/ martes 16 de abril de 2019

El activista Juan Ontiveros había sido interceptado por hombres armados

Formulan imputación a probable homicida

Al activista Juan Ontiveros lo interceptaron cuando viajaba a bordo de un vehículo en compañía de otras personas, y mediante amenazas, Joel M. P., lo bajó y llevó a Napuchi, en donde le dio varios disparos. Fue encontrado el 1 de febrero en una brecha de Guadalupe y Calvo. Al probable homicida se le formuló imputación quedando en prisión preventiva en lo que se resuelve su situación jurídica.

Amnistía Internacional exigió respuesta inmediata para dar con los responsables de este asesinato y de otros líderes indígenas y fueron dos años para que la autoridad capturara a los responsables.

Un agente del ministerio público de la Fiscalía de Distrito zona sur, señaló a Joel M. P., quien es señalado como presunto culpable por asesinar al activista Juan Ontiveros Ramos, en 2017.

Según los argumentos expuestos en la formulación de la imputación, Juan Ontiveros fue interceptado cuando viajaba en compañía de otras personas y mediante amenazas y golpes Joel M. P. lo bajó del auto y llevó a Napuchi, en donde lo asesinó disparándole con un arma de fuego.

La audiencia de vinculación a proceso en contra del acusado fue fijada con fecha para este día y mientras tanto tendrá que estar en prisión preventiva.

Ontiveros como activista y defensor de los recursos naturales logró ser reconocido a nivel internacional, debido a que expuso la problemática en comunidades indígenas de la sierra Tarahumara, misma que se entregó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos

Amnistía Internacional declaró que el 31 de enero hombres armados interceptaron Juan Ontiveros; lo golpearon brutalmente junto con otros miembros de su familia se lo llevaron a la fuerza. El 1 de febrero el cuerpo fue hallado.

Amnistía publicó un comunicado que fue encabezado como “Acción Urgente, Matan a Líder Indígena y su comunidad corre peligro”. El documentó mostraba las acciones que el líder Rarámuri realizó como defensor de tierras y derechos de las etnias que las habitan.

Menciona el manifiesto que Ontiveros había presentado al Gobierno mexicano información sobre preocupaciones y problemas a los que se enfrentaba su pueblo respecto a la criminalidad, incluida la delincuencia organizada.

La Organización afirmaba que tenía información de que otros miembros del pueblo habían sido blanco de ataques tras haber informado a las autoridades o haber hecho declaraciones públicas sobre su preocupación por su seguridad.

Algunos líderes y sus familias, así como personal de organizaciones no gubernamentales que trabajan en la zona, huyeron años anteriores tras haber sufrido amenazas y ataques.

DOS AÑOS PARA LOGRAR DAR APREHENSION A UNO DE LOS PROBABLES ASESINOS

Esta organización que actúa contra la injusticia defendiendo los derechos humanos, exigió a las autoridades mexicanas la inmediata y efectiva búsqueda de los responsables del atroz crimen; sin embargo, tardaron dos años para que fuese detenido uno de los implicados.

Asimismo, mencionó a los demás líderes indígenas que fueron asesinados por sus declaraciones en defensa de las tierras, siendo Choréachi quien cuenta con un largo historial de defensa de su territorio, una defensa que incluye conflictos por los límites de sus tierras con localidades vecinas no indígenas, y luchas pacíficas para detener la extracción de madera en la zona.

Refirió que otros líderes comunitarios han sido intimidados o atacados en años anteriores como los líderes rarámuri Jaime Zubia Cevallos y Socorro Ayala quienes murieron a manos de hombres armados en ataques diferentes en 2013.

En 2014, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos dictó medidas cautelares en favor de varios miembros de la comunidad, pero la información disponible indica que las autoridades mexicanas no han aplicado de forma efectiva esas medidas.

Otro líder conocido por exponer la problemática en sus tierras natales, fue atacado y victimado por oponerse a la extracción de madera y defender su territorio.

Siendo el caso de Isidro Baldenegro a quien hombres armados mataron a en una comunidad rarámuri de Guadalupe y Calvo el 15 de enero de 2017 y los responsables detenidos a principios del año.

Al activista Juan Ontiveros lo interceptaron cuando viajaba a bordo de un vehículo en compañía de otras personas, y mediante amenazas, Joel M. P., lo bajó y llevó a Napuchi, en donde le dio varios disparos. Fue encontrado el 1 de febrero en una brecha de Guadalupe y Calvo. Al probable homicida se le formuló imputación quedando en prisión preventiva en lo que se resuelve su situación jurídica.

Amnistía Internacional exigió respuesta inmediata para dar con los responsables de este asesinato y de otros líderes indígenas y fueron dos años para que la autoridad capturara a los responsables.

Un agente del ministerio público de la Fiscalía de Distrito zona sur, señaló a Joel M. P., quien es señalado como presunto culpable por asesinar al activista Juan Ontiveros Ramos, en 2017.

Según los argumentos expuestos en la formulación de la imputación, Juan Ontiveros fue interceptado cuando viajaba en compañía de otras personas y mediante amenazas y golpes Joel M. P. lo bajó del auto y llevó a Napuchi, en donde lo asesinó disparándole con un arma de fuego.

La audiencia de vinculación a proceso en contra del acusado fue fijada con fecha para este día y mientras tanto tendrá que estar en prisión preventiva.

Ontiveros como activista y defensor de los recursos naturales logró ser reconocido a nivel internacional, debido a que expuso la problemática en comunidades indígenas de la sierra Tarahumara, misma que se entregó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos

Amnistía Internacional declaró que el 31 de enero hombres armados interceptaron Juan Ontiveros; lo golpearon brutalmente junto con otros miembros de su familia se lo llevaron a la fuerza. El 1 de febrero el cuerpo fue hallado.

Amnistía publicó un comunicado que fue encabezado como “Acción Urgente, Matan a Líder Indígena y su comunidad corre peligro”. El documentó mostraba las acciones que el líder Rarámuri realizó como defensor de tierras y derechos de las etnias que las habitan.

Menciona el manifiesto que Ontiveros había presentado al Gobierno mexicano información sobre preocupaciones y problemas a los que se enfrentaba su pueblo respecto a la criminalidad, incluida la delincuencia organizada.

La Organización afirmaba que tenía información de que otros miembros del pueblo habían sido blanco de ataques tras haber informado a las autoridades o haber hecho declaraciones públicas sobre su preocupación por su seguridad.

Algunos líderes y sus familias, así como personal de organizaciones no gubernamentales que trabajan en la zona, huyeron años anteriores tras haber sufrido amenazas y ataques.

DOS AÑOS PARA LOGRAR DAR APREHENSION A UNO DE LOS PROBABLES ASESINOS

Esta organización que actúa contra la injusticia defendiendo los derechos humanos, exigió a las autoridades mexicanas la inmediata y efectiva búsqueda de los responsables del atroz crimen; sin embargo, tardaron dos años para que fuese detenido uno de los implicados.

Asimismo, mencionó a los demás líderes indígenas que fueron asesinados por sus declaraciones en defensa de las tierras, siendo Choréachi quien cuenta con un largo historial de defensa de su territorio, una defensa que incluye conflictos por los límites de sus tierras con localidades vecinas no indígenas, y luchas pacíficas para detener la extracción de madera en la zona.

Refirió que otros líderes comunitarios han sido intimidados o atacados en años anteriores como los líderes rarámuri Jaime Zubia Cevallos y Socorro Ayala quienes murieron a manos de hombres armados en ataques diferentes en 2013.

En 2014, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos dictó medidas cautelares en favor de varios miembros de la comunidad, pero la información disponible indica que las autoridades mexicanas no han aplicado de forma efectiva esas medidas.

Otro líder conocido por exponer la problemática en sus tierras natales, fue atacado y victimado por oponerse a la extracción de madera y defender su territorio.

Siendo el caso de Isidro Baldenegro a quien hombres armados mataron a en una comunidad rarámuri de Guadalupe y Calvo el 15 de enero de 2017 y los responsables detenidos a principios del año.

Local

Solicitan apoyo para localizar a niña extraviada en Chihuahua

Amy Plomo salió de su casa desde ayer y no hay datos sobre su paradero

Local

Solicitan apoyo para localizar a niña extraviada en Chihuahua

Amy Plomo salió de su casa desde ayer y no hay datos sobre su paradero

Futbol

Fallece la leyenda de Pumas Juan José "Cobra" Muñante

El exfutbolista perdió la vida luego de una intensa batalla contra el cáncer de pulmón

Doble Vía

Consumir bebidas Peñafiel podría representar un peligro para tu salud

Consumer Reports reveló que en varios productos de la empresa Peñafiel encontraron altas cantidades de arsénico, el cual rebasa los límites establecidos

Local

Garantiza DIF calidad del atún distribuido en sus programas

La Entidad Mexicana de Alimentación (EMA) respalda el valor nutricional del producto, descartando que esté compuesto por lana de oveja u otros