/ martes 10 de mayo de 2022

Hay robos en Centro Nacional de Inteligencia y ningún responsable

La institución de inteligencia ha presentado denuncias, pero hasta ahora no se han fincado responsabilidades administrativas a los servidores públicos encargados del resguardo de los bienes

Por el robo de al menos 80 bienes al Centro Nacional de Inteligencia (CNI) entre 2020 y 2022, con un valor de tres millones de pesos, no se han fincado aún responsabilidades administrativas en el organismo, señaló su titular, el general en retiro Audomaro Martínez Zapata.

En un oficio de respuesta a una solicitud de información hecha por El Sol de México, la entidad federal –que antes era el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen)– responsabilizó de los hurtos a personas ajenas a la institución, aunque reconoció que sí están involucrados servidores públicos, “en su calidad de resguardatorios (sic) de los bienes”.

➡️ Compra Sedena ventiladores a empresa creada en gobierno de AMLO

El director del Centro Nacional de Inteligencia también informó que “en todos los casos de robo en la institución entre 2020 y 2021 se presentaron denuncias ante las autoridades competentes, en los años que ocurrieron”, sin especificar instituciones. Sin embargo, aún no hay responsabilidades administrativas en el organismo por esos hurtos.

En su edición del domingo 6 de marzo, este diario publicó un trabajo periodístico donde dio cuenta que el CNI registró robos entre 2020 y 2021 que van desde teléfonos celulares, cámaras fotográficas, grabadoras, hasta camionetas, automóviles y un jeep. Esto es, durante la administración federal actual.

La respuesta a la solicitud de información, registrada con el folio 330005022000060, con fecha del 28 de abril de 2022 y firmada por el titular del CNI, el general de división en retiro, Audomaro Martínez Zapata –el militar de mayor confianza del presidente Andrés Manuel López Obrador–, señala que los robos de bienes muebles se cometieron al interior y al exterior de las instalaciones del centro.

Según los registros públicos del organismo de inteligencia nacional –que es el equiparable a la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos, al Mosad en Israel, al Servicio Federal de Seguridad (FSB) de Rusia o al Servicio Secreto de Inteligencia (SIS o MI6) de Reino Unido– el CNI sólo cuenta con un bien inmueble, catalogado como “oficinas centrales”.

La propiedad se encuentra en Camino Real a Contreras 35, colonia La Concepción, alcaldía Magdalena Contreras, Ciudad de México, y tiene un valor catastral de 261 millones 782 mil 59.31 pesos.

Algunos de los objetos sustraídos ilegalmente de la institución, de acuerdo con datos públicos en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT), son un jeep con valor de 279 mil 920 pesos, que es el objeto más costoso robado en 2020.

También registra el robo de dos automóviles Sedán (en 2020), con un costo de 143 mil 420 pesos cada uno; dos camionetas tipo Pick Up, de 210 mil pesos cada una, así como una motocicleta de 107 mil 739 pesos.

En 2021, el bien más costoso robado al Centro Nacional de Inteligencia fue una videograbadora con un valor de 136 mil 473 pesos. Le sigue una micrograbadora con un monto de 69 mil 565 pesos, así como un transmisor de señal de 57 mil 391 pesos y una grabadora de 56 mil 132 pesos.

ROBOS NO COMPROMETEN INFORMACIÓN SENSIBLE

En la pregunta siete del cuestionario enviado al CNI se le cuestionó si en los objetos robados como grabadoras, micro grabadoras, equipos de cómputo, videocámaras y cámaras fotográficas, había información de inteligencia nacional recabada por los servidores públicos que trabajan en la institución.

Mediante la tarjeta SG/8/35/22, el área responsable del órgano de inteligencia nacional encargada de dar información sobre esta solicitud respondió con un simple “no”.

Los artículos inventariados que más se robaron en el CNI entre 2020 y 2021 fueron videocámaras digitales, con un total de 24 (18 en 2020 y seis en 2021), que van desde los 136 mil 473 pesos a los siete mil 733 pesos.

Otro de los bienes que más fueron sustraídos en la institución fueron grabadoras (14 en total), que van desde los 66 mil 386 pesos hasta los 824 pesos, así como tres “micrograbadoras” con valor de 69 mil 565 pesos (2021), 48 mil 655 pesos (2020) y 47 mil 800 pesos (2020) cada una.

También aparecen en esa lista de robos un teléfono celular de 28 mil 843 pesos, un ruteador de 30 mil 630 pesos, un radio de onda corta de 16 mil 500 pesos, un dispositivo electrónico portátil con pantalla táctil de 12 mil 89 pesos y una cámara de video para equipo multimedia de 13 mil 990 pesos.

Las bajas a bienes muebles en el Centro de Inteligencia Nacional por “robo” también incluyen siete microcomputadoras portátiles, todas en el año 2020: dos por 10 mil 256 pesos, una por 11 mil 817 pesos, otra por 17 mil 661, una más por 15 mil 490 pesos, otra por 16 mil 473 pesos y otra por 52 mil 499 pesos.

En la pregunta seis de la solicitud de información al CNI, referente a cuál es la institución pública o empresa de seguridad privada responsable del resguardo de las oficinas centrales del organismo, la institución señaló que esa información se encuentra clasificada como reservada por un periodo de cinco años, de acuerdo con la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública y a la Ley de Seguridad Nacional.

Por el robo de al menos 80 bienes al Centro Nacional de Inteligencia (CNI) entre 2020 y 2022, con un valor de tres millones de pesos, no se han fincado aún responsabilidades administrativas en el organismo, señaló su titular, el general en retiro Audomaro Martínez Zapata.

En un oficio de respuesta a una solicitud de información hecha por El Sol de México, la entidad federal –que antes era el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen)– responsabilizó de los hurtos a personas ajenas a la institución, aunque reconoció que sí están involucrados servidores públicos, “en su calidad de resguardatorios (sic) de los bienes”.

➡️ Compra Sedena ventiladores a empresa creada en gobierno de AMLO

El director del Centro Nacional de Inteligencia también informó que “en todos los casos de robo en la institución entre 2020 y 2021 se presentaron denuncias ante las autoridades competentes, en los años que ocurrieron”, sin especificar instituciones. Sin embargo, aún no hay responsabilidades administrativas en el organismo por esos hurtos.

En su edición del domingo 6 de marzo, este diario publicó un trabajo periodístico donde dio cuenta que el CNI registró robos entre 2020 y 2021 que van desde teléfonos celulares, cámaras fotográficas, grabadoras, hasta camionetas, automóviles y un jeep. Esto es, durante la administración federal actual.

La respuesta a la solicitud de información, registrada con el folio 330005022000060, con fecha del 28 de abril de 2022 y firmada por el titular del CNI, el general de división en retiro, Audomaro Martínez Zapata –el militar de mayor confianza del presidente Andrés Manuel López Obrador–, señala que los robos de bienes muebles se cometieron al interior y al exterior de las instalaciones del centro.

Según los registros públicos del organismo de inteligencia nacional –que es el equiparable a la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos, al Mosad en Israel, al Servicio Federal de Seguridad (FSB) de Rusia o al Servicio Secreto de Inteligencia (SIS o MI6) de Reino Unido– el CNI sólo cuenta con un bien inmueble, catalogado como “oficinas centrales”.

La propiedad se encuentra en Camino Real a Contreras 35, colonia La Concepción, alcaldía Magdalena Contreras, Ciudad de México, y tiene un valor catastral de 261 millones 782 mil 59.31 pesos.

Algunos de los objetos sustraídos ilegalmente de la institución, de acuerdo con datos públicos en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT), son un jeep con valor de 279 mil 920 pesos, que es el objeto más costoso robado en 2020.

También registra el robo de dos automóviles Sedán (en 2020), con un costo de 143 mil 420 pesos cada uno; dos camionetas tipo Pick Up, de 210 mil pesos cada una, así como una motocicleta de 107 mil 739 pesos.

En 2021, el bien más costoso robado al Centro Nacional de Inteligencia fue una videograbadora con un valor de 136 mil 473 pesos. Le sigue una micrograbadora con un monto de 69 mil 565 pesos, así como un transmisor de señal de 57 mil 391 pesos y una grabadora de 56 mil 132 pesos.

ROBOS NO COMPROMETEN INFORMACIÓN SENSIBLE

En la pregunta siete del cuestionario enviado al CNI se le cuestionó si en los objetos robados como grabadoras, micro grabadoras, equipos de cómputo, videocámaras y cámaras fotográficas, había información de inteligencia nacional recabada por los servidores públicos que trabajan en la institución.

Mediante la tarjeta SG/8/35/22, el área responsable del órgano de inteligencia nacional encargada de dar información sobre esta solicitud respondió con un simple “no”.

Los artículos inventariados que más se robaron en el CNI entre 2020 y 2021 fueron videocámaras digitales, con un total de 24 (18 en 2020 y seis en 2021), que van desde los 136 mil 473 pesos a los siete mil 733 pesos.

Otro de los bienes que más fueron sustraídos en la institución fueron grabadoras (14 en total), que van desde los 66 mil 386 pesos hasta los 824 pesos, así como tres “micrograbadoras” con valor de 69 mil 565 pesos (2021), 48 mil 655 pesos (2020) y 47 mil 800 pesos (2020) cada una.

También aparecen en esa lista de robos un teléfono celular de 28 mil 843 pesos, un ruteador de 30 mil 630 pesos, un radio de onda corta de 16 mil 500 pesos, un dispositivo electrónico portátil con pantalla táctil de 12 mil 89 pesos y una cámara de video para equipo multimedia de 13 mil 990 pesos.

Las bajas a bienes muebles en el Centro de Inteligencia Nacional por “robo” también incluyen siete microcomputadoras portátiles, todas en el año 2020: dos por 10 mil 256 pesos, una por 11 mil 817 pesos, otra por 17 mil 661, una más por 15 mil 490 pesos, otra por 16 mil 473 pesos y otra por 52 mil 499 pesos.

En la pregunta seis de la solicitud de información al CNI, referente a cuál es la institución pública o empresa de seguridad privada responsable del resguardo de las oficinas centrales del organismo, la institución señaló que esa información se encuentra clasificada como reservada por un periodo de cinco años, de acuerdo con la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública y a la Ley de Seguridad Nacional.

Parral

¡Apúrate! Concluye mañana feria del empleo en la plaza Principal

Prevén contratar a 40 personas en la feria del empleo, mañana será el último día que se está recibiendo papelería en la plaza Principal

Juárez

Encuentran 42 migrantes muertos dentro de un tráiler en San Antonio, Texas

Dentro de la pesada unidad además había otras 16 personas que lograron sobrevivir

Parral

Municipio Invertirá 29 mdp en pavimentación y luminarias

El arquitecto Alberto Camarena, director de Obras Públicas del Municipio, detalló las calles a encementar y los lugares donde se colocarán luminarias

Política

Segob reconoce incapacidad para atender huelga en Notimex

Admitieron que el conflicto está atascado ya que Sanjuana Martínez está negada a realizar negociación alguna

Chihuahua

Choque frontal, mueren 4 jornaleros y un niño de la familia LeBarón

El percance ocurrió a sólo unos kilómetros de Buenaventura; en el que lamentablemente murieron cinco personas, entre ellos un menor de solo 3 años que pertenecía a la familia LeBarón

Juárez

Encuentran 42 migrantes muertos dentro de un tráiler en San Antonio, Texas

Dentro de la pesada unidad además había otras 16 personas que lograron sobrevivir

Sociedad

Inician rehabilitación de carretera 307 y acceso a Playa del Carmen

También se incluye la reparación de un socavón en el kilómetro 265, restauración de losas de concreto y obras de drenaje

Mundo

Gobierno de Perú declara emergencia en carreteras del país por huelga de trasportistas

La medida suspende los derechos constitucionales de libre tránsito y de reunión de personas con el objetivo de evitar el bloqueo de las vías

Sociedad

Tiendas en Monterrey no tienen agua ni para sus empleados: así se vive la escasez

En Monterrey, las tiendas se han visto obligadas a racionar la venta de botellas de agua ante la escasez