/ jueves 16 de mayo de 2019

Encuentran pornografía infantil en celular de hondureño que raptó a niña

Según información proporcionada por familiares de la menor Brenda Rubí Insunza Rubio

Según información proporcionada por familiares de la menor Brenda Rubí Insunza Rubio, el celular que el presunto raptor Érick Estrada o Érick Barrera le obsequió a la mamá de Brenda, contenía fotografías de menores desnudas así como de él desnudo, las cuales borró antes de entregarle el teléfono celular, pero que gracias al respaldo de las mismas la Fiscalía General del Estado las tiene ya en su poder.

Brenda tiene dos hermanos, Fabricio, de 13 años y Jorge, de 16 años, quienes ayer por la mañana estaban al interior de su domicilio con el numeral 9501 en la calle Coyachi y Puntadas Guardias de la colonia Punta Oriente; Brenda, originaria de Mazatlán, Fabricio de Los Cabos y Jorge de Tucson, Arizona, éste último fue quien salió a buscar a su hermana el pasado 10 de mayo, unos minutos después de que saliera con Érick Estrada.

El martes por la tarde fue la última vez que se observó a elementos de la Fiscalía General del Estado en dicho sector y que a decir de la portavoz de la FEM, entre hoy y mañana estarán “peinando” las casas abandonadas y terrenos baldíos que abundan en Punta Oriente.

El hermano mayor de Brenda Rubí informó que él fue quien de inmediato se dirigió al parque “Las Banderas”, ubicado a tres cuadras de su casa, pues a ese lugar acudiría Érick y la menor Brenda, luego de que el sujeto le avisara a la mamá de Brenda que si la dejaba irse con él para comprar comida, la madre accedió.

Además dijo que antes de que Érick le regalara el celular a su mamá, éste se puso a borrar fotografías que tenía ahí almacenadas, que luego de haber sido asegurado e investigado, resultó que en el aparato telefónico poseía fotografías de menores desnudas, así como de él desnudo, las cuales se alcanzaron a salvaguardar antes de que fueran eliminadas completamente.

Informó que el hondureño de nombre Érick Estrada o Érick Barrera -como también lo ha identificado la FGE-, lo habían visto unos 15 días antes del 10 de mayo -fecha en la que sustrajo a Brenda-, merodeando por Punta Oriente y pensaron que era conocido de otros hondureños que han visto por el sector.

Jorge refirió que uno de los comentarios que ha hecho su papá fue que pareciera que Érick los había estado estudiando, pues conocía las entradas y salidas de ellos, así como los horarios en los que iba a trabajar, en la albañilería, oficio al que se dedica el padre de Brenda.

Según información proporcionada por familiares de la menor Brenda Rubí Insunza Rubio, el celular que el presunto raptor Érick Estrada o Érick Barrera le obsequió a la mamá de Brenda, contenía fotografías de menores desnudas así como de él desnudo, las cuales borró antes de entregarle el teléfono celular, pero que gracias al respaldo de las mismas la Fiscalía General del Estado las tiene ya en su poder.

Brenda tiene dos hermanos, Fabricio, de 13 años y Jorge, de 16 años, quienes ayer por la mañana estaban al interior de su domicilio con el numeral 9501 en la calle Coyachi y Puntadas Guardias de la colonia Punta Oriente; Brenda, originaria de Mazatlán, Fabricio de Los Cabos y Jorge de Tucson, Arizona, éste último fue quien salió a buscar a su hermana el pasado 10 de mayo, unos minutos después de que saliera con Érick Estrada.

El martes por la tarde fue la última vez que se observó a elementos de la Fiscalía General del Estado en dicho sector y que a decir de la portavoz de la FEM, entre hoy y mañana estarán “peinando” las casas abandonadas y terrenos baldíos que abundan en Punta Oriente.

El hermano mayor de Brenda Rubí informó que él fue quien de inmediato se dirigió al parque “Las Banderas”, ubicado a tres cuadras de su casa, pues a ese lugar acudiría Érick y la menor Brenda, luego de que el sujeto le avisara a la mamá de Brenda que si la dejaba irse con él para comprar comida, la madre accedió.

Además dijo que antes de que Érick le regalara el celular a su mamá, éste se puso a borrar fotografías que tenía ahí almacenadas, que luego de haber sido asegurado e investigado, resultó que en el aparato telefónico poseía fotografías de menores desnudas, así como de él desnudo, las cuales se alcanzaron a salvaguardar antes de que fueran eliminadas completamente.

Informó que el hondureño de nombre Érick Estrada o Érick Barrera -como también lo ha identificado la FGE-, lo habían visto unos 15 días antes del 10 de mayo -fecha en la que sustrajo a Brenda-, merodeando por Punta Oriente y pensaron que era conocido de otros hondureños que han visto por el sector.

Jorge refirió que uno de los comentarios que ha hecho su papá fue que pareciera que Érick los había estado estudiando, pues conocía las entradas y salidas de ellos, así como los horarios en los que iba a trabajar, en la albañilería, oficio al que se dedica el padre de Brenda.

Local

Meretrices sin carnet, advierten entre ellas mismas

Antes había más control sanitario, afirma “Sonia” trabajadora sexual