/ miércoles 29 de abril de 2020

Niños dibujan lo que más extrañan del mundo exterior

Desde la casa de sus abuelos hasta balones de futbol y prados donde correr, los jóvenes detallan en papel y colores lo que quieren hacer una vez que pase esta contingencia

Los niños confinados en sus hogares por la pandemia del coronavirus están dibujando lo que más extrañan: sus amigos de la escuela, los abuelos, partidos de fútbol y espacios verdes.

Sin importar el lugar en el que vivan, los temas a menudo son los mismos.Desde Buenos Aires a Tokio, o de Nueva York hasta Katmandú, salieron a sus balcones o jardines para exhibir los dibujos que han hecho y explicarle sus significados a los fotógrafos de Reuters.

Reku Matsui, un niño de ocho años que vive en Tokio, se dibujó entre sus abuelos, los tres sonriendo juntos. "Extraño estar con mi abuela y mi abuelo. Además, quiero ir a la casa de mi abuela", contó.

Su hermana mayor, Yaya, de 12 años, hizo un dibujo de ella y una amiga. "Lo que más quiero es salir con mis amigos", relató Reku.

En la ciudad alemana de Bad Honnef, cerca de Bonn, Tom, de seis años, explica: "He pintado una imagen de la casa de la abuela y el abuelo, porque los extraño mucho".

Además de los abuelos a los que extrañan, los niños también dibujan los deportes que no pueden practicar.

Ivan Posta, de ocho años, y su hermano Vince de 11, que viven en la capital húngara, Budapest, han dibujado enormes balones de fútbol.

"Dibujé una pelota de fútbol porque no podemos jugar al fútbol en el jardín ya que hay árboles y arbustos en todas partes", dijo Vince.

A miles de kilómetros, en la ciudad nigeriana de Lagos, Olatunji Adebayo, de 11 años, también dibujó una pelota de fútbol.

"Echo de menos jugar con mis amigos como hacíamos antes (...) Me siento triste por tener que estar encerrado", comentó.

También en Lagos, los adultos usan a un monstruo de caricatura para explicar a los niños nigerianos cómo funciona la enfermdad que tiene enclaustrada a la mitad de la humanidad.

Sandithi Illeperuma tiene 14 años y vive en la capital de Sri Lanka, Colombo.

En su dibujo, una niña con una máscara se sienta sola en la esquina inferior derecha con las rodillas hasta la barbilla. En la parte superior, un grupo de figuras femeninas con faldas arremolinadas bailan juntas, divirtiéndose.

"Antes del encierro, solía dibujar cosas divertidas y creativas. Pero ahora comencé a dibujar las cosas que más extraño. Dibujo mis emociones. Encerrada me siento muy sola porque soy hija única", contó.

Los dibujos de otros niños son más crudos, con representaciones del virus que los mantiene encerrados.

Nipoon Kitkrailard, de 10 años y que vive en la provincia tailandesa de Samut Prakan, representó al virus como un monstruo que viene a invadir el mundo, algo que finalmente no puede lograr porque los trabajadores de salud y artículos que incluyen gel de manos y máscaras fa- ciales se lo impiden.

En China, donde comenzó el brote del nuevo coronavirus y el primer lugar en el que se levantó la cuarentena, Li Congchen, de 11 años y que vive en Pekín, hizo una intrincada serie de dibujos que muestran que el virus llega en un "avión de murciélagos". Pero muchas personas, que están dispuestas a dar su vida por detenerlo, finalmente lo derrotan con "pistolas de vacunas".


Te recomendamos el podcast ⬇

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Omny

Los niños confinados en sus hogares por la pandemia del coronavirus están dibujando lo que más extrañan: sus amigos de la escuela, los abuelos, partidos de fútbol y espacios verdes.

Sin importar el lugar en el que vivan, los temas a menudo son los mismos.Desde Buenos Aires a Tokio, o de Nueva York hasta Katmandú, salieron a sus balcones o jardines para exhibir los dibujos que han hecho y explicarle sus significados a los fotógrafos de Reuters.

Reku Matsui, un niño de ocho años que vive en Tokio, se dibujó entre sus abuelos, los tres sonriendo juntos. "Extraño estar con mi abuela y mi abuelo. Además, quiero ir a la casa de mi abuela", contó.

Su hermana mayor, Yaya, de 12 años, hizo un dibujo de ella y una amiga. "Lo que más quiero es salir con mis amigos", relató Reku.

En la ciudad alemana de Bad Honnef, cerca de Bonn, Tom, de seis años, explica: "He pintado una imagen de la casa de la abuela y el abuelo, porque los extraño mucho".

Además de los abuelos a los que extrañan, los niños también dibujan los deportes que no pueden practicar.

Ivan Posta, de ocho años, y su hermano Vince de 11, que viven en la capital húngara, Budapest, han dibujado enormes balones de fútbol.

"Dibujé una pelota de fútbol porque no podemos jugar al fútbol en el jardín ya que hay árboles y arbustos en todas partes", dijo Vince.

A miles de kilómetros, en la ciudad nigeriana de Lagos, Olatunji Adebayo, de 11 años, también dibujó una pelota de fútbol.

"Echo de menos jugar con mis amigos como hacíamos antes (...) Me siento triste por tener que estar encerrado", comentó.

También en Lagos, los adultos usan a un monstruo de caricatura para explicar a los niños nigerianos cómo funciona la enfermdad que tiene enclaustrada a la mitad de la humanidad.

Sandithi Illeperuma tiene 14 años y vive en la capital de Sri Lanka, Colombo.

En su dibujo, una niña con una máscara se sienta sola en la esquina inferior derecha con las rodillas hasta la barbilla. En la parte superior, un grupo de figuras femeninas con faldas arremolinadas bailan juntas, divirtiéndose.

"Antes del encierro, solía dibujar cosas divertidas y creativas. Pero ahora comencé a dibujar las cosas que más extraño. Dibujo mis emociones. Encerrada me siento muy sola porque soy hija única", contó.

Los dibujos de otros niños son más crudos, con representaciones del virus que los mantiene encerrados.

Nipoon Kitkrailard, de 10 años y que vive en la provincia tailandesa de Samut Prakan, representó al virus como un monstruo que viene a invadir el mundo, algo que finalmente no puede lograr porque los trabajadores de salud y artículos que incluyen gel de manos y máscaras fa- ciales se lo impiden.

En China, donde comenzó el brote del nuevo coronavirus y el primer lugar en el que se levantó la cuarentena, Li Congchen, de 11 años y que vive en Pekín, hizo una intrincada serie de dibujos que muestran que el virus llega en un "avión de murciélagos". Pero muchas personas, que están dispuestas a dar su vida por detenerlo, finalmente lo derrotan con "pistolas de vacunas".


Te recomendamos el podcast ⬇

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Omny

Local

Realiza la JCAS el tercer taller de evaluación del plan 2040

Lo anterior con el propósito de ir actualizando el plan conforme se van presentando las necesidades en el transcurso de los años

Local

Abierta la convocatoria de dispositivos para cobro con tarjeta

 El programa va dirigido a los pequeños comercios de nuestra ciudad

Local

Doña Refugio tiene 85 años y sigue en labores del campo

Por cuatro décadas fue agricultora ayudando a su esposo a cortar calabazas, ejotes, nuez, cebolla y repollo

Deportes

Doble blanqueada de Pemex sobre Pulga Domínguez

La novena de los “Petrolereros”, acumula dos triunfos más en su cuenta particular

Policiaca

Volcadura deja a una persona lesionada en la carretera Parral- Matamoros

Los hechos ocurrieron a la altura del entronque a Sombreretillo

Local

Condenan a homicida de Julián Carrillo; defensor de los pueblos indígenas

El Tribunal consideró que existieron elementos suficientes para probar la acusación

Deportes

Conoce la acción para el fin de semana en el deporte local

Vive los torneos locales de futbol, softbol y beisbol

Local

Realiza la JCAS el tercer taller de evaluación del plan 2040

Lo anterior con el propósito de ir actualizando el plan conforme se van presentando las necesidades en el transcurso de los años