió a los nipones que le dieran tiempo de consultarlo con el Departamento de Estado, y luego de unos días, les habría confirmado que también podían entregarlo muerto.

Stone llevó a Dyo y Jah con el capitán Reed, quien estaba a cargo de las labores de inteligencia de la llamada Expedición Punitiva (nombre de la campaña militar del gobierno de Estados Unidos para capturar al jefe revolucionario Francisco Villa). Reed a su vez reunió a los mercenarios japoneses con el médico militar que les daría el frasco con el veneno "de tres días".

El gobierno estadounidense vertió el veneno en el jarro de café negro que Pancho Villa acostumbraba a beber todos los días: Foto: Archivo | UNAM


Una vez con la botella de la poción en la bolsa, los japoneses se infiltraron al ejército de Francisco Villa, lo lograron bajo el argumento de que los había enviado su hermano Hipólito Villa, quien ya en el pasado había recomendado otros sirvientes japoneses leales como Kingo Nonaka, enfermero estrella de la División de Norte, o Gamichi Tatematsu.

¿Villa descubrió la intención que tenían de matarlo?

Como fuera el general no dio tanta importancia a la entrada de los nipones, pues éstos de facto le caían mucho mejor que los chinos. Sin embargo, era 1916, Pancho Villa ya estaba muy desconfiado sobre las repetidas traiciones dentro de sus filas, surgidas tras la derrota de 1915 en Celaya.

Esa desconfianza a todos, no sólo a los japoneses, lo hizo dar a probar primero aquel jarro de café que sirvieron Dyo y Jah a uno de sus soldados, quien se puso grave muy rápido y terminó muriendo.

Fue un escándalo, Villa podía ser aniquilado en una de las batallas de la Expedición Punitiva, pero envenenarlo como a un perro era algo bajo. El asunto fue negado por las autoridades, hasta la fecha.

➡️ Recibe las noticias más relevantes de Chihuahua, Juárez y Parral directo a tu correo electrónico. ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

El veneno con el que los infiltrados japoneses del FBI buscarían matar a Pancho Villa, se llamaba "de tres días", pues ese era el tiempo en el que un ser vivo tardaba en morir tras ingerirlo. Así lo habían comprobado ellos mismos días atrás luego de suministrárselo a un perro, que agonizó infernalmente hasta que los globos oculares se le desprendieron de las cuencas.

A partir de este momento quiero recibir las noticias a mi celular

Con la certeza de que acabaría con la vida del general, vertieron el letal veneno en el jarro de café negro que el "Centauro del Norte" acostumbraba a beber todos los días. Seguros de que todo lo habían hecho bien, salieron huyendo del campamento villista ubicado en Parral, Chihuahua. En su huida, se detuvieron para comunicar al gobierno estadounidense que la misión había sido un éxito.

El escuadrón nipón del FBI, de no se sabe cuántos integrantes, estaba encabezado por dos hombres: Tsuto Mudyo, de nombre clave Dyo, y un hombre de apellido Hawakawa, reconocido por su criptónimo Jah.

Ambos se habían reunido en junio de 1916 en un café de El Paso, Texas, con el jefe de la oficina del FBI en esa localidad, el agente E.B. Stone.

Acordaron que el escuadrón japonés se infiltraría en la tropas de Villa para, primero, informar lo relacionado con las fortalezas y debilidades del ejército, para luego, capturar al general y entregarlo a la agencia estadounidense.

Te puede interesar: Pedro Alvarado, hombre que marcó la fisonomía de Parral

Los japoneses se infiltraron al ejército de Francisco Villa con la intención de matarlo. Foto: Archivo | UNAM

Tal vez en algún momento de la conversación los japoneses sintieron el peso real de aquella misión, así que le propusieron matar al Centauro, para luego entregarle el cadáver al FBI. El agente E.B. Stone meditó la pregunta, pidió a los nipones que le dieran tiempo de consultarlo con el Departamento de Estado, y luego de unos días, les habría confirmado que también podían entregarlo muerto.

Stone llevó a Dyo y Jah con el capitán Reed, quien estaba a cargo de las labores de inteligencia de la llamada Expedición Punitiva (nombre de la campaña militar del gobierno de Estados Unidos para capturar al jefe revolucionario Francisco Villa). Reed a su vez reunió a los mercenarios japoneses con el médico militar que les daría el frasco con el veneno "de tres días".

El gobierno estadounidense vertió el veneno en el jarro de café negro que Pancho Villa acostumbraba a beber todos los días: Foto: Archivo | UNAM


Una vez con la botella de la poción en la bolsa, los japoneses se infiltraron al ejército de Francisco Villa, lo lograron bajo el argumento de que los había enviado su hermano Hipólito Villa, quien ya en el pasado había recomendado otros sirvientes japoneses leales como Kingo Nonaka, enfermero estrella de la División de Norte, o Gamichi Tatematsu.

¿Villa descubrió la intención que tenían de matarlo?

Como fuera el general no dio tanta importancia a la entrada de los nipones, pues éstos de facto le caían mucho mejor que los chinos. Sin embargo, era 1916, Pancho Villa ya estaba muy desconfiado sobre las repetidas traiciones dentro de sus filas, surgidas tras la derrota de 1915 en Celaya.

Esa desconfianza a todos, no sólo a los japoneses, lo hizo dar a probar primero aquel jarro de café que sirvieron Dyo y Jah a uno de sus soldados, quien se puso grave muy rápido y terminó muriendo.

Fue un escándalo, Villa podía ser aniquilado en una de las batallas de la Expedición Punitiva, pero envenenarlo como a un perro era algo bajo. El asunto fue negado por las autoridades, hasta la fecha.

➡️ Recibe las noticias más relevantes de Chihuahua, Juárez y Parral directo a tu correo electrónico. ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Guachochi

Entregan apoyos a damnificados por inundaciones en Gpe. y Calvo

Julio César Chávez y Alfredo “El Caballo" Lozoya, entregaron apoyos a los afectados por las inundaciones que causaron las fuertes lluvias en Guadalupe y Calvo

Policiaca

Asesinan a persona con arma de fuego en colonia Almanceña

Un hecho de sangre se presenta en la colonia Almanceña, donde una persona pierde la vida tras ser agredida con arma de fuego

Parral

Vecinos de Las Américas denuncian desabasto de agua

Colonos de Las Américas enfrentan fallas en el suministro de agua desde hace más de una semana

Sociedad

Asesinan a balazos a comandante de la Policía Municipal en Irapuato

El elemento de Policía Municipal se dirigía a trabajar a la caseta de Villas de Irapuato cuando fue agredido

Gossip

¿La maldición de Valentín Elizalde persigue a su familia? Las muertes misteriosas

El infortunio y la muerte persiguen hoy en día a la familia de "Gallo de oro" Valentín Elizalde quienes parecen sufrir una misteriosa maldición

Sociedad

Tras sepultar a sus hermanos, jesuitas emitirán nuevo pronunciamiento

En Cerocahui iniciamos nuestro camino por la paz: jesuitas piden atender causas estructurales en la sierra

Policiaca

Asesinan a persona con arma de fuego en colonia Almanceña

Un hecho de sangre se presenta en la colonia Almanceña, donde una persona pierde la vida tras ser agredida con arma de fuego

Policiaca

Detenido por robar marcos de la antigua Facultad de Economía

Lo detiene Seguridad Pública con marcos de ventana de la antigua Facultad de Economía