/ sábado 10 de julio de 2021

Niño rarámuri es campeón goleador

Anotó 101 goles esta temporada; recibió su trofeo dentro de la categoría 2012 – 2013

Gael Vega Negrete, de la comunidad de San Andrés y con solo nueve años de edad, ya sobresale en el futbol. Él es niño de la etnia rarámuri, que a pesar de la falta de apoyos lleva su pasión del balompié en la sangre. Es considerado ganador del título goleador de temporada al llevar 101 goles, el cual recibió su trofeo dentro de la categoría 2012 – 2013, actualmente está jugando en dos equipos infantiles junto con su primo Irving, quien también disfruta de este deporte.

➡️ Recibe las noticias más relevantes de Parral, Chihuahua y Juárez directo a tu correo electrónico. ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Ellos viven en la calle José Vélez número 14, en la comunidad indígena de San Andrés. Sin embargo, debido a las condiciones económicas de su familia, les es difícil comprarles “chutes”, calzado para poder jugar en la cancha y de un buen balón para poder continuar jugando. Por lo general, practican a diario en la cancha de la escuela que se encuentra a un costado de su casa, ya a su corta edad está entrenado a otros niños menores de cinco a seis años, poniendo el ejemplo y dando testimonio de que hacer deporte es una buena alternativa de vida.

Don Guillermo Negrete, abuelo del niño, indicó que desde los cinco años comenzó a agarrar el balón. Su padre Armando y sus tíos han jugado siempre este deporte. Ellos han sido ejemplo para que Gael comenzara a jugar, junto con Gael su primo Irving Vega, también de nueve años, han sido pareja en los equipos, solo que a él le ha gustado más la portería, los dos están estudiando el cuarto grado de primaria en la escuela bilingüe Mati- Sike, de la comunidad de San Andrés y juegan en el equipo “Estrella” y “Namipa” en la categoría infantil.

El niño Gael Negrete, indicó que su tío “Ricky” ha sido ejemplo para jugar el futbol, es por ello que lleva la playera número 11, número que llevaba en vida su tío ya que fue asesinado víctima de la violencia. Así también, el trofeo de campeón goleador se lo dedica para continuar honrando su memoria, esta copa la colocó a un costado de su tío junto a la virgen de Guadalupe, platicó que en una ocasión una amiga le tuvo que prestar unos tenis para jugar en la cancha, ya que los que traía ya no servían, comentó que a él le gustaría ser apoyado por alguien, ya que a pesar de no tener un entrenador le echan ganas y ganan.

Los dos niños son de la etnia rarámuri y desde muy pequeños han tenido gusto por el futbol. Don Guillermo señaló que para ellos es un orgullo, no por ser tarahumaras carecen de talento, ya que a veces la sociedad tiene el prejuicio de discriminarlos; sin embargo, como cualquier persona, los niños pueden destacar en los deportes o en los estudios; así también, indicó que Gael ya es campeón goleador, al anotar en la temporada 101 goles, y es por ello que le dieron su copa, pudieron haber ganado la final si desde un principio hubieran jugado, ya que entraron a medio tiempo y el equipo contrario iba ganando 3 goles a uno.

Por su parte, Amelia Negrete, mamá de Gael, señaló que para ellos es muy difícil estarles comprando tenis y pelotas para que jueguen este deporte, siempre su abuelo es quien carga con los gastos y siempre los ha apoyado, los lleva a los partidos, se tiene que pagar el arbitraje que es de 150 pesos, les da dinero para que coman, ya sea unas papitas y una soda, en ocasiones es difícil para la familia comprarles los “chutes” o tenis para que entren a la cancha a jugar, así también los uniformes los tiene que pagar en abonos, ya que el equipo no cuenta con un patrocinador, sin contar que también necesitan balones y están caros.

Gael Vega Negrete, de la comunidad de San Andrés y con solo nueve años de edad, ya sobresale en el futbol. Él es niño de la etnia rarámuri, que a pesar de la falta de apoyos lleva su pasión del balompié en la sangre. Es considerado ganador del título goleador de temporada al llevar 101 goles, el cual recibió su trofeo dentro de la categoría 2012 – 2013, actualmente está jugando en dos equipos infantiles junto con su primo Irving, quien también disfruta de este deporte.

➡️ Recibe las noticias más relevantes de Parral, Chihuahua y Juárez directo a tu correo electrónico. ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Ellos viven en la calle José Vélez número 14, en la comunidad indígena de San Andrés. Sin embargo, debido a las condiciones económicas de su familia, les es difícil comprarles “chutes”, calzado para poder jugar en la cancha y de un buen balón para poder continuar jugando. Por lo general, practican a diario en la cancha de la escuela que se encuentra a un costado de su casa, ya a su corta edad está entrenado a otros niños menores de cinco a seis años, poniendo el ejemplo y dando testimonio de que hacer deporte es una buena alternativa de vida.

Don Guillermo Negrete, abuelo del niño, indicó que desde los cinco años comenzó a agarrar el balón. Su padre Armando y sus tíos han jugado siempre este deporte. Ellos han sido ejemplo para que Gael comenzara a jugar, junto con Gael su primo Irving Vega, también de nueve años, han sido pareja en los equipos, solo que a él le ha gustado más la portería, los dos están estudiando el cuarto grado de primaria en la escuela bilingüe Mati- Sike, de la comunidad de San Andrés y juegan en el equipo “Estrella” y “Namipa” en la categoría infantil.

El niño Gael Negrete, indicó que su tío “Ricky” ha sido ejemplo para jugar el futbol, es por ello que lleva la playera número 11, número que llevaba en vida su tío ya que fue asesinado víctima de la violencia. Así también, el trofeo de campeón goleador se lo dedica para continuar honrando su memoria, esta copa la colocó a un costado de su tío junto a la virgen de Guadalupe, platicó que en una ocasión una amiga le tuvo que prestar unos tenis para jugar en la cancha, ya que los que traía ya no servían, comentó que a él le gustaría ser apoyado por alguien, ya que a pesar de no tener un entrenador le echan ganas y ganan.

Los dos niños son de la etnia rarámuri y desde muy pequeños han tenido gusto por el futbol. Don Guillermo señaló que para ellos es un orgullo, no por ser tarahumaras carecen de talento, ya que a veces la sociedad tiene el prejuicio de discriminarlos; sin embargo, como cualquier persona, los niños pueden destacar en los deportes o en los estudios; así también, indicó que Gael ya es campeón goleador, al anotar en la temporada 101 goles, y es por ello que le dieron su copa, pudieron haber ganado la final si desde un principio hubieran jugado, ya que entraron a medio tiempo y el equipo contrario iba ganando 3 goles a uno.

Por su parte, Amelia Negrete, mamá de Gael, señaló que para ellos es muy difícil estarles comprando tenis y pelotas para que jueguen este deporte, siempre su abuelo es quien carga con los gastos y siempre los ha apoyado, los lleva a los partidos, se tiene que pagar el arbitraje que es de 150 pesos, les da dinero para que coman, ya sea unas papitas y una soda, en ocasiones es difícil para la familia comprarles los “chutes” o tenis para que entren a la cancha a jugar, así también los uniformes los tiene que pagar en abonos, ya que el equipo no cuenta con un patrocinador, sin contar que también necesitan balones y están caros.

Parral

Marcha Lgbtq+ en Parral se llevará a cabo el sábado 22 de junio

En el marco del mes del orgullo, el contingente saldrá desde la avenida Tecnológico y terminará en la Plaza de la Identidad

Parral

Luego de tres años, buscan a joven desaparecido en Parral

Jesús Gerardo Cano hoy tendría 26 años de edad, sin embargo, desde el 2021 los familiares perdieron comunicación y rastro de él

Chihuahua

Localiza FEM en Sinaloa a adolescente desaparecida en Ciudad Juárez

Monitoreo de redes sociales y realización de entrevistas, fueron esenciales para localizarla

Deportes

¡Orgullo chihuahuense! Jair Portillo se queda con el oro en salto de altura

El cuauhtemense ganó en el torneo True Athletes Classics de Alemania

Parral

Amparo obliga al Gobierno Federal a sofocar incendios forestales en Chihuahua

El abogado Manuel Jurado informó que un juez federal concedió una suspensión provisional en la que se obliga a la Federación a destinar recursos necesarios