imagotipo

¡Felicidades, papá!

  • Mariano Rubio Giron
  • en Local

Hoy se celebra el Día del Padre, en conmemoración a la figura que representa el hombre del hogar.

Como es habitual cada tercer domingo del mes de junio, las familias se reúnen para realizar un homenaje al pilar del hogar, con regalos, detalles y abrazos. Las personas devuelven ese esfuerzo que la figura paterna realiza día con día además del amor que profesa.

Como ya es costumbre, desde hace más de cien años en los países de América cada año, en el tercer domingo de junio, se celebran los festejos en conmemoración a la figura paterna, la cual representa un pilar importante para cada una de las familias.

En este día las personas se reúnen para realizar un homenaje, ya sea con un convivio o fiesta en la cual obsequian algo a los papás o saliendo a disfrutar y a “apapachar” a esa persona que día a día realiza un esfuerzo para ser ese pilar que sostiene la familia de primera mano.

Asimismo, se hace una remembranza para los papás que ya no están con nosotros, por lo que conlleva un significado más profundo para las personas; sin embargo, la fecha tiene su origen y su historia.

En los países de origen católico este día se celebra el 19 de marzo con una relación estrecha a las festividades de San José, ya que él fue el padre de Jesús de Nazaret, siendo el caso del festejo mayormente en naciones del continente europeo.

En tanto, el país americano el día del padre nació en Estados Unidos, específicamente el 19 de junio de año 1909 cuando una mujer llamada Sonora Smart Dodd, quiso homenajear a su padre de nombre Henry Jackson Smart, quien era veterano de la guerra civil.

Este hombre enviudó cuando su esposa, la madre de Sonora Smart, murió en el parto de su sexto hijo, haciéndose cargo de sus seis hijos en una granja rural del estado de Washington. Por lo que al ser una figura ejemplar, la mujer propuso que la fecha del nacimiento de Henry se impusiera como el Día del Padre.

Desde ese día la idea fue acogida con entusiasmo por las personas de condados y ciudades vecinas de la granja; pero fue hasta 1966 cuando el presidente de aquel país firmó una proclamación para declarar que el tercer domingo de cada junio se realizara la festividad, la cual llevaba casi medio Siglo siendo una costumbre.

Es por esta razón que la tradición se extendió a nuestro país y de ahí a la mayoría de los países del continente americano, donde como ya es costumbre, celebramos a la figura paterna, quienes de alguna manera representan que el amor a los hijos es sinónimo de responsabilidad y esfuerzo diario. ¡Felicidades papás!