/ lunes 8 de junio de 2020

Banco del Bienestar sufre lento arranque

De las mil 350 sucursales prometidas para este año, apenas 324 obras están en proceso

La construcción de las sucursales del Banco del Bienestar registra un avance de 24 por ciento respecto a la meta planteada por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Entre febrero y abril, la institución financiera ha firmado seis contratos con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para la construcción de 324 sucursales de las mil 350 que ofreció el mandatario el 6 de enero para llevar servicios financieros a las poblaciones más apartadas y de mayor marginación.

"Este año se van a construir mil 350 y el año próximo el resto, las otras mil 350 sucursales, para que la gente que está recibiendo su apoyo, sean adultos mayores, personas con discapacidad, becarios, los que están en Sembrando Vida, los jóvenes que están en el programa Construyendo el Futuro" dijo el mandatario al inicio del año sobre uno de sus programas prioritarios.

Una fuente cercana al proceso contó a este diario que debido a la emergencia sanitaria por el coronavirus Covid-19, el proyecto ha sufrido cambios y retrasos, ajustes que podría anunciar este mismo lunes el director del Banco del Bienestar, Rabindranath Salazar.

Como parte de un plan de austeridad anunciado desde el año pasado por la administración federal, personal militar se encarga no sólo de la construcción de las sucursales del Bienestar, también del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles en Santa Lucía, Estado de México, además de las carreteras, puertos, aeropuertos, ferrocarriles, infraestructura de telecomunicaciones, sistemas satelitales y otras obras que le asigne la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

La Sedena tiene además bajo su responsabilidad los viveros del programa Sembrando Vida de la Secretaría del Bienestar, que se propone cada año producir millones de plantas.

A punto de concluir el primer semestre de este año, la Sedena ha firmado seis contratos con el Banco del Bienestar para las primeras 324 sucursales, con una inversión de 835 millones de pesos.

Este monto representa apenas 16.7 por ciento de los cinco mil millones de pesos que anunció el Ejecutivo federal para la construcción en este 2020, y que, según dijo, ya estaban asegurados pues provenían de ahorros del gobierno en 2019.

De acuerdo con los proyectos registrados ante Hacienda, cada sucursal consta de 65 metros cuadrados en promedio, con un costo unitario que ronda los 2.5 millones de pesos, e incluye materiales, cimentación, albañilería, carpintería, instalaciones hidráulicas, eléctricas y sanitarias. Es decir, sin considerar el costo del predio.

Esto, debido a que mediante un acuerdo, el presidente de la República ordenó a las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal identificar los inmuebles susceptibles de usarse para la construcción de las sucursales y ponerlos a disposición del Banco del Bienestar.

Según la evaluación económica del proyecto presentada por el Banco del Bienestar, la construcción de las nuevas instalaciones reducirá los gastos de los beneficiarios de programas sociales, quienes actualmente invierten entre 100 y hasta 785 pesos, y tardan hasta dos hora y media, para trasladarse a una sucursal bancaria para retirar los apoyos que el gobierno les deposita cada mes.


Te recomendamos el podcast ⬇

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

La construcción de las sucursales del Banco del Bienestar registra un avance de 24 por ciento respecto a la meta planteada por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Entre febrero y abril, la institución financiera ha firmado seis contratos con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para la construcción de 324 sucursales de las mil 350 que ofreció el mandatario el 6 de enero para llevar servicios financieros a las poblaciones más apartadas y de mayor marginación.

"Este año se van a construir mil 350 y el año próximo el resto, las otras mil 350 sucursales, para que la gente que está recibiendo su apoyo, sean adultos mayores, personas con discapacidad, becarios, los que están en Sembrando Vida, los jóvenes que están en el programa Construyendo el Futuro" dijo el mandatario al inicio del año sobre uno de sus programas prioritarios.

Una fuente cercana al proceso contó a este diario que debido a la emergencia sanitaria por el coronavirus Covid-19, el proyecto ha sufrido cambios y retrasos, ajustes que podría anunciar este mismo lunes el director del Banco del Bienestar, Rabindranath Salazar.

Como parte de un plan de austeridad anunciado desde el año pasado por la administración federal, personal militar se encarga no sólo de la construcción de las sucursales del Bienestar, también del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles en Santa Lucía, Estado de México, además de las carreteras, puertos, aeropuertos, ferrocarriles, infraestructura de telecomunicaciones, sistemas satelitales y otras obras que le asigne la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

La Sedena tiene además bajo su responsabilidad los viveros del programa Sembrando Vida de la Secretaría del Bienestar, que se propone cada año producir millones de plantas.

A punto de concluir el primer semestre de este año, la Sedena ha firmado seis contratos con el Banco del Bienestar para las primeras 324 sucursales, con una inversión de 835 millones de pesos.

Este monto representa apenas 16.7 por ciento de los cinco mil millones de pesos que anunció el Ejecutivo federal para la construcción en este 2020, y que, según dijo, ya estaban asegurados pues provenían de ahorros del gobierno en 2019.

De acuerdo con los proyectos registrados ante Hacienda, cada sucursal consta de 65 metros cuadrados en promedio, con un costo unitario que ronda los 2.5 millones de pesos, e incluye materiales, cimentación, albañilería, carpintería, instalaciones hidráulicas, eléctricas y sanitarias. Es decir, sin considerar el costo del predio.

Esto, debido a que mediante un acuerdo, el presidente de la República ordenó a las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal identificar los inmuebles susceptibles de usarse para la construcción de las sucursales y ponerlos a disposición del Banco del Bienestar.

Según la evaluación económica del proyecto presentada por el Banco del Bienestar, la construcción de las nuevas instalaciones reducirá los gastos de los beneficiarios de programas sociales, quienes actualmente invierten entre 100 y hasta 785 pesos, y tardan hasta dos hora y media, para trasladarse a una sucursal bancaria para retirar los apoyos que el gobierno les deposita cada mes.


Te recomendamos el podcast ⬇

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Local

Fallece otra persona por Covid-19 en Parral, ya son 16 defunciones

Los casos acumulados en la ciudad aumentaron a 451, seis de ellos fueron confirmados en las últimas 24 horas

Local

Padres solicitan ayuda para encontrar a su hijo desaparecido hace 15 años

A pesar de que son personas mayores, buscaron el modo de pedir apoyo a la comunidad por medio de redes sociales

Local

Gestionan llegada de más personal médico para la región sur

La carencia que se presenta es por que muchos ya no quieren trabajar, ya se cansaron o porque tienen miedo de contagiarse de Covid-19

Local

Padres solicitan ayuda para encontrar a su hijo desaparecido hace 15 años

A pesar de que son personas mayores, buscaron el modo de pedir apoyo a la comunidad por medio de redes sociales

Automotriz

Con su nueva mecánica, la Jeep Wrangler eTorque Mild-Hybrid 2021 nos sorprende

La marca apuesta, entre muchas cosas, a una mejora del tren motriz; te contamos las novedades

Salud

Tres meses después, Cofepris emite alerta por gel antibacteriales dañiños

Hace tres meses la FDA emitió la primera alerta sobre la venta y exportación de marcas mexicanas de gel anti-bacterial

Mundo

Europa supera los 5 millones de casos de Covid-19

Rusia, España, Francia y Reino Unido suman la mitad de los contagios

Doble Vía

Qué hacer para prevenir inundaciones

El Valle de México es la región que sufre el mayor grado de estrés hídrico

Local

Por sequía, caerá producción de carne, leche y exportación ganadera

Ganaderos van a tener que vender el 50 por ciento de su hato a fin de mantener una base productiva