/ sábado 12 de enero de 2019

Hallan a hombre sin vida en una casa

reporte moviliza a la policía

Sexagenario sin vida en domicilio de la colonia Campesina, provocó la movilización de los cuerpos de auxilio.

Se trata de quien en vida llevara el nombre de Guadalupe Holguín de la Cruz, quien fue localizado sin vida en el patio de su domicilio a causa de un paro cardio-respitario.

El cuerpo llevaba ya varios días fallecido, ya que presentaba considerable descomposición. Minutos antes de las 18:00 horas del jueves, se notificó a las corporaciones de emergencia sobre la presencia de un cuerpo sin vida en el interior de un domicilio, ubicado en el cruce de las calles Leona Vicario y Guillermo Baca.

Cabe señalar que el cadáver ya presentaba un considerable avance de descomposición, por lo que los fétidos olores alertaron a los vecinos y familiares del hoy fenecido, por lo que solicitaron el apoyo de las autoridades.

Fue así que los elementos policiales, periciales y forenses, pudieron constatar que el cuerpo sin vida se encontraba en el patio de la citada vivienda, el cual se trató de un masculino de edad avanzada.

El occiso fue identificado como quien en vida llevara el nombre de Guadalupe Holguín de la Cruz, de 68 años de edad, mejor conocido en la ciudad como “Don Lupe”, o “el señor de los perros”, ya que verlo caminando en compañía de varios canes, era una de las estampas tradicionales de la Vieja Huejoquilla.

Por lo anterior, la Fiscalía Zona Sur precisó que las causas del deceso de Don Lupe fueron completamente naturales, ya que falleció a causa de un paro cardio- respiratorio, según los resultados de la necropsia.

Sexagenario sin vida en domicilio de la colonia Campesina, provocó la movilización de los cuerpos de auxilio.

Se trata de quien en vida llevara el nombre de Guadalupe Holguín de la Cruz, quien fue localizado sin vida en el patio de su domicilio a causa de un paro cardio-respitario.

El cuerpo llevaba ya varios días fallecido, ya que presentaba considerable descomposición. Minutos antes de las 18:00 horas del jueves, se notificó a las corporaciones de emergencia sobre la presencia de un cuerpo sin vida en el interior de un domicilio, ubicado en el cruce de las calles Leona Vicario y Guillermo Baca.

Cabe señalar que el cadáver ya presentaba un considerable avance de descomposición, por lo que los fétidos olores alertaron a los vecinos y familiares del hoy fenecido, por lo que solicitaron el apoyo de las autoridades.

Fue así que los elementos policiales, periciales y forenses, pudieron constatar que el cuerpo sin vida se encontraba en el patio de la citada vivienda, el cual se trató de un masculino de edad avanzada.

El occiso fue identificado como quien en vida llevara el nombre de Guadalupe Holguín de la Cruz, de 68 años de edad, mejor conocido en la ciudad como “Don Lupe”, o “el señor de los perros”, ya que verlo caminando en compañía de varios canes, era una de las estampas tradicionales de la Vieja Huejoquilla.

Por lo anterior, la Fiscalía Zona Sur precisó que las causas del deceso de Don Lupe fueron completamente naturales, ya que falleció a causa de un paro cardio- respiratorio, según los resultados de la necropsia.

Local

Participan 70 empresas de la ciudad en “Jóvenes Construyendo el Futuro”

Este plan busca que jóvenes puedan capacitarse en el trabajo, ante ello el Gobierno de la República les otorgará una beca durante un año

Local

Todo un éxito competencia de tiro con arco

Se premió a primero, segundo y tercer lugar, respectivamente con incentivos económicos y diplomas

Local

Chocan vehículo con reporte de robo en la Vialidad del Río

La falta de pericia al volante, fue el posible factor por el que sobrevino el accidente

Literatura

En la Mira | ¿El fin del fotoperiodismo?

En Argentina los grandes medios ya no contratan fotógrafos profesionales, dice Dani Yaco... Y sí, el futuro del fotoperiodismo aún está por escribir una nueva historia. México no es la excepción

Ciencia

Revelan el misterio artístico en dientes de monjas medievales

Investigadoras encontraron pintura azul en los dientes de una monja medieval, lo que puede llevar a comprobar que el oficio de ilustrar e iluminar textos, además de escribirlos, no estaba reservado sólo a los monjes