/ miércoles 7 de abril de 2021

Ojo de Atotonilco, víctima de la sequía y burocracia

Hoy es solo un arroyo donde los lugareños excavan con la esperanza de que emane el preciado líquido  

Jiménez, Chih.- Ojo de Atotonilco en López, una víctima de las delgadas líneas que dividen la sequía, la sobre explotación presuntamente ilegal, el ecocidio y la muda e inaccesible burocracia. El cuerpo de agua, ícono y orgullo que albergaba un interesante ecosistema, hoy solo es un arroyo con ligeros estancamientos que los lugareños pican con la esperanza de que vuelva a emanar agua.

RECIBE LAS NOTICIAS DE PORTADA DE PARRAL, CHIHUAHUA Y JUÁREZ ANTES QUE NADIE EN TU EMAIL, ¡SUSCRÍBETE GRATIS!

¡Se secó el ojo! ¡Se secó el ojo! Así lo lamentan los habitantes que con tristeza ven como este oasis en medio del desierto, se asemeja más a los secarrales polvientos.

Referido en los antiguos escritos como un manantial o un espejo, ni siquiera emula la grandeza que sirvió como factor para la conformación de asentamientos de los indios Tobosos, así como de las órdenes de los Franciscanos durante la colonización.

LA SEQUÍA

Si bien el tema y el concepto de sequía no son una novedad, en la región de Jiménez, López y Coronado, se ha venido prolongando cuatro años.

En un distrito donde la media anual de precipitaciones es de entre 300 y 400 milímetros, en los últimos dos años, cuando el cielo ha sido generoso se han contabilizado sólo 170.

Esto, sin contar el abatimiento de los mantos freáticos, que pareciera que en acto de defensa, cada vez esconden más el preciado líquido de sus entrañas, obligando al hombre a extraer de profundidades cada vez mayores, cargada de contaminantes y metales pesados; pero esa es otra historia.

LAS AGUAS DEL OJO PARA RIEGO

Nadie sabe desde cuándo y las autoridades que conocen el dato no lo han revelado, las aguas del Ojo de Atotonilco se concesionaron para el riego de tierras de cultivo. Según el último dato encontrado en internet, en el Diario Oficial de la Federación, la última sentencia emitida tras un juicio agrario en 1996 otorgaba el acceso a las aguas para uso agrícola.

La sentencia establecía que se asignarían 270 mil metros cúbicos al año del recurso hídrico para el riego de 40 hectáreas en Santa María, San Luís y San Felipe.

Por años el Ojo de Atotonilco, u Ojo de Villa López, dio caudal suficiente que derramaba por las compuertas que conducían por medio de acequias.

SE COLOCÓ UNA BOMBA PARA EXTRAER AGUA DEL MANANTIAL

Del 20 al 24 de julio del año pasado hubo fuertes lluvias que derivaron en la bajada del río. En ese mes se colocó una bomba para extraer.

El 26 de julio fue prendida por primera vez la bomba tres días, lo que derivó en que la corriente bajara. Después de ser apagada la bomba, el Ojo de Atotonilco recuperó su nivel.

Aseguran que desde el 13 de agosto y hasta septiembre la bomba permaneció encendida las 24 horas, lo que provocó que el patrimonio de los lopenses se secara.

HABITANTES CUESTIONAN LA LEGALIDAD DE LA BOMBA

Lugareños que adolecen y sienten el luto por la pérdida de este atractivo, que les alcanzaba para entrar en la lista de Pueblos Mágicos, cuestionan la legalidad de la bomba.

Existen dudas sobre si Conagua dio la venia para instalar el equipo y si la concesión para el uso de aguas permite explotar más allá de los excedentes.

Las autoridades, como Conagua, no voltean ni se inmutan, quejosos aseguran que su clamor ya ha sido presentado pero nada ha pasado.

¿CUÁNTA AGUA EXTRAJO ESTA BOMBA?

Si bien sin los datos del equipo resulta imposible determinar la cantidad de agua extraída del Ojo de Atotonilco, se puede estimar al compararla con una bomba de características similares. Una de seis pulgadas puede extraer 4 mil 100 litros por minuto y hasta 246 mil por hora. En un día bombearía cinco millones 904 mil litros.

DE LA SEQUÍA AL ECOCIDIO

Y es que la afectación no sólo desapareció el cuerpo de agua, sino al complejo ecosistema que coexistía en el manantial, habitado desde el origen de los tiempos por una variedad endémica, de tortuga Caparazón blanco.

No por nada dicho animal es utilizado como imagen y parte del logotipo en la administración municipal. El Ojo era hábitat de especies como peces, garzas y aves gallaretas.

PICAN LOS VENEROS CON LA ESPERANZA DE QUE SALGA AGUA

Para muchos lopenses el Ojo era el paraíso en la tierra, sólo queda un arroyo con estancamientos como los veneros que dieron origen al manantial.

Con tristeza, donde además de la abundancia natural, no había contingencia sanitaria que nos impidiera salir, acuden al Ojo, a cuyo cauce pueden acceder sin remangar sus pantalones y quitarse el calzado, pues no hay agua.

Con nostalgia y esperanza, con varas y ramas secas excavan con la intención de ver si de nueva cuenta comienza a brotar agua.

¿POR QUÉ SE SECÓ EL OJO?

Esa es la pregunta del millón de dólares, el panorama pudiera haber sido inevitable de prolongarse la escasez de lluvia, no se descarta que la bomba y la sobreexplotación hayan acelerado la extinción de este paraíso. Lo peor es que nadie se ha preocupado por investigar, realizar un estudio o sancionar a los responsables.

El OJO Y LA LEY DE AGUAS NACIONALES

La Ley de Aguas Nacionales es un documento amplio, se pudieron ubicar tres casos, de los cuales al menos uno de los que ocurrieron en el Ojo de Atotonilco u Ojo de Villa López, está infringiendo la normativa.

El primer supuesto es la bomba, que de no contar con la autorización estaría contraviniendo la ley para el aprovechamiento de aguas.

De haberse extraído mayor volumen del permitido se estaría violentando el artículo que versa: Disponer del agua en volúmenes mayores a una quinta parte que los autorizados.

La fracción IX indica que es motivo de sanción dañar ecosistemas como consecuencia de la explotación, uso o aprovechamiento de aguas nacionales, lo que lamentablemente ocurrió.

Dicha ley de aguas nacionales, contempla sanciones que van desde los 200 a los 20 mil salarios mínimos, aunado a la revocación, anulación y/o extinción del título de concesión, pero no especifica para cada una de las situaciones antes mencionadas.

CONAGUA A NIVEL LOCAL

El ingeniero Ramón Carmona, titular de La Comisión Nacional del Agua, en Jiménez, precisó de manera inicial que el citado cuerpo acuático, no es de su injerencia, ya que las áreas de su competencia se limitan a las presas pico de águila, San Gabriel y la planta derivadora Arreola.

Sin embargo, fue enfático en que para poder afirmar si en el ojo de Villa López se incurrió en alguna falta, es necesario conocer a detalle el reglamento del título de concesión, para ver, si este permite extraer más agua de la excedente, ello haciendo referencia a la bomba que se colocó, así como también que tantos derechos de explotación o aprovechamiento se concede a los beneficiarios.

Indicó que esos, y más datos, los puede otorgar CONAGUA en la ciudad de Chihuahua, ya que es ahí donde se abordan este tipo de temáticas. Ante ello, se intentó contactar al área de comunicación social de la dependencia en la capital del Estado, pero no fue posible ni siquiera lograr el contacto para solicitar la información, la cual se tuvo que solicitar por transparencia, esperando que en breve, se pueda conocer qué ocurre en el Ojo de Villa López.

Jiménez, Chih.- Ojo de Atotonilco en López, una víctima de las delgadas líneas que dividen la sequía, la sobre explotación presuntamente ilegal, el ecocidio y la muda e inaccesible burocracia. El cuerpo de agua, ícono y orgullo que albergaba un interesante ecosistema, hoy solo es un arroyo con ligeros estancamientos que los lugareños pican con la esperanza de que vuelva a emanar agua.

RECIBE LAS NOTICIAS DE PORTADA DE PARRAL, CHIHUAHUA Y JUÁREZ ANTES QUE NADIE EN TU EMAIL, ¡SUSCRÍBETE GRATIS!

¡Se secó el ojo! ¡Se secó el ojo! Así lo lamentan los habitantes que con tristeza ven como este oasis en medio del desierto, se asemeja más a los secarrales polvientos.

Referido en los antiguos escritos como un manantial o un espejo, ni siquiera emula la grandeza que sirvió como factor para la conformación de asentamientos de los indios Tobosos, así como de las órdenes de los Franciscanos durante la colonización.

LA SEQUÍA

Si bien el tema y el concepto de sequía no son una novedad, en la región de Jiménez, López y Coronado, se ha venido prolongando cuatro años.

En un distrito donde la media anual de precipitaciones es de entre 300 y 400 milímetros, en los últimos dos años, cuando el cielo ha sido generoso se han contabilizado sólo 170.

Esto, sin contar el abatimiento de los mantos freáticos, que pareciera que en acto de defensa, cada vez esconden más el preciado líquido de sus entrañas, obligando al hombre a extraer de profundidades cada vez mayores, cargada de contaminantes y metales pesados; pero esa es otra historia.

LAS AGUAS DEL OJO PARA RIEGO

Nadie sabe desde cuándo y las autoridades que conocen el dato no lo han revelado, las aguas del Ojo de Atotonilco se concesionaron para el riego de tierras de cultivo. Según el último dato encontrado en internet, en el Diario Oficial de la Federación, la última sentencia emitida tras un juicio agrario en 1996 otorgaba el acceso a las aguas para uso agrícola.

La sentencia establecía que se asignarían 270 mil metros cúbicos al año del recurso hídrico para el riego de 40 hectáreas en Santa María, San Luís y San Felipe.

Por años el Ojo de Atotonilco, u Ojo de Villa López, dio caudal suficiente que derramaba por las compuertas que conducían por medio de acequias.

SE COLOCÓ UNA BOMBA PARA EXTRAER AGUA DEL MANANTIAL

Del 20 al 24 de julio del año pasado hubo fuertes lluvias que derivaron en la bajada del río. En ese mes se colocó una bomba para extraer.

El 26 de julio fue prendida por primera vez la bomba tres días, lo que derivó en que la corriente bajara. Después de ser apagada la bomba, el Ojo de Atotonilco recuperó su nivel.

Aseguran que desde el 13 de agosto y hasta septiembre la bomba permaneció encendida las 24 horas, lo que provocó que el patrimonio de los lopenses se secara.

HABITANTES CUESTIONAN LA LEGALIDAD DE LA BOMBA

Lugareños que adolecen y sienten el luto por la pérdida de este atractivo, que les alcanzaba para entrar en la lista de Pueblos Mágicos, cuestionan la legalidad de la bomba.

Existen dudas sobre si Conagua dio la venia para instalar el equipo y si la concesión para el uso de aguas permite explotar más allá de los excedentes.

Las autoridades, como Conagua, no voltean ni se inmutan, quejosos aseguran que su clamor ya ha sido presentado pero nada ha pasado.

¿CUÁNTA AGUA EXTRAJO ESTA BOMBA?

Si bien sin los datos del equipo resulta imposible determinar la cantidad de agua extraída del Ojo de Atotonilco, se puede estimar al compararla con una bomba de características similares. Una de seis pulgadas puede extraer 4 mil 100 litros por minuto y hasta 246 mil por hora. En un día bombearía cinco millones 904 mil litros.

DE LA SEQUÍA AL ECOCIDIO

Y es que la afectación no sólo desapareció el cuerpo de agua, sino al complejo ecosistema que coexistía en el manantial, habitado desde el origen de los tiempos por una variedad endémica, de tortuga Caparazón blanco.

No por nada dicho animal es utilizado como imagen y parte del logotipo en la administración municipal. El Ojo era hábitat de especies como peces, garzas y aves gallaretas.

PICAN LOS VENEROS CON LA ESPERANZA DE QUE SALGA AGUA

Para muchos lopenses el Ojo era el paraíso en la tierra, sólo queda un arroyo con estancamientos como los veneros que dieron origen al manantial.

Con tristeza, donde además de la abundancia natural, no había contingencia sanitaria que nos impidiera salir, acuden al Ojo, a cuyo cauce pueden acceder sin remangar sus pantalones y quitarse el calzado, pues no hay agua.

Con nostalgia y esperanza, con varas y ramas secas excavan con la intención de ver si de nueva cuenta comienza a brotar agua.

¿POR QUÉ SE SECÓ EL OJO?

Esa es la pregunta del millón de dólares, el panorama pudiera haber sido inevitable de prolongarse la escasez de lluvia, no se descarta que la bomba y la sobreexplotación hayan acelerado la extinción de este paraíso. Lo peor es que nadie se ha preocupado por investigar, realizar un estudio o sancionar a los responsables.

El OJO Y LA LEY DE AGUAS NACIONALES

La Ley de Aguas Nacionales es un documento amplio, se pudieron ubicar tres casos, de los cuales al menos uno de los que ocurrieron en el Ojo de Atotonilco u Ojo de Villa López, está infringiendo la normativa.

El primer supuesto es la bomba, que de no contar con la autorización estaría contraviniendo la ley para el aprovechamiento de aguas.

De haberse extraído mayor volumen del permitido se estaría violentando el artículo que versa: Disponer del agua en volúmenes mayores a una quinta parte que los autorizados.

La fracción IX indica que es motivo de sanción dañar ecosistemas como consecuencia de la explotación, uso o aprovechamiento de aguas nacionales, lo que lamentablemente ocurrió.

Dicha ley de aguas nacionales, contempla sanciones que van desde los 200 a los 20 mil salarios mínimos, aunado a la revocación, anulación y/o extinción del título de concesión, pero no especifica para cada una de las situaciones antes mencionadas.

CONAGUA A NIVEL LOCAL

El ingeniero Ramón Carmona, titular de La Comisión Nacional del Agua, en Jiménez, precisó de manera inicial que el citado cuerpo acuático, no es de su injerencia, ya que las áreas de su competencia se limitan a las presas pico de águila, San Gabriel y la planta derivadora Arreola.

Sin embargo, fue enfático en que para poder afirmar si en el ojo de Villa López se incurrió en alguna falta, es necesario conocer a detalle el reglamento del título de concesión, para ver, si este permite extraer más agua de la excedente, ello haciendo referencia a la bomba que se colocó, así como también que tantos derechos de explotación o aprovechamiento se concede a los beneficiarios.

Indicó que esos, y más datos, los puede otorgar CONAGUA en la ciudad de Chihuahua, ya que es ahí donde se abordan este tipo de temáticas. Ante ello, se intentó contactar al área de comunicación social de la dependencia en la capital del Estado, pero no fue posible ni siquiera lograr el contacto para solicitar la información, la cual se tuvo que solicitar por transparencia, esperando que en breve, se pueda conocer qué ocurre en el Ojo de Villa López.

Parral

La sierra registra el mayor índice de rezago social del estado

Guadalupe y Calvo, Guachochi y Balleza presentan estancamiento en variables de educación y de acceso a servicios de salud

Parral

Mañana realizarán el primer homenaje a pilotos de la región

Por primera vez  se recordará a los que han perdido la vida y de gran trayectoria, estarán presentes pilotos de los estados de Sonora, Durango y Chihuahua

Policiaca

Intentó tirar de la escalera a su pareja; fue detenido

Ffue remitido a los separos de la Comandancia Municipal, para su posterior consigna al Ministerio Público, por el delito de violencia familiar

Policiaca

Vuelca camión cargado con pollo en Jiménez; la rapiña no se hizo esperar

Este camión se encontraba acoplado a un remolque tipo caja refrigerada, en la que transportaba contenedores con varias toneladas de pollo congelado

Policiaca

Conductora vuelca en la avenida Juárez

Por causas que hasta el momento no se han precisado, este vehículo volcó, quedando con los neumáticos hacia arriba

Parral

Envía César Peña mensaje de aliento a exalcalde Alfredo Lozoya

“A nombre de mi familia y propio le enviamos un abrazo y un mensaje de aliento y agradecemos a Dios que solo hayan sido daños materiales, falta mucho por cabalgar amigo” expresó

Delicias

Organizan mesa de trabajo con funcionarios de Conagua en Delicias

Expondrán a los servidores públicos la gobernanza del agua, desde las presas La Boquilla y Francisco I. Madero hasta la desembocadura del río Conchos en el Bravo

Parral

Por segundo año se suspende el desfile militar en la ciudad

Durante la mañana de ayer las calles lucieron desoladas, poca gente salió al centro de Parral