/ lunes 23 de octubre de 2023

Crisis en Jiménez; duplican la profundidad de los pozos para extraer agua

La escasa lluvia en la región ha llevado a duplicar o triplicar la profundidad de los pozos, para lograr acceder al vital líquido

La región de Jiménez se encuentra inmersa en una preocupante crisis hídrica, a medida que, 966 pozos agrícolas han tenido que duplicar la profundidad a la que extraen agua. Hace una década, el recurso hídrico se encontraba a una profundidad promedio de 150 metros, pero en la actualidad, se requieren perforaciones de hasta 250 metros de profundidad e incluso, en casos específicos, de hasta 500 metros, para acceder al vital líquido. Esto tiene graves implicaciones para la agricultura local.

Recibe las noticias más importantes directo a tu WhatsApp

El jefe de la Sader en Jiménez, Roberto Baca Perea, informa que en promedio se captan alrededor de 300 milímetros de precipitación anual en la región de Jiménez. Sin embargo, este año, apenas se han registrado 50 milímetros de lluvia, lo que ha agravado la sequía que afecta a la zona. Esta situación está teniendo un impacto negativo en los cultivos de alfalfa, nogal y chile árbol, generando afectaciones significativas para miles de productores locales.

El incremento en la profundidad de los pozos se considera un indicador claro de la gravedad de la sequía y la reducción en el nivel de los mantos acuíferos. La falta de precipitaciones y la ausencia de recarga en los acuíferos han obligado a los agricultores a perforar más profundamente en busca de agua. Este aumento en la profundidad no sólo implica un costo adicional para los agricultores, sino que también revela la urgente necesidad de abordar la crisis hídrica en la región.

Las consecuencias de esta crisis hídrica son evidentes en la reducción de los rendimientos de cultivos como el nogal, donde se espera una disminución significativa en comparación con años anteriores. La producción se estima en alrededor de 11,000 toneladas, una cifra notablemente menor que la producción anterior, que alcanzó las 17,600 toneladas.

Los cultivos de chile árbol también se han visto afectados, ya que el rendimiento se espera que sea aproximadamente la mitad de lo que se produjo en años anteriores, con un precio de mercado que ha caído significativamente. Además, la calidad de los productos también se ha visto mermada debido a las altas temperaturas y la falta de humedad.

También puedes leer: Afectados 50% de productores de distrito Río Florido por sequía extrema

La profundización de los pozos y la reducción en la calidad y cantidad de agua disponible reflejan la crítica situación de sequía que enfrenta la región de Jiménez. Los agricultores se enfrentan a un futuro incierto, y las perspectivas de recuperación de la producción agrícola dependen en gran medida de factores como las lluvias futuras y la gestión sostenible del agua.

La falta de agua en las presas y ríos de la región agrava aún más la situación. La sequía y las altas temperaturas han transformado este año en uno atípico y desafiante para los agricultores de Jiménez, quienes enfrentan no solo pérdidas económicas, sino también una incertidumbre sobre la sostenibilidad de sus cultivos en el futuro.

➡️ Recibe las noticias más relevantes de Chihuahua, Juárez y Parral directo a tu correo electrónico. ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

El impacto económico de esta crisis en la región de Jiménez es inminente, y la colaboración de los agricultores, las autoridades y las organizaciones locales es esencial para encontrar soluciones a largo plazo que ayuden a superar los desafíos planteados por la sequía y la falta de agua en la zona.

La región de Jiménez se encuentra inmersa en una preocupante crisis hídrica, a medida que, 966 pozos agrícolas han tenido que duplicar la profundidad a la que extraen agua. Hace una década, el recurso hídrico se encontraba a una profundidad promedio de 150 metros, pero en la actualidad, se requieren perforaciones de hasta 250 metros de profundidad e incluso, en casos específicos, de hasta 500 metros, para acceder al vital líquido. Esto tiene graves implicaciones para la agricultura local.

Recibe las noticias más importantes directo a tu WhatsApp

El jefe de la Sader en Jiménez, Roberto Baca Perea, informa que en promedio se captan alrededor de 300 milímetros de precipitación anual en la región de Jiménez. Sin embargo, este año, apenas se han registrado 50 milímetros de lluvia, lo que ha agravado la sequía que afecta a la zona. Esta situación está teniendo un impacto negativo en los cultivos de alfalfa, nogal y chile árbol, generando afectaciones significativas para miles de productores locales.

El incremento en la profundidad de los pozos se considera un indicador claro de la gravedad de la sequía y la reducción en el nivel de los mantos acuíferos. La falta de precipitaciones y la ausencia de recarga en los acuíferos han obligado a los agricultores a perforar más profundamente en busca de agua. Este aumento en la profundidad no sólo implica un costo adicional para los agricultores, sino que también revela la urgente necesidad de abordar la crisis hídrica en la región.

Las consecuencias de esta crisis hídrica son evidentes en la reducción de los rendimientos de cultivos como el nogal, donde se espera una disminución significativa en comparación con años anteriores. La producción se estima en alrededor de 11,000 toneladas, una cifra notablemente menor que la producción anterior, que alcanzó las 17,600 toneladas.

Los cultivos de chile árbol también se han visto afectados, ya que el rendimiento se espera que sea aproximadamente la mitad de lo que se produjo en años anteriores, con un precio de mercado que ha caído significativamente. Además, la calidad de los productos también se ha visto mermada debido a las altas temperaturas y la falta de humedad.

También puedes leer: Afectados 50% de productores de distrito Río Florido por sequía extrema

La profundización de los pozos y la reducción en la calidad y cantidad de agua disponible reflejan la crítica situación de sequía que enfrenta la región de Jiménez. Los agricultores se enfrentan a un futuro incierto, y las perspectivas de recuperación de la producción agrícola dependen en gran medida de factores como las lluvias futuras y la gestión sostenible del agua.

La falta de agua en las presas y ríos de la región agrava aún más la situación. La sequía y las altas temperaturas han transformado este año en uno atípico y desafiante para los agricultores de Jiménez, quienes enfrentan no solo pérdidas económicas, sino también una incertidumbre sobre la sostenibilidad de sus cultivos en el futuro.

➡️ Recibe las noticias más relevantes de Chihuahua, Juárez y Parral directo a tu correo electrónico. ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

El impacto económico de esta crisis en la región de Jiménez es inminente, y la colaboración de los agricultores, las autoridades y las organizaciones locales es esencial para encontrar soluciones a largo plazo que ayuden a superar los desafíos planteados por la sequía y la falta de agua en la zona.

Parral

Aumentó 76 por ciento la producción de calabaza en el Distrito de Parral

De 95 toneladas que se reportaron en el 2022, se incrementó hasta 168 el año pasado, según datos del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera

Parral

Casi la mitad de las quejas interpuestas en CEDH son en contra del sector educativo

El visitador derechohumanista, Juan Portillo, reveló que son 11 casos relacionados principalmente con omisión de cuidado, hostigamiento laboral y acoso

Parral

Hasta ocho horas caminan habitantes de comunidades de Batopilas para llegar a la cabecera

El municipio se encuentra en los primeros lugares a nivel nacional con mayor índice de pobreza, por lo que se requieren caminos en buen estado, mencionó Arturo Medina

Parral

Invertirán 36 mdp en el mejoramiento de las calles en Parral

Informó el Presidente Municipal que serán 18 calles las que se van a pavimentar como parte de su proyecto para cierre de Administración