/ jueves 14 de marzo de 2019

Publican decreto que reforma extinción de dominio

Incluye actos de corrupción, robo de hidrocarburos y delincuencia organizada y otros como el secuestro, trata de personas y narcotráfico

El Diario Oficial de la Federación, dependiente de la Secretaría de Gobernación, publicó este jueves el decreto que reforma los artículos 22 y la fracción XXX del artículo 73 constitucional en materia de extinción de dominio por actos de corrupción, robo de hidrocarburos y delincuencia organizada y otros como el secuestro, trata de personas y narcotráfico.

El documento entra en vigor a partir de este viernes 15 de marzo de 2019.

Las modificaciones establecen que no se considerará confiscación la aplicación de bienes de una persona cuando sea decretada para el pago de multas o impuestos, ni cuando la decrete la autoridad judicial para el pago de responsabilidad civil derivada de la comisión de un delito.

Tampoco se considerará confiscación el decomiso que ordene la autoridad judicial de los bienes en caso de enriquecimiento ilícito en los términos del artículo 109, la aplicación a favor del Estado de bienes asegurados que causen abandono en los términos de las disposiciones aplicables, ni de aquellos bienes cuyo dominio se declare extinto en sentencia.

La acción de extinción de dominio se ejercitará por el Ministerio Público a través de un procedimiento jurisdiccional de naturaleza civil y autónomo del penal. Las autoridades competentes de los distintos órdenes de gobierno le prestarán auxilio en el cumplimiento de esta función.

La ley establecerá los mecanismos para que las autoridades administren los bienes sujetos al proceso de extinción de dominio, incluidos sus productos, rendimientos, frutos y accesorios, para que la autoridad lleve a cabo su disposición, uso, usufructo, enajenación y monetización, atendiendo al interés público, y defina con criterios de oportunidad el destino y, en su caso, la destrucción de los mismos.

Será procedente sobre bienes de carácter patrimonial cuya legítima procedencia no pueda acreditarse y se encuentren relacionados con las investigaciones derivadas de hechos de corrupción, encubrimiento, delitos cometidos por servidores públicos, delincuencia organizada, robo de vehículos, recursos de procedencia ilícita, delitos contra la salud, secuestro, extorsión, trata de personas y delitos en materia de hidrocarburos, petrolíferos y petroquímicos.

A toda persona que se considere afectada, se le deberá garantizar el acceso a los medios de defensa adecuados para demostrar la procedencia legítima del bien sujeto al procedimiento.

El Diario Oficial de la Federación, dependiente de la Secretaría de Gobernación, publicó este jueves el decreto que reforma los artículos 22 y la fracción XXX del artículo 73 constitucional en materia de extinción de dominio por actos de corrupción, robo de hidrocarburos y delincuencia organizada y otros como el secuestro, trata de personas y narcotráfico.

El documento entra en vigor a partir de este viernes 15 de marzo de 2019.

Las modificaciones establecen que no se considerará confiscación la aplicación de bienes de una persona cuando sea decretada para el pago de multas o impuestos, ni cuando la decrete la autoridad judicial para el pago de responsabilidad civil derivada de la comisión de un delito.

Tampoco se considerará confiscación el decomiso que ordene la autoridad judicial de los bienes en caso de enriquecimiento ilícito en los términos del artículo 109, la aplicación a favor del Estado de bienes asegurados que causen abandono en los términos de las disposiciones aplicables, ni de aquellos bienes cuyo dominio se declare extinto en sentencia.

La acción de extinción de dominio se ejercitará por el Ministerio Público a través de un procedimiento jurisdiccional de naturaleza civil y autónomo del penal. Las autoridades competentes de los distintos órdenes de gobierno le prestarán auxilio en el cumplimiento de esta función.

La ley establecerá los mecanismos para que las autoridades administren los bienes sujetos al proceso de extinción de dominio, incluidos sus productos, rendimientos, frutos y accesorios, para que la autoridad lleve a cabo su disposición, uso, usufructo, enajenación y monetización, atendiendo al interés público, y defina con criterios de oportunidad el destino y, en su caso, la destrucción de los mismos.

Será procedente sobre bienes de carácter patrimonial cuya legítima procedencia no pueda acreditarse y se encuentren relacionados con las investigaciones derivadas de hechos de corrupción, encubrimiento, delitos cometidos por servidores públicos, delincuencia organizada, robo de vehículos, recursos de procedencia ilícita, delitos contra la salud, secuestro, extorsión, trata de personas y delitos en materia de hidrocarburos, petrolíferos y petroquímicos.

A toda persona que se considere afectada, se le deberá garantizar el acceso a los medios de defensa adecuados para demostrar la procedencia legítima del bien sujeto al procedimiento.

Local

Ve aquí los nuevos requisitos que piden para tramitar el pasaporte y la visa

La Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración advirtió que este nuevo trámite comenzará a partir del próximo 22 de marzo

Justicia

Durazo rechaza postura de Ruiz Massieu en no reabrir el Caso Colosio

"Una pena que la Presidenta del PRI sea quién venga a pretender poner el último clavo en el féretro, de Luis Donaldo, en las investigaciones, me parece lamentable", fustigó el funcionario

Mundo

Falsa alarma genera estampida de turistas en Disneyland París

Confundieron el ruido de una máquina con disparos de arma de fuego

Sociedad

Rescatan a 107 migrantes en Reynosa, Tamaulipas

El primer operativo se realizó a las 11:28 horas, tiempo de la frontera, cuando los elementos estatales acudieron a una denuncia telefónica anónima al 089