/ lunes 23 de agosto de 2021

Aguas termales, un oasis en el desierto de Jiménez

Curativas y de muy alta temperatura, brinda toda una experiencia sensorial única, emanan desde el interior de las cadenas montañosas del Bolsón de Mapimí

A una hora y media de la cabecera municipal de Jiménez, enclavado en el desierto, se encuentran los cuerpos de agua con más de cien años de antigüedad, de las aguas termales de Los Remedios y el Ojo del Caballo, cuyas aguas que contienen altas concentraciones de minerales, emanan desde el interior de las cadenas montañosas del Bolsón de Mapimí, aguas curativas y de muy alta temperatura, una joya de agua termal poca conocida que brinda toda una experiencia sensorial única.

➡️ Recibe las noticias más relevantes de Parral, Chihuahua y Juárez, directo a tu correo electrónico. ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

A 75 kilómetros de la cabecera municipal de Jiménez, sobre la carretera cuota Jiménez-Camargo a la altura de la comunidad de Escalón, se localiza una brecha, que se puede identificar fácilmente, debido que al lado de este camino de terracería se encuentra el último puente automovilístico de la carreta, esta brecha conduce a una de las maravillas naturales más icónicas del municipio de Jiménez, las aguas termales de Los Remedios cuya historia data desde la época de 1910, así como las aguas termales el Ojo del Caballo, balneario que fue construido por tres generaciones a base de mucho esfuerzo, constancia y trabajo.

Estas maravillas naturales, se caracterizan por tener las aguas termales más ricas en minerales y calientes de la región sur del estado de Chihuahua, además del entorno natural que rodea estos balnearios de agua termal.

La travesía hasta el lugar comienza por la carretera de cuota Jiménez-Torreón, hasta llegar a la altura de la comunidad de Escalón, cuya seña para acceder al camino que conduce a las aguas termales de los remedios, es un segundo puente, que se puede identificar saliendo de la ciudad de Jiménez, una vez cruzado el puente se encuentra un camino de terracería, el cual se encuentra en condiciones malas para su tránsito.

Ya estando dentro del camino que conduce a las aguas termales de los remedios, desde la autopista hasta los manantiales de agua, se hace aproximadamente treinta minutos, dependiendo de las condiciones en que se encuentre el camino.

El camino está rodeado por dos grandes llanos en donde en dirección sur, se puede visualizar el cerro de San Ignacio ubicado a un costado del laboratorio que se encuentra dentro de la zona conocida como Zona del Silencio, así como de otro cerro muy popular entre los locales de esta área del desierto de denominación “Las tetas de Juana”.

Antes de llegar al balneario más popular, Los Remedios, se encuentra la ex hacienda, la cual perteneció a una familia inglesa que se dedicaba a la crianza de ganado.

Este monumento histórico que fue pieza clave en la Revolución Mexicana por donde pasó Pancho Villa y su mano derecha el comandante Fierro, hoy en día está totalmente destruida, al no ser protegida por el INAH, ni los gobiernos municipales, estatales y federales.

Fotos: Archivo | El Sol de Parral

En el interior de la ex hacienda, de la cual únicamente queda el casco, se pueden apreciar aún algunos murales que representan como era la vida de aquella época en ese territorio.

Pasando la hacienda, se encuentra el balneario principal, Los Remedios, balneario que se encuentra en el interior de una caverna, en las laderas de una cadena montañosa de gran altitud.

A la entrada de la caverna de donde emerge el agua termal, se pueden encontrar piscinas de diferentes formas, que a lo largo de más de seis metros, cueva adentro, recorren hasta llegar a donde se encuentra el manantial.

La mayor parte de las cadenas montañosas que se sitúan por el municipio de Jiménez, colindantes con los estado de Coahuila y Durango, contiene aguas termales, debido a que la geografía de estas cadenas montañosas es de origen volcánico.

En la parte trasera de la hacienda de Los Remedios y a aproximadamente 500 metros, se encuentra otro balneario de agua termal, prácticamente a unos cuantos pasos del original.

El manantial de agua termal, llamado así por su dueño, Domitilo, Ojo del Caballo, es un afluente de agua el cual fue perforado entre la roca del cerro por tres generaciones, hasta que finalmente se dio por concluida la excavación, al encontrar agua termal.

Dentro del Ojo del Caballo se puede encontrar un balneario similar al principal, que está ubicado en los adentros de una caverna, pero lo que lo hace especial, es que también cuenta con albercas muy rudimentarias y una increíble vista a dos cadenas montañosas, entre las que destaca, la sierra de los Olanes.

El Ojo del Caballo cuenta con dos cabañas para que los turistas se puedan hospedar, un terreno muy amplio para acampar, tres albercas con vistas indómitas para diferentes edades y la cera del pastel, el chorro de agua principal dentro de una caverna.

Estos dos cuerpos de agua, ubicados en un valle formado por dos cadenas montañosas, son un oasis en el desierto, en donde al interior de sus aguas, se puede disfrutar de los amaneceres y atardeceres más espectaculares.

Así mismo dentro de este territorio, se pueden apreciar las noches más increíbles, para todos aquellos amantes de la astronomía, en donde se puede visualizar la caída de innumerables meteoritos y cuerpos celestes que son imposibles de ver una ciudad.

Estas dos joyas de agua termal en conjunto con la ex hacienda de Los Remedios, forman el complejo ecoturístico ideal para, descubrir y estar más en contacto con la reserva natural protegida el Bolsón de Mapimí, lugares que ha faltado darles la difusión turística correspondiente por parte de los gobiernos.

La única manera de poder llegar a este paraíso indómito, sin perderse, debido a la falta de señalización, es a través de Google Maps, texteando dentro del buscador “Aguas termales Los Remedios”.

Destinos únicos para conocer y disfrutar, así como para pasar un rato agradable en familia y poder estar en contacto con la belleza del desierto, su flora y fauna así como de su entorno geográfico hostil pero bello, el cual alberga desde cavernas, pinturas rupestres, fósiles, aguas termales y una innumerable lista de la cual se pueden hacer actividades al aire libre y de exploración.

A una hora y media de la cabecera municipal de Jiménez, enclavado en el desierto, se encuentran los cuerpos de agua con más de cien años de antigüedad, de las aguas termales de Los Remedios y el Ojo del Caballo, cuyas aguas que contienen altas concentraciones de minerales, emanan desde el interior de las cadenas montañosas del Bolsón de Mapimí, aguas curativas y de muy alta temperatura, una joya de agua termal poca conocida que brinda toda una experiencia sensorial única.

➡️ Recibe las noticias más relevantes de Parral, Chihuahua y Juárez, directo a tu correo electrónico. ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

A 75 kilómetros de la cabecera municipal de Jiménez, sobre la carretera cuota Jiménez-Camargo a la altura de la comunidad de Escalón, se localiza una brecha, que se puede identificar fácilmente, debido que al lado de este camino de terracería se encuentra el último puente automovilístico de la carreta, esta brecha conduce a una de las maravillas naturales más icónicas del municipio de Jiménez, las aguas termales de Los Remedios cuya historia data desde la época de 1910, así como las aguas termales el Ojo del Caballo, balneario que fue construido por tres generaciones a base de mucho esfuerzo, constancia y trabajo.

Estas maravillas naturales, se caracterizan por tener las aguas termales más ricas en minerales y calientes de la región sur del estado de Chihuahua, además del entorno natural que rodea estos balnearios de agua termal.

La travesía hasta el lugar comienza por la carretera de cuota Jiménez-Torreón, hasta llegar a la altura de la comunidad de Escalón, cuya seña para acceder al camino que conduce a las aguas termales de los remedios, es un segundo puente, que se puede identificar saliendo de la ciudad de Jiménez, una vez cruzado el puente se encuentra un camino de terracería, el cual se encuentra en condiciones malas para su tránsito.

Ya estando dentro del camino que conduce a las aguas termales de los remedios, desde la autopista hasta los manantiales de agua, se hace aproximadamente treinta minutos, dependiendo de las condiciones en que se encuentre el camino.

El camino está rodeado por dos grandes llanos en donde en dirección sur, se puede visualizar el cerro de San Ignacio ubicado a un costado del laboratorio que se encuentra dentro de la zona conocida como Zona del Silencio, así como de otro cerro muy popular entre los locales de esta área del desierto de denominación “Las tetas de Juana”.

Antes de llegar al balneario más popular, Los Remedios, se encuentra la ex hacienda, la cual perteneció a una familia inglesa que se dedicaba a la crianza de ganado.

Este monumento histórico que fue pieza clave en la Revolución Mexicana por donde pasó Pancho Villa y su mano derecha el comandante Fierro, hoy en día está totalmente destruida, al no ser protegida por el INAH, ni los gobiernos municipales, estatales y federales.

Fotos: Archivo | El Sol de Parral

En el interior de la ex hacienda, de la cual únicamente queda el casco, se pueden apreciar aún algunos murales que representan como era la vida de aquella época en ese territorio.

Pasando la hacienda, se encuentra el balneario principal, Los Remedios, balneario que se encuentra en el interior de una caverna, en las laderas de una cadena montañosa de gran altitud.

A la entrada de la caverna de donde emerge el agua termal, se pueden encontrar piscinas de diferentes formas, que a lo largo de más de seis metros, cueva adentro, recorren hasta llegar a donde se encuentra el manantial.

La mayor parte de las cadenas montañosas que se sitúan por el municipio de Jiménez, colindantes con los estado de Coahuila y Durango, contiene aguas termales, debido a que la geografía de estas cadenas montañosas es de origen volcánico.

En la parte trasera de la hacienda de Los Remedios y a aproximadamente 500 metros, se encuentra otro balneario de agua termal, prácticamente a unos cuantos pasos del original.

El manantial de agua termal, llamado así por su dueño, Domitilo, Ojo del Caballo, es un afluente de agua el cual fue perforado entre la roca del cerro por tres generaciones, hasta que finalmente se dio por concluida la excavación, al encontrar agua termal.

Dentro del Ojo del Caballo se puede encontrar un balneario similar al principal, que está ubicado en los adentros de una caverna, pero lo que lo hace especial, es que también cuenta con albercas muy rudimentarias y una increíble vista a dos cadenas montañosas, entre las que destaca, la sierra de los Olanes.

El Ojo del Caballo cuenta con dos cabañas para que los turistas se puedan hospedar, un terreno muy amplio para acampar, tres albercas con vistas indómitas para diferentes edades y la cera del pastel, el chorro de agua principal dentro de una caverna.

Estos dos cuerpos de agua, ubicados en un valle formado por dos cadenas montañosas, son un oasis en el desierto, en donde al interior de sus aguas, se puede disfrutar de los amaneceres y atardeceres más espectaculares.

Así mismo dentro de este territorio, se pueden apreciar las noches más increíbles, para todos aquellos amantes de la astronomía, en donde se puede visualizar la caída de innumerables meteoritos y cuerpos celestes que son imposibles de ver una ciudad.

Estas dos joyas de agua termal en conjunto con la ex hacienda de Los Remedios, forman el complejo ecoturístico ideal para, descubrir y estar más en contacto con la reserva natural protegida el Bolsón de Mapimí, lugares que ha faltado darles la difusión turística correspondiente por parte de los gobiernos.

La única manera de poder llegar a este paraíso indómito, sin perderse, debido a la falta de señalización, es a través de Google Maps, texteando dentro del buscador “Aguas termales Los Remedios”.

Destinos únicos para conocer y disfrutar, así como para pasar un rato agradable en familia y poder estar en contacto con la belleza del desierto, su flora y fauna así como de su entorno geográfico hostil pero bello, el cual alberga desde cavernas, pinturas rupestres, fósiles, aguas termales y una innumerable lista de la cual se pueden hacer actividades al aire libre y de exploración.

Parral

Mujeres, principales víctimas del desplazamiento forzado en la sierra

Han tenido que dejar su tierra “con lo único que traen puesto” y caminar por horas para comenzar de nuevo

Parral

Derrama económica de dos millones de pesos por Motor Fest

Los sectores más beneficiados fueron hoteles y restaurantes, ante el arribo de cientos de visitantes para presenciar el evento

Parral

Mujeres, principales víctimas del desplazamiento forzado en la sierra

Han tenido que dejar su tierra “con lo único que traen puesto” y caminar por horas para comenzar de nuevo

Jiménez

Reportan plantilla de docentes incompleta en telesecundaria

La escuela tiene solicitando un maestro por más de tres meses, sin que de momento puedan conseguirlo

Parral

Aumentos al gas, luz y gasolina impactan en precios al consumidor

Afectan a la industria, comercio y actividades primarias, productores señalan que el incremento en los combustibles se refleja directamente en lo que pagan los clientes

Jiménez

Sin abastecimiento de agua en escuela primaria de ejido Tierra Blanca

No se cuenta con cisterna o algún otro sistema de almacenamiento de agua, el cual pueda proveer el vital líquido de manera continua a la institución

Parral

Derrama económica de dos millones de pesos por Motor Fest

Los sectores más beneficiados fueron hoteles y restaurantes, ante el arribo de cientos de visitantes para presenciar el evento