/ martes 3 de noviembre de 2020

Muerte, angustia y llanto, la otra cara del Covid-19

La incertidumbre se respira en los pasillos del Hospital General, al ver que no pueden hacer nad apor sus seres queridos

Muerte, angustia, tristeza, llantos y contagios es lo que se vio este lunes en el Hospital General de Parral, la incertidumbre se respira en familiares de contagiados que se encuentran impotentes al no poder hacer algo por sus seres queridos que se encuentran hospitalizados.

RECIBE LAS NOTICIAS DE PORTADA DE PARRAL, CHIHUAHUA Y JUÁREZ ANTES QUE NADIE EN TU EMAIL, ¡SUSCRÍBETE GRATIS!

Eran las 13 horas con 12 minutos de un Día de Muertos en el Hospital General de Parral y en uno de los pabellones del interior del nosocomio, trasladaban a una persona cubierta por completo con una sábana blanca, al parecer ya sin vida.

La mesa donde llevaban al difunto, iba empujada por dos trabajadores, hecho que captó en fotografía este reportero; sin embargo, la estadía de quien no cuenta con autorización para estar al interior del área de hospitalizados, es interrumpida por el personal de guardias que piden amablemente que esperen afuera… por lo de las medidas de sanidad.

Al exterior del edificio una mujer llora desconsolada, pasando un momento desgarrador, fatídico, brutal; pues su allegado acaba de perder la batalla contra el virus mortal, hecho que se confirmó por familiares minutos después de esta escena.

Solo bastaron 11 minutos para que comenzara el segundo acto de esta escena de la vida real, esta vez dos familiares preocupados esperan su paciente que al parecer es sospechoso de contagio.

“Estamos contigo”, se escucha el grito de una hija que acompañaba al trasladado, esto para mostrar su solidaridad, a pesar de que se encontraba cubierto por completo por el equipo de aislamiento.

En el área de urgencias espera una familiar de un paciente que expresó lo difícil y desconcertante que es tener a un ser querido internado, el no poder escucharlo, ver, tocar, abrazar o si quiera poder transmitirle tranquilidad; es desgarrador.

El hecho de no poder recibir noticias constantes del hospitalizado los hace vivir en incertidumbre puesto que, esperan la llamada con “noticias malas”, ya que del nosocomio solo se comunican cuando el paciente requiere algún cuidado o en el peor de los escenarios, presentó complicaciones.

En todos los pasillos, a las afueras, se pudo ver alguna situación que tenía relación con la pandemia que se encuentran viviendo miles de parralenses con sus seres queridos contagiados.

Muerte, angustia, tristeza, llantos y contagios es lo que se vio este lunes en el Hospital General de Parral, la incertidumbre se respira en familiares de contagiados que se encuentran impotentes al no poder hacer algo por sus seres queridos que se encuentran hospitalizados.

RECIBE LAS NOTICIAS DE PORTADA DE PARRAL, CHIHUAHUA Y JUÁREZ ANTES QUE NADIE EN TU EMAIL, ¡SUSCRÍBETE GRATIS!

Eran las 13 horas con 12 minutos de un Día de Muertos en el Hospital General de Parral y en uno de los pabellones del interior del nosocomio, trasladaban a una persona cubierta por completo con una sábana blanca, al parecer ya sin vida.

La mesa donde llevaban al difunto, iba empujada por dos trabajadores, hecho que captó en fotografía este reportero; sin embargo, la estadía de quien no cuenta con autorización para estar al interior del área de hospitalizados, es interrumpida por el personal de guardias que piden amablemente que esperen afuera… por lo de las medidas de sanidad.

Al exterior del edificio una mujer llora desconsolada, pasando un momento desgarrador, fatídico, brutal; pues su allegado acaba de perder la batalla contra el virus mortal, hecho que se confirmó por familiares minutos después de esta escena.

Solo bastaron 11 minutos para que comenzara el segundo acto de esta escena de la vida real, esta vez dos familiares preocupados esperan su paciente que al parecer es sospechoso de contagio.

“Estamos contigo”, se escucha el grito de una hija que acompañaba al trasladado, esto para mostrar su solidaridad, a pesar de que se encontraba cubierto por completo por el equipo de aislamiento.

En el área de urgencias espera una familiar de un paciente que expresó lo difícil y desconcertante que es tener a un ser querido internado, el no poder escucharlo, ver, tocar, abrazar o si quiera poder transmitirle tranquilidad; es desgarrador.

El hecho de no poder recibir noticias constantes del hospitalizado los hace vivir en incertidumbre puesto que, esperan la llamada con “noticias malas”, ya que del nosocomio solo se comunican cuando el paciente requiere algún cuidado o en el peor de los escenarios, presentó complicaciones.

En todos los pasillos, a las afueras, se pudo ver alguna situación que tenía relación con la pandemia que se encuentran viviendo miles de parralenses con sus seres queridos contagiados.

Parral

Hay cuatro aspirantes para la dirección de la Escuela Normal

Esta semana se determinará quién quedará en el cargo que actualmente ostenta Javier Cruz

Cuauhtémoc

Tarifa única en el DAP le pegará a los que menos tienen: Humberto Pérez

Alcalde de Cuauhtémoc señala que se trata de una medida injusta

Finanzas

Sufre el peso su peor caída desde inicios de la contingencia

La moneda nacional perdió cerca de 86 centavos frente al dólar

Cuauhtémoc

Tarifa única en el DAP le pegará a los que menos tienen: Humberto Pérez

Alcalde de Cuauhtémoc señala que se trata de una medida injusta

Policiaca

Detienen a sospechoso de sustraer una bomba de agua

El sujeto identificado como Secundino L.F. de 45 años, no logró acreditar la procedencia del objeto

Parral

Invitan a aprovechar descuentos en multas de tránsito

Las promociones aplican para infracciones de los años 2016 a 2020

Policiaca

Reportan grupo armado en Satevó; intentaron robar otro vehículo

Se indica que los sujetos trataron de despojar a una familia extranjera de su camioneta

Sociedad

Giovana, herida en ataque armado en Guaymas, se recupera tras operación

En el ataque privaron de la vida a la activista Marisol Cuadras, de tan solo 18 años de edad

Finanzas

Sufre el peso su peor caída desde inicios de la contingencia

La moneda nacional perdió cerca de 86 centavos frente al dólar