/ viernes 28 de febrero de 2020

Empresario que logró escapar de captores está grave

Carlos Cuevas escapó presuntamente hiriendo de muerte a uno, pero un segundo secuestrador lo lesionó a él, en las inmediaciones de la casa de seguridad donde lo mantenían privado de la libertad

El empresario Carlos Cuevas logró escapar de sus captores, presuntamente hiriendo de muerte a uno, pero un segundo secuestrador lo lesionó a él, en las inmediaciones de la casa de seguridad donde lo mantenían privado de la libertad. Su estado de salud es grave. Había sido secuestrado desde finales de enero.

RECIBE LAS NOTICIAS DE EL SOL DE PARRAL EN TU WHATSAPP, SUSCRÍBETE AQUÍ

Todo parecía tranquilo en la ampliación de la colonia Juárez hasta alrededor de las 2:00 de la tarde. Se escucharon disparos de arma de fuego que alertaron a los vecinos de la calle Ciprés.

En los alrededores de la calle Ciprés –en dirección a la colonia Miguel Hidalgo-, donde había un hombre herido, lesionado de bala en la cabeza. Unidades de emergencia se trasladaron hasta el lugar, donde supieron por voz de él –estaba consciente-, que se llamaba Carlos Cuevas Abundis.

Tras este dato la alerta se intensificó, ya que esta persona era buscada desde hace semanas porque había sido privado de la libertad en ciudad Delicias.

Referencias periodísticas, indican que este empresario de la construcción fue secuestrado por segunda ocasión el 29 de enero de este año. Dos días después –el 31 de enero- sus dos guardias de seguridad fueron encontrados muertos en la carretera Satevó-Delicias.

Cuevas Abundis al ser atendido, señaló que estaba privado de su libertad en una casa de la calle Ciprés, –cerca de donde fue encontrado- , lográndose ubicar el domicilio marcado con el número 18, donde había permanecido durante cuatro semanas.

Las primeras versiones de los hechos detallan que el empresario aprovechó un descuido de sus captores, presumiblemente al quedarse dormido uno de ellos, a quien, presuntamente, había despojado de su arma dejándolo herido. Posteriormente se supo que esta persona había fallecido.

Al salir de la casa de seguridad, Carlos Cuevas huyó con dirección a un cerro, pero en su huida se encontró a su segundo cuidador que le disparó, hiriéndolo en la cabeza. Una bala, al parecer, calibre nueve milímetros le lesionó la boca y el pómulo.

A raíz de esta lesión, las primeras versiones que se difundieron aseguraban que se trataba de un intento de suicidio. El supuesto agresor del empresario huyó, mientras que vecinos pidieron la intervención policiaca y de ambulancias.

El lesionado fue llevado al IMSS. Tras darse a conocer su identidad y las circunstancias donde fue baleado la vigilancia se redobló y decidieron sacarlo de ese nosocomio para mantener una mayor seguridad.

Posteriormente, fue trasladado al Hospital de Jesús en medio de un espectacular operativo en el que participaron policías estatales, varias ambulancias y personal médico.

El hospital se mantiene con medidas extraordinarias de vigilancia. Las calles aledañas fueron cerradas, a las labores de seguridad se integró el Ejército. Se prohibió el uso del celular a todos los que estaban dentro.

Los datos oficiales fluían a cuentagotas, las especulaciones de su estado de salud y el cómo ocurrieron los hechos son diversas.

El empresario Carlos Cuevas logró escapar de sus captores, presuntamente hiriendo de muerte a uno, pero un segundo secuestrador lo lesionó a él, en las inmediaciones de la casa de seguridad donde lo mantenían privado de la libertad. Su estado de salud es grave. Había sido secuestrado desde finales de enero.

RECIBE LAS NOTICIAS DE EL SOL DE PARRAL EN TU WHATSAPP, SUSCRÍBETE AQUÍ

Todo parecía tranquilo en la ampliación de la colonia Juárez hasta alrededor de las 2:00 de la tarde. Se escucharon disparos de arma de fuego que alertaron a los vecinos de la calle Ciprés.

En los alrededores de la calle Ciprés –en dirección a la colonia Miguel Hidalgo-, donde había un hombre herido, lesionado de bala en la cabeza. Unidades de emergencia se trasladaron hasta el lugar, donde supieron por voz de él –estaba consciente-, que se llamaba Carlos Cuevas Abundis.

Tras este dato la alerta se intensificó, ya que esta persona era buscada desde hace semanas porque había sido privado de la libertad en ciudad Delicias.

Referencias periodísticas, indican que este empresario de la construcción fue secuestrado por segunda ocasión el 29 de enero de este año. Dos días después –el 31 de enero- sus dos guardias de seguridad fueron encontrados muertos en la carretera Satevó-Delicias.

Cuevas Abundis al ser atendido, señaló que estaba privado de su libertad en una casa de la calle Ciprés, –cerca de donde fue encontrado- , lográndose ubicar el domicilio marcado con el número 18, donde había permanecido durante cuatro semanas.

Las primeras versiones de los hechos detallan que el empresario aprovechó un descuido de sus captores, presumiblemente al quedarse dormido uno de ellos, a quien, presuntamente, había despojado de su arma dejándolo herido. Posteriormente se supo que esta persona había fallecido.

Al salir de la casa de seguridad, Carlos Cuevas huyó con dirección a un cerro, pero en su huida se encontró a su segundo cuidador que le disparó, hiriéndolo en la cabeza. Una bala, al parecer, calibre nueve milímetros le lesionó la boca y el pómulo.

A raíz de esta lesión, las primeras versiones que se difundieron aseguraban que se trataba de un intento de suicidio. El supuesto agresor del empresario huyó, mientras que vecinos pidieron la intervención policiaca y de ambulancias.

El lesionado fue llevado al IMSS. Tras darse a conocer su identidad y las circunstancias donde fue baleado la vigilancia se redobló y decidieron sacarlo de ese nosocomio para mantener una mayor seguridad.

Posteriormente, fue trasladado al Hospital de Jesús en medio de un espectacular operativo en el que participaron policías estatales, varias ambulancias y personal médico.

El hospital se mantiene con medidas extraordinarias de vigilancia. Las calles aledañas fueron cerradas, a las labores de seguridad se integró el Ejército. Se prohibió el uso del celular a todos los que estaban dentro.

Los datos oficiales fluían a cuentagotas, las especulaciones de su estado de salud y el cómo ocurrieron los hechos son diversas.

Local

Nombran al obispo Eduardo Carmona como titular de la Diócesis de Córdoba

Seguirá como Adminstrador Administrador Apostólico de la Diócesis de Parral y permanecerá en el cargo hasta que se realice el nombramiento de un nuevo obispo para la misma.

Local

Disminuyen permisos para construcciones ante contingencia

En lo que va del año se han dado un total de 858 licencias de obra, las que han generado recursos  económicos por más de tres millones de pesos

Local

Publican edictos dirigidos a César Duarte para enterarlo de su situación legal

La idea es que se le otorgue la oportunidad de conocer los hechos concretos en los expedientes, ante la falta de su localización presencial

Jiménez

"Sólo quería 'viajarme' mientras escuchaba a Pink Floyd"

Saúl logró salir de Parral para ir a estudiar una ingeniería en Ciudad Juárez, pero nunca se imaginó que María, Blanca, Lucy y La Chiva se atravesaran en su camino...

Policiaca

Fiscalía confirma datos de joven que se privó de vida, en Baborigame

Las investigaciones determinaron que el occiso se apuntó al lado derecho de la cabeza y la bala salió del lado izquierdo, terminando con su vida

Política

Designan a Óscar Alberto Aparicio como titular del CNAC

El ahora titular del CNAC renunció a su cargo como titular de la Comisión Estatal de Seguridad en Chihuahua en mayo

Policiaca

Cae carga de madera de un camión en el periférico cerca de la maquila

El material quedó regado en la cinta asfáltica, no hubo reporte de personas lesionadas

Sociedad

Fallece director del ISSSTE en Torreón por Covid-19

El médico Antonio Dávila había asumido su cargo como director del ISSSTE apenas en abril

República

Guanajuato, primer lugar de policías asesinados en el país: Causa en Común

Celaya es el municipio donde más policías han sido asesinados, con 20 casos