/ jueves 20 de enero de 2022

Muñoz Ledo acepta invitación para ser embajador de México en Cuba

El Ejecutivo federal le hizo la invitación a través del titular de Gobernación, Adán Augusto López, sin embargo, todavía falta la confirmación

“…Me invitaron. Lo acepté, pero no me han confirmado. La invitación fue la última semana de octubre a través de un conducto insospechable. No sé porque no le han dado seguimiento, no lo sé…”, dice Porfirio Muñoz Ledo sobre la invitación a ser embajador de México en Cuba que el Ejecutivo federal le hizo a través del titular de Gobernación, Adán Augusto López.

En entrevista dice a El Sol de México: “Cuando el Presidente me ofrece esto, entiendo que es un impasse de entendimiento en otro nivel. En los controles internos, estoy de sobra; pero no m contribución externa a país”, por aquello de las confrontaciones en la Cámara de Diputados.

Afirma que aceptó la invitación de convertirse en embajador de México en Cuba, “porque tengo un gran aprecio por los cubanos. Considero que es el pueblo más cercano a México y porque tiene una importancia estratégica para el país. México tiene dos fronteras: con Estados Unidos y la frontera de Cuba”.

Internacionalista, diplomático, refirió: “La inserción de México en Latinoamérica tiene que ver también con la relación con Cuba. Tenemos también deberes con ellos. Y yo, además he tenido relación con generaciones de cubanos. Estuve en Cuba por primera vez en 1955, todavía gobernaba Batista (Fulgencio)”.

Subraya: “Tengo una relación histórica con Cuba. Tengo muchísimos amigos y creo y he creído que es un país con el que México debe tener una relación en la que combinen muchos factores para salvar y ayudar a Cuba a salir adelante y para que México tenga una posición estratégica mejor en el continente”.

¿Por qué aceptó, después de tantos desaires y desencuentros con la 4T?

-No tuve desaires. Tuve confrontaciones y no con la 4T. Tuve confrontaciones con un adversario que no quiero acordarme de su nombre. Hubo confrontaciones con los coordinadores parlamentarios porque no aceptaban ninguna iniciativa mía (en la Cámara de Diputados).

Cuando el Presidente me ofrece esto, entiendo que es un impasse de entendimiento en otro nivel. En los controles internos, estoy de sobra, pero no mi contribución externa al país,

Y lo acepto no como un compromiso sino como un entendimiento. Adentro, no; sí afuera me dejan hacer las cosas, es un buen compromiso por el país.

¿Es buena su relación con el presidente, no?

-Sí, bueno. Hace tiempo que no lo veo, su gente me informó. Cuando él me invita, lo entiendo por los desacatos que me hicieron, como una gran oportunidad de tener un diálogo directo con el Ejecutivo en el plano internacional, en el cual tengo experiencia.

¿Para cuándo es la partida?

-No he sido designado…Acepté pero no ha tenido ninguna secuencia esto. No sé cuál es la razón del Ejecutivo, finalmente.

¿El nombramiento lo tiene que ratificar el Senado de la República?

-No, en este caso necesito saber sí lo tiene que ratificar el canciller Marcelo Ebrard.

¿Se lo ofreció el secretario de Gobernación?

-Sí, es un hombre que le tengo gran confianza. Fue compañero y amigo en la Cámara de Diputados. Es un hombre muy honorable y muy recto. Es el enlace del Ejecutivo conmigo.

¿Es un desperdicio que lo tengan en su casa?

-Yo salgo de mi casa. Tengo mi Fundación, estoy creciendo. Pero creo que una invitación como ésta y que pudiera de seguir con mis planes de desarrollo y hacer por México, por eso acepté.

No sé porque dieron marcha atrás. Le echan la culpa a Marcelo Ebrard. No lo sé, pero le echan la culpa. Ahora espero una definición del Ejecutivo a través de un conducto insospechable que yo acepté. No sé porque no le han dado seguimiento, no lo sé.

¿Cuándo fue la invitación?

-La última semana de octubre. Y no me han nombrado. Ya lo acepté, pero no me han confirmado.

¿Será cuestión de días?

-No. Está en el aire. Me invitaron lo acepté. No me han confirmado.

Te digo sintéticamente: Fue un gran honor para mí que el Presidente me haya invitado a ser embajador de México en Cuba por muchas razones: históricas, estratégicas y de alguna manera, de entendimiento.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Espero que lo confirme el Presidente. Le tendrán que preguntar en la mañanera y tendrá que responder mañana, por qué se ha retrasado el nombramiento. Y que se insista, demandó.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

“…Me invitaron. Lo acepté, pero no me han confirmado. La invitación fue la última semana de octubre a través de un conducto insospechable. No sé porque no le han dado seguimiento, no lo sé…”, dice Porfirio Muñoz Ledo sobre la invitación a ser embajador de México en Cuba que el Ejecutivo federal le hizo a través del titular de Gobernación, Adán Augusto López.

En entrevista dice a El Sol de México: “Cuando el Presidente me ofrece esto, entiendo que es un impasse de entendimiento en otro nivel. En los controles internos, estoy de sobra; pero no m contribución externa a país”, por aquello de las confrontaciones en la Cámara de Diputados.

Afirma que aceptó la invitación de convertirse en embajador de México en Cuba, “porque tengo un gran aprecio por los cubanos. Considero que es el pueblo más cercano a México y porque tiene una importancia estratégica para el país. México tiene dos fronteras: con Estados Unidos y la frontera de Cuba”.

Internacionalista, diplomático, refirió: “La inserción de México en Latinoamérica tiene que ver también con la relación con Cuba. Tenemos también deberes con ellos. Y yo, además he tenido relación con generaciones de cubanos. Estuve en Cuba por primera vez en 1955, todavía gobernaba Batista (Fulgencio)”.

Subraya: “Tengo una relación histórica con Cuba. Tengo muchísimos amigos y creo y he creído que es un país con el que México debe tener una relación en la que combinen muchos factores para salvar y ayudar a Cuba a salir adelante y para que México tenga una posición estratégica mejor en el continente”.

¿Por qué aceptó, después de tantos desaires y desencuentros con la 4T?

-No tuve desaires. Tuve confrontaciones y no con la 4T. Tuve confrontaciones con un adversario que no quiero acordarme de su nombre. Hubo confrontaciones con los coordinadores parlamentarios porque no aceptaban ninguna iniciativa mía (en la Cámara de Diputados).

Cuando el Presidente me ofrece esto, entiendo que es un impasse de entendimiento en otro nivel. En los controles internos, estoy de sobra, pero no mi contribución externa al país,

Y lo acepto no como un compromiso sino como un entendimiento. Adentro, no; sí afuera me dejan hacer las cosas, es un buen compromiso por el país.

¿Es buena su relación con el presidente, no?

-Sí, bueno. Hace tiempo que no lo veo, su gente me informó. Cuando él me invita, lo entiendo por los desacatos que me hicieron, como una gran oportunidad de tener un diálogo directo con el Ejecutivo en el plano internacional, en el cual tengo experiencia.

¿Para cuándo es la partida?

-No he sido designado…Acepté pero no ha tenido ninguna secuencia esto. No sé cuál es la razón del Ejecutivo, finalmente.

¿El nombramiento lo tiene que ratificar el Senado de la República?

-No, en este caso necesito saber sí lo tiene que ratificar el canciller Marcelo Ebrard.

¿Se lo ofreció el secretario de Gobernación?

-Sí, es un hombre que le tengo gran confianza. Fue compañero y amigo en la Cámara de Diputados. Es un hombre muy honorable y muy recto. Es el enlace del Ejecutivo conmigo.

¿Es un desperdicio que lo tengan en su casa?

-Yo salgo de mi casa. Tengo mi Fundación, estoy creciendo. Pero creo que una invitación como ésta y que pudiera de seguir con mis planes de desarrollo y hacer por México, por eso acepté.

No sé porque dieron marcha atrás. Le echan la culpa a Marcelo Ebrard. No lo sé, pero le echan la culpa. Ahora espero una definición del Ejecutivo a través de un conducto insospechable que yo acepté. No sé porque no le han dado seguimiento, no lo sé.

¿Cuándo fue la invitación?

-La última semana de octubre. Y no me han nombrado. Ya lo acepté, pero no me han confirmado.

¿Será cuestión de días?

-No. Está en el aire. Me invitaron lo acepté. No me han confirmado.

Te digo sintéticamente: Fue un gran honor para mí que el Presidente me haya invitado a ser embajador de México en Cuba por muchas razones: históricas, estratégicas y de alguna manera, de entendimiento.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Espero que lo confirme el Presidente. Le tendrán que preguntar en la mañanera y tendrá que responder mañana, por qué se ha retrasado el nombramiento. Y que se insista, demandó.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Parral

Gobernadora encabeza Reunión de Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz

Se presentó el panorama de seguridad por parte de la 42 Zona Militar y se dio a conocer el reporte estadístico de incidencia delictiva en el sur del estado

Chihuahua

'Triángulo dorado' es un estigma, es mejor llamarlo 'Triángulo de la gente trabajadora': AMLO

Esta propuesta es para dejar de etiquetar a la población de esta zona, pues son gente bondadosa y trabajadora, aseguró el jefe del Ejecutivo Federal

Parral

Inversión de 460 mdp en el programa Sembrando Vida: AMLO

El Presidente de la Republica destacó que la obra Carretera que conectará a Chihuahua y Sinaloa tendrá una inversión de más de 300 millones de pesos

Jiménez

Incendio en caja de camión cargado de cebolla

La causa fue un posible corto circuito en la pesada unidad

Sociales

Celebra sus XV años Jaqueline Prieto

Los invitados se mostraron entusiasmados por acompañar a la festejada en tan importante celebración para su vida

Parral

Prevén que se agudice escasez de agua en la presa Parral

Reportan que los niveles del vital líquido se encuentran a un 10 por ciento de la capacidad total

Jiménez

Jiménez, sin proyectos para la inclusión indígena

No se tiene un proyecto como tal, pero sí la atención a grupos vulnerables, en los que se incluye a la comunidad indígena: Ruth Carrasco