imagotipo

Memorias de los festejos del cuarto centenario: 50 años después

  • Alfonso Obregon Mariscal
  • en Local

Por Luis Alfonso Aguirre Quiñónez

El 12 de octubre de 1967, hace exactamente 50 años, culminaban los Festejos del Cuarto Centenario en Santa Bárbara, Chihuahua.

Ese día, el Gobernador del Estado, Práxedes Giner Durán, además de inaugurar el Monumento a la Unidad Chihuahuense en dicho municipio, encabezó la sesión solemne en la que los tres poderes –trasladados ex profeso al lugar- declararon simbólicamente a Santa Bárbara capital del estado.

Los citados eventos fueron el colofón de 13 días de intensa actividad en la que la población en general participó de manera espontánea y entusiasta ante la convocatoria de las autoridades y organizadores para festejar 400 años de historia del pueblo minero.

En palabras de uno de los personajes santabarbarinos más apasionados con la historia de su terruño, el Profesor René Gómez Esparza, “aquellas fiestas fueron muy sonadas en todo el norte de México”. A muchos de quienes tuvimos la suerte de vivir y disfrutar aquellas celebraciones, nos han parecido las mejores de nuestras vidas; el compartir evocaciones sobre los personajes y eventos de la época nos remite conjuntamente a vivencias que marcaron para siempre nuestra identidad santabarbarina.

Así lo constaté en reciente viaje a mi pueblo natal, el cual tuvo como objetivo principal impregnarme de esa subjetividad que únicamente se recupera volviendo a los orígenes, a los lugares, olores y sabores en que se genera la única y auténtica patria: la niñez. El pretexto era reforzar las bases de mis recuerdos a través de la conversación cara a cara, buscar el testimonio directo que permite la tradición oral con aquellas personas que tienen lo mismo un profundo amor a su tierra que un interés por su historia y su cultura. En fin, quería encontrar indicios de que a alguien más le interesaba evocar aquellas muy sonadas fiestas y de ser así, escribir algo sobre ellas para que ese Cuarto Centenario no pasara en blanco…50 años después.

No encontramos eco ni mucho menos respaldo en instancia oficial alguna, pues las actuales autoridades parecen estar demasiado enfocadas en afanes pragmáticos presentes y aspiraciones con vistas al futuro como para andar parando mientes en el pasado. Pero, como ya se dijo, afortunadamente sí hubo muchos amigos con aficiones culturales que brindaron su tiempo, disposición y materiales para construir este testimonio.

LOS ANTECEDENTES

Es prácticamente unánime el reconocimiento hacia la persona de José Santos Esparza Muñoz como el artífice central de los Festejos del IV Centenario. “Santitos”, como popularmente es conocido y recordado este entrañable personaje santabarbarino, llegó a la Presidencia Municipal en el año de 1966 apoyado por el PAN. Hombre aficionado a la cultura en general y especialmente a la historia (hispanófilo por añadidura), Esparza Muñoz proyectó visionariamente dar un realce al municipio aprovechando los 400 años que cumpliría la ciudad en 1967.

Es conocida la polémica –aún inconclusa- que históricamente han sostenido Santa y El Valle por el reconocimiento como “la ciudad más antigua del estado”. Todo indica que la ex –villa tomó ventaja en aquellos ayeres, ya que historiadores, cronistas y periodistas culturales de la talla de Don Alfonso Escárcega o la familia Rocha en Parral, parecieron inclinarse por reconocer a Santa Bárbara como la población más antigua del Estado de Chihuahua. Este respaldo debió influir sin duda en el ánimo del Edil para aventurarse a “oficializar” la antigüedad del municipio a través de un magno evento.

Ante esta situación, el Ayuntamiento convocó a la ciudadanía a conformar un Comité Pro-Festejos del IV Centenario, contando con el apoyo del gobierno estatal y en colaboración con algunos municipios aledaños como los del Oro, Parral y El Valle; invitaciones especiales a lugares como Durango, desde donde inició el recorrido de la  antorcha  del Fuego Simbólico; además de establecer vínculos con ciudades de EUA en las que radicaban migrantes santabarbarinos, en especial El Paso, Texas y Los Ángeles, California o, como en el caso de Santa Fe, Nuevo México, reconociendo implicaciones históricas (Santa Bárbara fue punto clave en la Ruta de Oñate).

LOS FESTEJOS DEL IV CENTENARIO

Ya con todo listo para la celebración (incluidos Escudo de la ciudad y Reina de los festejos), se invitaba de la siguiente manera:

Los habitantes de Santa Bárbara esperan hacer honor a su tradicional hospitalidad y se disponen a recibir como se merecen a los habitantes de la Comarca, el Estado, la República y el extranjero que vengan a compartir con ellos el júbilo de estas celebraciones, que durarán 13 días.

El primero de ellos fue el sábado 30 de septiembre: Iniciación de Festejos y Coronación. El Programa marca 7 Eventos, comenzando el 1º. a las 5:30 horas: se lanzarán a vuelo las campanas de todos los templos y silbato de la Asarco. Enseguida “Mañanitas” por grupos musicales que recorrerán las calles de la ciudad. Más tarde no podía faltar el Bando Solemne, cuya lectura corrió a cargo del Heraldo Oficial  acompañado del Penthatlón Deportivo y la Banda de Guerra. Ya por la noche, Coronación de S.G.M. MARíA I. y Gran Baile.

Es de destacar que a lo largo de estas jornadas se privilegiaron los eventos de carácter deportivo. Hubo cuadrangulares de básquetbol y beisbol, torneos de rebote, charreadas y carreras de motos. Tales competencias se llevaron a cabo en la Cancha Revolución (no existía aún el Gimnasio), en el estadio Once de Julio y en el recién inaugurado Campo Infantil entre otros lugares.

Un día clave fue el 1 de octubre, ya que dado el carácter histórico de los Festejos, se inauguraba La Plaza de los Fundadores con su ícono central, el Monumento de Don Rodrigo del Río y Lossa, ratificado como el fundador de Santa Bárbara por La Sociedad Chihuahuense de Estudios Históricos. También ese día se develó el Escudo de la Ciudad, obra de Manuel “Meme” Márquez y Manuel Torres Servín, el cual fue colocado justamente en la entrada de la población.

Esa misma fecha hicieron su aparición los Voladores de Papantla, quienes actuarían hasta en cuatro ocasiones (en diversos días) dentro del Estadio Once de Julio, cobrándose al público en general 2 pesos por presenciar la exhibición.

Los Festejos incluyeron Exposiciones de carácter Industrial, en las que destacó la participación de las Compañías Mineras, muy en especial de la Asarco y la Frisco. Se montaron Pabellones en los que se exhibió maquinaria y artefactos mecánicos propios del quehacer minero.

Por lo que respecta a la Exposición Ganadera, se contó con la exhibición de ejemplares de las mejores razas de bovinos, equinos y caprinos. Un púber de 11 años quedó asombrado al ver por vez primera animales que le parecieron de gran calidad, porte y belleza; tal visión debió impactarle de sobremanera, pues hoy, ya como abuelo, el Prof. Luis F. López Gómez  comparte emocionado dicha vivencia como aquélla que con más claridad viene a su mente. El profe Chacho guarda en general muy bellos recuerdos (en su memoria y en El Museo Minero) de aquel IV Centenario, coincidiendo con muchos otros santabarbarinos en que aquellos festejos sobresalen de cuantos ha habido en el pueblo e incluso en la región. La noche del 4 de octubre se clausuró la Exposición Ganadera con “quema de fuegos pirotécnicos”.

Una fiesta no es tal si no incluye música, baile y bohemia. Y la verdad sea dicha, la gente de Santa (la iletrada y la culta; la pobre y la rica) se ha caracterizado por rendirle culto tanto a las Musas como a Dionisos. Hubo varios días en que ya entrada la noche se celebraban Brindis de Honor “Bacardy”, lo mismo en El Casino que en El Club de Leones o en el Patio Español.

Parte importante de Los Festejos fueron los animadores, conductores y Maestros de Ceremonias, destacando los locutores de la estación de radio local, la XESB. Gran actividad desplegaron cubriendo eventos de diversa índole Alfonso J. Aguirre, el Bobby Serrano,  Catalino Talamantes y el Pokarín, Fernando de Santiago. De igual manera, dieron cuenta de los Festejos medios locales como El Polvorín dirigido por Alejandro Puga, y periódicos como El Correo de Parral y El Heraldo de Chihuahua, en los que se podía consultar el Programa del día.

No podían faltar las grandes Terrazas de Baile y Variedades que ocuparon la avenida de los arbotantes por ambos sentidos, diferenciados popularmente como “los de arriba y los de abajo”. En ellas se presentaron orquestas y conjuntos que hicieron la delicia de los amantes del baile. Este aspecto de los festejos es evocado con gran sentimiento por Julio Morales, otro santabarbarino que se ha destacado por su dedicación a preservar la memoria de su terruño:

Recordamos los bellos momentos que compartí con mi adorable esposa Rosa María (Chata) al estar presentes y escuchar  a los grupos musicales que amenizaban en las dos Terrazas que en este tiempo se presentaron en los festejos del 4 centenario y que estaban instaladas en la calle Ricardo Flores Magón, parte baja, así como el teatro al aire libre que se instaló en la calle La Marinera donde se presentaron noche a noche grandes cantantes como también cómicos e imitadores. Uno de los imitadores me llamó mucho la atención por su parecido al ídolo de México Pedro Infante. Al tener una voz gemela a la de Pedro.

Para Julio, los Festejos fueron inolvidables, pues apenas unos meses atrás había contraído matrimonio, y tanto a él mismo como a su señora les encantaba ser partícipes de la vida social santabarbarina, como lo reafirma el propio Morales García, ahora en su faceta de Teniente de Cadetes de Infantería:

También fui partícipe de las acrobacias que ejecutó el Pentatlón Deportivo Militarizado, donde se vieron grandes pirámides sobre las paralelas y ejercicios a pie firme por el disciplinado grupo de pentatletas a los cuales orgullosamente pertenecí durante 13 años.

Semejantes testimonios escuchamos de las personas con las que platicamos recientemente, quienes recuerdan los eventos que se desarrollaron en El Teatro del Pueblo, escenario por el que desfilaron excelentes grupos de baile,  cantantes y cómicos, todo acorde a un muy bien planeado Programa para cada una de las 13 fechas: El Día del Folklor Nacional, el de los Ex –Alcaldes (en el que el C. Presidente rindió su 2º. Informe de Gobierno), el de la Cultura, el Día de la Educación, el de la Minería o el Día del Pueblo, y así hasta llegar al 12 de octubre que fue el Día de Clausura.

Muchos de estos eventos se realizaron simultánea o alternamente en La Estación del Ferrocarril y en la Plaza de Don Rodrigo. Tarde a tarde bajábamos caminando algunos 20 metros mi abuela y yo, cargando sendas sillas para así disfrutar mejor de los espectáculos en uno u otro escenario. Algunos eran gratis, aunque otros –los de artistas foráneos- tenían un costo de “3 pesos adultos y niños media paga”. En el corredor que iba de la Estación a la Plaza se establecieron puestos de artesanías, Stands comerciales y locales de comida. Más adelante, a lo largo de la calle Flores Magón se instalaron los juegos mecánicos, la delicia de quienes éramos niños en octubre de 1967. Nada del otro mundo: la rueda de la fortuna, sillas voladoras o el remolino chino; las famosas Tómbolas y los rifles de municiones para el tiro al blanco.

Todo este escenario conformó durante trece días el mundo feliz de un niño de seis años, generando en él expectativas hiperbólicas como el suponer un sentido literal al adjetivo “voladores”. Me llevaron a ver a los de Papantla al estadio y salí muy inconforme. ¿No te gustaron? Me preguntó mi abuela (o quizá mi tía Luty). “No…porque qué chiste: No volan, nomás se colgan”

Pienso que ese halo festivo y mágico envolvió al grueso de los santabarbarinos aquellas 13 jornadas del otoño de 1967. Se estima que fue precisamente a fines de la década de 1970 cuando la ciudad alcanzó uno de sus auges  demográficos con una población cercana a los veinte mil habitantes, de los cuales, seguramente una mayoría significativa tomó parte en los Festejos del IV Centenario. En un entorno que combinaba la cotidianidad de la paz pueblerina con –próximos- eventos disruptivos como los de México 68, Santa Bárbara salió de la rutina típica de un pueblo minero para encontrarse con un pasado de cuatro largos siglos…hace ya cincuenta años.

Afectados 169 alumnos por el cierre de escuela

Afectados 169 alumnos por el cierre de escuela

Buscarán estrategia para que los niños estudien en el hogar

El Sol de Parral

local

“Protesta de ex mineros es por reclamo de sus acciones”

“Protesta de ex mineros es por reclamo de sus acciones”

No buscan que les paguen los 55 millones de dólares: abogado

Páginas falsas, peligro en la red para los adolescentes

Páginas falsas, peligro en la red para los adolescentes

Padres de familia de una secundaria pidieron asesoría: Lic. Torresdey

Sin recoger 610 credenciales para votar: RFE

Sin recoger 610 credenciales para votar: RFE

Los que la tramitaron no han ido a recogerla

Se sobregiraron en Turismo y Desarrollo Rural Municipal en Jornadas

Se sobregiraron en Turismo y Desarrollo Rural Municipal en Jornadas

En general, el Municipio va en 66.8 por ciento de gasto

Ex Comisaría grafiteada y nido de vándalos

Ex Comisaría grafiteada y nido de vándalos

El edificio está abandonado hace más de un año

destacados

A un mes del terremoto, la Ciudad de México está de pie

A un mes del terremoto, la Ciudad de México está de pie

Así lo afirmó Mancera, quien reiteró que hay un compromiso permanente con la población

Tras resultar afectada por sismos, SEP rentará nuevo inmueble

El proyecto mejorará la atención a la ciudadanía y alcanzaría ahorros anuales por más de 46 mdp

Vaticina la calificadora Moody´s que EU saldrá del TLCAN

Vaticina la calificadora Moody´s que EU saldrá del TLCAN

La agencia preve que persista “el ruido político” en torno a las mesas de renegociación

Crisis en Cataluña, pone en riesgo la autonomía de la región

Crisis en Cataluña, pone en riesgo la autonomía de la región

Amenaza Puigdemont con seguir adelante con declaración de independencia, si el gobierno español persiste en impedir el diálogo

Al menos 3 millones llevan un arma a diario en EU ¡casi la población de Puerto Rico!

Al menos 3 millones llevan un arma a diario en EU ¡casi la población de Puerto Rico!

Según el informe del American Journal of Public Health nueve millones la lleva por lo menos una vez al mes