/ martes 3 de agosto de 2021

Santa Bárbara, la ciudad más antigua del estado sobrevive al tiempo

El pueblito minero continúa siendo el corazón de la entidad, de donde emana gran parte de su historia reflejada en sus calles y edificios

Santa Bárbara, la ciudad más antigua del estado de Chihuahua, base de la colonización de los españoles en su llegada hacia el siglo XVI y punto de partida para nuevas expediciones como la ruta que realizó el conquistador de Nuevo México Juan de Oñate, cuna de la religión a la llegada de las Carmelitas Descalzas, la riqueza de sus minas, su mayor fuente de trabajo, una carretera de cuatro carriles que la conecta con la ciudad de Hidalgo del Parral y que le brinda mayor tránsito a la industria; sin embargo, la ciudad más antigua del estado continúa en el olvido, no existe una escuela superior que brinde mayores oportunidades de educación a los jóvenes por lo cual tienen que abandonar a su familia en busca de superación, su mayor mercado laboral continúa radicando en Hidalgo del Parral, el ferrocarril que un día hizo florecer la economía, sólo queda el recuerdo de lo que un día pareció fuera eterno, sus antiguos edificios atestiguan la historia de su tierra, ya que un día esa gran ciudad, estuvo al borde de convertirse en un pueblo fantasma donde sólo existía el recuerdo de la historia.

➡️ Recibe las noticias más relevantes de Chihuahua, Parral y Juárez directo a tu correo electrónico. ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Santa Bárbara tuvo su origen con el descubrimiento de las minas en 1564 por el capitán don Rodrigo del Río de Lossa, ubicada al sur del estado de Chihuahua, colindante al norte con el municipio de San Francisco del Oro, al este con los municipios de Hidalgo del Parral y Matamoros, y al sur con el estado de Durango, actualmente radican alrededor de 12 mil habitantes.

El municipio de Santa Bárbara ocupa territorialmente 424.20 kilómetros cuadrados lo cual representa el 0.16 por ciento de la superficie del estado, tiene 53 localidades de las cuales 52 son rurales, la cabecera municipal es Santa Bárbara, la sección municipal Casa Colorada y las localidades de Punto Alegre, Corral de Piedra, Rancho Cabras, y Estación Empalme Aguilera, San Pedro.

En diversos documentos del siglo XVII se cita a Santa Bárbara como Villa y se le conoció como tal por casi tres siglos; sin embargo, en 1778 la jurisdicción de Santa Bárbara como Alcaldía Mayor en la provincia de la Nueva Vizcaya, se transformó en Subdelegación Real y en 1820 la Constitución de Cádiz la erigió en municipio, pero hacia el año 1930 la legislatura local le concedió la categoría de ciudad.

Su territorio es contrastante ya que las partes en las que se encuentra el Valle de Parral, sus terrenos son planos; al sur y suroeste es montañoso y quebrado, que es donde está ubicada la sierra de Santa Bárbara, cumbres del gato y sierra de los Azules.

Pertenece a la vertiente del Golfo, sus arroyos nacen al pie de la sierra, sus corrientes van a formar parte del Río del Valle, pero antes pasa por la presa del Durazno, por lo tanto una porción va a Villa Matamoros y otras pasan al Río Parral, las aguas que caen al sur de la sierra de la población, forman el Río Florido en territorio del estado de Durango, el cual penetra después a Chihuahua por el municipio de Coronado.

Lleva por nombre Santa Bárbara debido a los favores divinos que podía brindarles a los hombres según las creencias de aquel entonces, ya que era la patrona de los mineros en Europa, y les indicaba dónde encontrar las riquezas.

Entre sus recursos naturales destaca la agricultura de temporal, pero el recurso natural de cuya principal actividad depende la población ha sido y es la minería, que nace con la llegada de los españoles, en la época de la Colonia, sus minas son Alejandría, San Diego, Hidalgo, Tecolotes, Coyote, Segovedad uno y dos, Clarines y Cerro Chino.

La llegada de los primeros vecinos

Para 1556 llegan los primeros mineros, entre ellos Juan de la Parra, y en el año de 1557 ya existían 30 vecinos entre los que destacan Juan de Vázquez, Miguel de Iturralde, Venancio de Castro, Bernardo de Santa Ana y Don Rodrigo de Río y Lossa, ya hacia el 1600 se lograba en el mineral de Santa Bárbara numerar en su padrón hasta siete mil habitantes dedicados al amparo de las minas que producían oro.

Con el descubrimiento y colonización de tierras al norte de la población, el número de habitantes de la comunidad disminuyó ya que entre 1645 y 1860 sobrevivía con tan solo tres mil habitantes; sin embargo, entre el año 1860 y 1900 época del Porfiriato, con la llegada de nuevas formas de explotación y extracción minera la población volvió a aumentar a siete mil habitantes.

Las altas y bajas de la población se debieron al cierre y reajuste de empresas mineras así como a la construcción de casas del sector público fuera de la localidad.

A pesar de su gran desarrollo, gracias a la minería Santa Bárbara continúa sin recibir justicia, ya que no cuenta con una universidad dentro de la localidad, es por ello que los estudiantes tienen que viajar hacia otros lugares buscando mayores oportunidades educativas; sin embargo, el municipio cuenta con seis centros educativos a nivel preescolar, siete primarias, dos secundarias, y un tele bachillerato.

Si bien es cierto que cuenta con asistencia médica, no se compara con el que algún día los habitantes contaban hacia el año 1960 ya que existían tres clínicas médicas con servicio de consulta externa, interna, especializada, rayos x, salas de operación y servicio de traslado; sin embargo, actualmente los nacimientos de santabarbarinos son sumamente escasos por falta de una sala de expulsión, ya que solo se tiene servicio médico de consulta externa, servicio básico del IMSS, Pensiones Civiles del Estado, Centro de Salud, Issste y particulares como médico general, odontólogos, ginecólogos y pediatras.

El Ferrocarril y sus famosos monumentos

Entre 1900 y 1902 ya se encuentra en operaciones la vía y estación del ferrocarril, el cual transportaba minerales, carbón y madera, el tren venía de Jiménez, se detenía en Parral, para llegar a Santa Bárbara, la mano de obra provenía de China, por lo cual un grupo de nativos fundan en Santa Bárbara la colonia China, y la mayor parte se dedicó al comercio, pero su mayor objetivo era llegar a Estados Unidos.

Venustiano Carranza fue uno de los viajeros ilustres que pisaron la estación en 1914, considerado como uno de los patrimonios históricos de la ciudad, una de las características es que el tren tenía que ingresar de reversa.

El famoso y atractivo tren, finalmente dejó de operar en el año de 1985 y actualmente sólo queda el recuerdo de quienes acostumbraban viajar por este medio o quienes esperaban la llegada de alguien querido, ya que ni las vías se salvaron de ser hurtadas.

El reloj público, traído en 1908-1909 desde Alemania, con un costo en ese tiempo de mil pesos, hasta el momento trabaja la máquina original, y toca las notas musicales de una melodía que se hizo muy famosa en su tiempo en la ciudad llamada “Amor Perdido”, la cual está programada a las 6:00 de la mañana, 12:00 del mediodía, 6:00 de la tarde y a las 10:00 de la noche.

Por tradición oral se decía que cuando llegaba el toque de las 10:00 nadie podía estar fuera de su casa, y de llegar a ser sorprendido algún transeúnte después de la citada hora, era ingresado a la cárcel donde permanecía toda la noche, como escarmiento a su falta de atención, además el novio tenía que entregar a su novia antes de tocar la melodía.

La parroquia de Santa Bárbara fue construida en 1571 por misioneros franciscanos; sin embargo, para el 1590 los misioneros jesuitas le añadieron la torre del campanario, de la iglesia salían algunos túneles que terminaban en diferentes puntos y que servían para que los primeros colonizadores escaparan de los ataques de los pobladores originarios que se resistian a la conquista.

El monumento a la Unidad Chihuahuense, se buscó que en los festejos por el cuarto centenario de la fundación de la población, los 67 municipios del estado de Chihuahua, aportaran un bloque o piedra con los datos distintivos de su municipio, para de esta manera conformar una especie de pirámide con todos los bloques y establecer simbólicamente la unidad chihuahuense.

Santa Bárbara continúa siendo el corazón del estado, de donde emana gran parte de su historia reflejada en sus calles y edificios, los cuales mantienen latente el corazón de todos los santabarbarinos que siendo fieles a su lema Valor, Trabajo, Hospitalidad, reciben con gran cariño a todos los visitantes que desean admirar la belleza de su historia.

Santa Bárbara, la ciudad más antigua del estado de Chihuahua, base de la colonización de los españoles en su llegada hacia el siglo XVI y punto de partida para nuevas expediciones como la ruta que realizó el conquistador de Nuevo México Juan de Oñate, cuna de la religión a la llegada de las Carmelitas Descalzas, la riqueza de sus minas, su mayor fuente de trabajo, una carretera de cuatro carriles que la conecta con la ciudad de Hidalgo del Parral y que le brinda mayor tránsito a la industria; sin embargo, la ciudad más antigua del estado continúa en el olvido, no existe una escuela superior que brinde mayores oportunidades de educación a los jóvenes por lo cual tienen que abandonar a su familia en busca de superación, su mayor mercado laboral continúa radicando en Hidalgo del Parral, el ferrocarril que un día hizo florecer la economía, sólo queda el recuerdo de lo que un día pareció fuera eterno, sus antiguos edificios atestiguan la historia de su tierra, ya que un día esa gran ciudad, estuvo al borde de convertirse en un pueblo fantasma donde sólo existía el recuerdo de la historia.

➡️ Recibe las noticias más relevantes de Chihuahua, Parral y Juárez directo a tu correo electrónico. ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Santa Bárbara tuvo su origen con el descubrimiento de las minas en 1564 por el capitán don Rodrigo del Río de Lossa, ubicada al sur del estado de Chihuahua, colindante al norte con el municipio de San Francisco del Oro, al este con los municipios de Hidalgo del Parral y Matamoros, y al sur con el estado de Durango, actualmente radican alrededor de 12 mil habitantes.

El municipio de Santa Bárbara ocupa territorialmente 424.20 kilómetros cuadrados lo cual representa el 0.16 por ciento de la superficie del estado, tiene 53 localidades de las cuales 52 son rurales, la cabecera municipal es Santa Bárbara, la sección municipal Casa Colorada y las localidades de Punto Alegre, Corral de Piedra, Rancho Cabras, y Estación Empalme Aguilera, San Pedro.

En diversos documentos del siglo XVII se cita a Santa Bárbara como Villa y se le conoció como tal por casi tres siglos; sin embargo, en 1778 la jurisdicción de Santa Bárbara como Alcaldía Mayor en la provincia de la Nueva Vizcaya, se transformó en Subdelegación Real y en 1820 la Constitución de Cádiz la erigió en municipio, pero hacia el año 1930 la legislatura local le concedió la categoría de ciudad.

Su territorio es contrastante ya que las partes en las que se encuentra el Valle de Parral, sus terrenos son planos; al sur y suroeste es montañoso y quebrado, que es donde está ubicada la sierra de Santa Bárbara, cumbres del gato y sierra de los Azules.

Pertenece a la vertiente del Golfo, sus arroyos nacen al pie de la sierra, sus corrientes van a formar parte del Río del Valle, pero antes pasa por la presa del Durazno, por lo tanto una porción va a Villa Matamoros y otras pasan al Río Parral, las aguas que caen al sur de la sierra de la población, forman el Río Florido en territorio del estado de Durango, el cual penetra después a Chihuahua por el municipio de Coronado.

Lleva por nombre Santa Bárbara debido a los favores divinos que podía brindarles a los hombres según las creencias de aquel entonces, ya que era la patrona de los mineros en Europa, y les indicaba dónde encontrar las riquezas.

Entre sus recursos naturales destaca la agricultura de temporal, pero el recurso natural de cuya principal actividad depende la población ha sido y es la minería, que nace con la llegada de los españoles, en la época de la Colonia, sus minas son Alejandría, San Diego, Hidalgo, Tecolotes, Coyote, Segovedad uno y dos, Clarines y Cerro Chino.

La llegada de los primeros vecinos

Para 1556 llegan los primeros mineros, entre ellos Juan de la Parra, y en el año de 1557 ya existían 30 vecinos entre los que destacan Juan de Vázquez, Miguel de Iturralde, Venancio de Castro, Bernardo de Santa Ana y Don Rodrigo de Río y Lossa, ya hacia el 1600 se lograba en el mineral de Santa Bárbara numerar en su padrón hasta siete mil habitantes dedicados al amparo de las minas que producían oro.

Con el descubrimiento y colonización de tierras al norte de la población, el número de habitantes de la comunidad disminuyó ya que entre 1645 y 1860 sobrevivía con tan solo tres mil habitantes; sin embargo, entre el año 1860 y 1900 época del Porfiriato, con la llegada de nuevas formas de explotación y extracción minera la población volvió a aumentar a siete mil habitantes.

Las altas y bajas de la población se debieron al cierre y reajuste de empresas mineras así como a la construcción de casas del sector público fuera de la localidad.

A pesar de su gran desarrollo, gracias a la minería Santa Bárbara continúa sin recibir justicia, ya que no cuenta con una universidad dentro de la localidad, es por ello que los estudiantes tienen que viajar hacia otros lugares buscando mayores oportunidades educativas; sin embargo, el municipio cuenta con seis centros educativos a nivel preescolar, siete primarias, dos secundarias, y un tele bachillerato.

Si bien es cierto que cuenta con asistencia médica, no se compara con el que algún día los habitantes contaban hacia el año 1960 ya que existían tres clínicas médicas con servicio de consulta externa, interna, especializada, rayos x, salas de operación y servicio de traslado; sin embargo, actualmente los nacimientos de santabarbarinos son sumamente escasos por falta de una sala de expulsión, ya que solo se tiene servicio médico de consulta externa, servicio básico del IMSS, Pensiones Civiles del Estado, Centro de Salud, Issste y particulares como médico general, odontólogos, ginecólogos y pediatras.

El Ferrocarril y sus famosos monumentos

Entre 1900 y 1902 ya se encuentra en operaciones la vía y estación del ferrocarril, el cual transportaba minerales, carbón y madera, el tren venía de Jiménez, se detenía en Parral, para llegar a Santa Bárbara, la mano de obra provenía de China, por lo cual un grupo de nativos fundan en Santa Bárbara la colonia China, y la mayor parte se dedicó al comercio, pero su mayor objetivo era llegar a Estados Unidos.

Venustiano Carranza fue uno de los viajeros ilustres que pisaron la estación en 1914, considerado como uno de los patrimonios históricos de la ciudad, una de las características es que el tren tenía que ingresar de reversa.

El famoso y atractivo tren, finalmente dejó de operar en el año de 1985 y actualmente sólo queda el recuerdo de quienes acostumbraban viajar por este medio o quienes esperaban la llegada de alguien querido, ya que ni las vías se salvaron de ser hurtadas.

El reloj público, traído en 1908-1909 desde Alemania, con un costo en ese tiempo de mil pesos, hasta el momento trabaja la máquina original, y toca las notas musicales de una melodía que se hizo muy famosa en su tiempo en la ciudad llamada “Amor Perdido”, la cual está programada a las 6:00 de la mañana, 12:00 del mediodía, 6:00 de la tarde y a las 10:00 de la noche.

Por tradición oral se decía que cuando llegaba el toque de las 10:00 nadie podía estar fuera de su casa, y de llegar a ser sorprendido algún transeúnte después de la citada hora, era ingresado a la cárcel donde permanecía toda la noche, como escarmiento a su falta de atención, además el novio tenía que entregar a su novia antes de tocar la melodía.

La parroquia de Santa Bárbara fue construida en 1571 por misioneros franciscanos; sin embargo, para el 1590 los misioneros jesuitas le añadieron la torre del campanario, de la iglesia salían algunos túneles que terminaban en diferentes puntos y que servían para que los primeros colonizadores escaparan de los ataques de los pobladores originarios que se resistian a la conquista.

El monumento a la Unidad Chihuahuense, se buscó que en los festejos por el cuarto centenario de la fundación de la población, los 67 municipios del estado de Chihuahua, aportaran un bloque o piedra con los datos distintivos de su municipio, para de esta manera conformar una especie de pirámide con todos los bloques y establecer simbólicamente la unidad chihuahuense.

Santa Bárbara continúa siendo el corazón del estado, de donde emana gran parte de su historia reflejada en sus calles y edificios, los cuales mantienen latente el corazón de todos los santabarbarinos que siendo fieles a su lema Valor, Trabajo, Hospitalidad, reciben con gran cariño a todos los visitantes que desean admirar la belleza de su historia.

Parral

Aumenta 3.6% nivel educativo en la ciudad

Del total de población analfabeta, 48.5 por ciento correspondió a hombres y 51.5 por ciento a mujeres

Jiménez

Asigna Jiménez 16 carteras de trabajo para regidores

Se llevó a cabo la sesión de Cabildo, donde se destacó el nombramiento de comisiones

Parral

Prevé Cappsifam repunte en atenciones psicológicas en menores

En lo que va del 2021 se han atendido a un total de 97 jóvenes de edades que van desde los 4 hasta los 17 años

Jiménez

Asigna Jiménez 16 carteras de trabajo para regidores

Se llevó a cabo la sesión de Cabildo, donde se destacó el nombramiento de comisiones

Cultura

¿Qué eran los museos antes de ser museos? Salón de Cabildos

Un recorrido auditivo que te llevará por este espacio poco explorado y de gran valor histórico en la CdMx

Juárez

Capturan en Juárez a acusado de privar de la libertad a mujer y niño, en Parral

Los hechos que se le imputan al hoy detenido, identificado como Raúl C. M. de 35 años, ocurrieron la noche del 23 de diciembre de 2018

Parral

Designan trabajo para las comisiones en el poder legislativo del Estado

Instalaron de manera formal los trabajos de las comisiones de Asuntos Fronterizos, de Igualdad, de Juventud y Niñez y de Pueblos y Comunidades Indígenas

El Paso

Desierto de Chihuahua es promovido en el Zoológico de El Paso

El evento conocido como “Chihuahuan Desert Fiesta” se llevará a cabo este sábado y domingo, donde el Zoológico y Jardín Botánico de El Paso

Parral

Invita Sedena al canje de armas, en Delicias

De haber buena respuesta, se replicará en municipios de la región