/ sábado 1 de febrero de 2020

El 50% de las mujeres han sufrido acoso laboral

El estudio se llevó a cabo por parte del Observatorio Ciudadano en su plataforma digital

En Chihuahua, cinco de cada diez mujeres han sido víctimas de acoso laboral por parte de compañeros o jefes inmediatos, muestra la Encuesta sobre Prevalencia de Violencia Familiar y Sexual 2019, hecha por el Observatorio Ciudadano en su plataforma digital.

RECIBE LAS NOTICIAS DE EL SOL DE PARRAL EN TU WHATSAPP, SUSCRÍBETE AQUÍ

El estudio en el ámbito municipal señala que la población femenina económicamente activa entre los 25 y 50 años es de 514 mil mujeres, de las cuales 205 mil 600 refieren que al menos una vez en el último año fueron acosadas por un hombre en sus centros laborales.

Los tipos de abuso van desde burlas, piropos o gestos obscenos, hasta presión para ceder a un “favores sexuales” para que su trabajo sea tomado en cuenta u obtener algún ascenso.

Las mujeres encuestadas citan que también han sido objeto de abuso como discriminación por el solo hecho de ser mujeres, o por estar embarazadas.

Sin embargo, en muchas ocasiones las mujeres no alcanzan a distinguir si se trata de un acoso personal o son actitudes “normales” por parte de sus compañeros o superiores.

En la clasificación de los tipos de acoso laboral o moobing se puede identificar el que lleva una estrategia específica, es decir, se da de un acoso descendente cuya finalidad es que la persona renuncie a la empresa, principalmente porque no se quiere liquidar por años de antigüedad, razón por la que propician un ambiente tenso.

Existe también un tipo de acoso que va principalmente hacia las mujeres que no callan sus ideas, o no permiten intimidaciones, actitudes con las que los jefes pretenden tener un total dominio y prescindir de quienes “no se ajustan” a lo que los jefes desean, incluso las mujeres están altamente capacitadas.

Otro tipo de hostigamiento, que no lleva per se una causa laboral o que afecte a la empresa en sí, sino que se trata de una actitud perversa, sólo por hacer sentir inferior a la persona, aunque no tenga un objetivo laboral, sino que se trata de actitudes de la personalidad manipulativa y hostigadora del acosador.

SE DA LA "NORMALIZACIÓN" DE VIOLENCIA LABORAL HACIA LAS MUJERES

“La violencia laboral en mujeres generalmente se distingue por amenazas, descalificación del trabajo, intimidación o humillaciones cuya finalidad es menoscabar el autoestima y obtener un beneficio de esto”, afirmó Verónica Terrazas, psicóloga con especialidad en equidad de género.

Señaló que el hostigamiento sexual muchas veces no se identifica por las personas, ya que aún existe la normalización de este tipo de conductas, como los silbidos, palabras o señas obscenas.

Además se encuentran las imágenes de naturaleza sexual u otras imágenes que incomoden en carteles, calendarios, pantallas de computadoras.

Algo que ha permanecido a lo largo de los años son los piropos o comentarios no deseados acerca de su apariencia.

También las miradas morbosas o gestos sugestivos que molestan.

Imperan de igual forma burlas, comentarios, o preguntas sobre su vida sexual o amorosa.

La entrevistada añadió que el acoso es una conducta ofensiva y perturbadora que causa angustia y malestar.

“Para que una conducta sea considerada como acoso debe haber un desequilibrio de poder entre las personas involucradas, es decir, entre acosador (a) y acosado (a), además de que estos comportamientos deben repetirse a lo largo del tiempo, atrayendo consecuencias en el acosado, tanto físicas como psicológicas”.

¿Cómo identificar el acoso laboral?

*Bromas, comentarios o señas obscenas

*Presión para aceptar invitaciones a encuentros o citas no deseadas fuera del lugar de trabajo.

*Cartas, llamadas telefónicas o mensajes de naturaleza sexual no deseados

*Amenazas que afecten negativamente su situación laboral, si no acepta las invitaciones o propuestas sexuales

*Exigencia de realizar actividades que no competen a sus labores u otras medidas disciplinarias por rechazar proposiciones sexuales.

*Roces, contacto físico no deseado.

*Presión para tener relaciones sexuales.

Protocolo de Intervención de Casos de Hostigamiento y Acoso Sexual del Inmujeres.

Fuente: Protocolo de Intervención de Casos de Hostigamiento y Acoso Sexual del Instituto Nacional de Mujeres

En Chihuahua, cinco de cada diez mujeres han sido víctimas de acoso laboral por parte de compañeros o jefes inmediatos, muestra la Encuesta sobre Prevalencia de Violencia Familiar y Sexual 2019, hecha por el Observatorio Ciudadano en su plataforma digital.

RECIBE LAS NOTICIAS DE EL SOL DE PARRAL EN TU WHATSAPP, SUSCRÍBETE AQUÍ

El estudio en el ámbito municipal señala que la población femenina económicamente activa entre los 25 y 50 años es de 514 mil mujeres, de las cuales 205 mil 600 refieren que al menos una vez en el último año fueron acosadas por un hombre en sus centros laborales.

Los tipos de abuso van desde burlas, piropos o gestos obscenos, hasta presión para ceder a un “favores sexuales” para que su trabajo sea tomado en cuenta u obtener algún ascenso.

Las mujeres encuestadas citan que también han sido objeto de abuso como discriminación por el solo hecho de ser mujeres, o por estar embarazadas.

Sin embargo, en muchas ocasiones las mujeres no alcanzan a distinguir si se trata de un acoso personal o son actitudes “normales” por parte de sus compañeros o superiores.

En la clasificación de los tipos de acoso laboral o moobing se puede identificar el que lleva una estrategia específica, es decir, se da de un acoso descendente cuya finalidad es que la persona renuncie a la empresa, principalmente porque no se quiere liquidar por años de antigüedad, razón por la que propician un ambiente tenso.

Existe también un tipo de acoso que va principalmente hacia las mujeres que no callan sus ideas, o no permiten intimidaciones, actitudes con las que los jefes pretenden tener un total dominio y prescindir de quienes “no se ajustan” a lo que los jefes desean, incluso las mujeres están altamente capacitadas.

Otro tipo de hostigamiento, que no lleva per se una causa laboral o que afecte a la empresa en sí, sino que se trata de una actitud perversa, sólo por hacer sentir inferior a la persona, aunque no tenga un objetivo laboral, sino que se trata de actitudes de la personalidad manipulativa y hostigadora del acosador.

SE DA LA "NORMALIZACIÓN" DE VIOLENCIA LABORAL HACIA LAS MUJERES

“La violencia laboral en mujeres generalmente se distingue por amenazas, descalificación del trabajo, intimidación o humillaciones cuya finalidad es menoscabar el autoestima y obtener un beneficio de esto”, afirmó Verónica Terrazas, psicóloga con especialidad en equidad de género.

Señaló que el hostigamiento sexual muchas veces no se identifica por las personas, ya que aún existe la normalización de este tipo de conductas, como los silbidos, palabras o señas obscenas.

Además se encuentran las imágenes de naturaleza sexual u otras imágenes que incomoden en carteles, calendarios, pantallas de computadoras.

Algo que ha permanecido a lo largo de los años son los piropos o comentarios no deseados acerca de su apariencia.

También las miradas morbosas o gestos sugestivos que molestan.

Imperan de igual forma burlas, comentarios, o preguntas sobre su vida sexual o amorosa.

La entrevistada añadió que el acoso es una conducta ofensiva y perturbadora que causa angustia y malestar.

“Para que una conducta sea considerada como acoso debe haber un desequilibrio de poder entre las personas involucradas, es decir, entre acosador (a) y acosado (a), además de que estos comportamientos deben repetirse a lo largo del tiempo, atrayendo consecuencias en el acosado, tanto físicas como psicológicas”.

¿Cómo identificar el acoso laboral?

*Bromas, comentarios o señas obscenas

*Presión para aceptar invitaciones a encuentros o citas no deseadas fuera del lugar de trabajo.

*Cartas, llamadas telefónicas o mensajes de naturaleza sexual no deseados

*Amenazas que afecten negativamente su situación laboral, si no acepta las invitaciones o propuestas sexuales

*Exigencia de realizar actividades que no competen a sus labores u otras medidas disciplinarias por rechazar proposiciones sexuales.

*Roces, contacto físico no deseado.

*Presión para tener relaciones sexuales.

Protocolo de Intervención de Casos de Hostigamiento y Acoso Sexual del Inmujeres.

Fuente: Protocolo de Intervención de Casos de Hostigamiento y Acoso Sexual del Instituto Nacional de Mujeres

Local

Van tres muertes por accidentes en moto durante el 2021

Se encienden focos rojos; suman 11 percances viales, además de la falta de precaución en algunos casos, advierte Tránsito

Local

Es un gusto asistir a la casa de Dios: Feligresía católica

Varios asistentes mencionaron que lo más importante es tomar la eucaristía y que no es lo mismo cuando se ve la misa por los medios electrónicos

Local

Restaurantes esperan mejora económica por cambio en semáforo

Siendo uno de los sectores más afectados, tienen la gran esperanza de una reactivación económica, pero no relajarán los protocolos de las medidas de protección

Local

Van tres muertes por accidentes en moto durante el 2021

Se encienden focos rojos; suman 11 percances viales, además de la falta de precaución en algunos casos, advierte Tránsito

Local

Meses después, Claudia aún sufre secuelas por el Covid-19

Después de contagiarse y de vivir una situación de angustia, a dos meses y medio, se sigue recuperando de la enfermedad

Local

Restaurantes esperan mejora económica por cambio en semáforo

Siendo uno de los sectores más afectados, tienen la gran esperanza de una reactivación económica, pero no relajarán los protocolos de las medidas de protección

Delicias

Detectan analfabetismo en niños de cuarto de primaria

Lo anterior señalando que la causa principal del atraso cognitivo es la violencia intrafamiliar que viven los menores

Local

Al menos 30 trabajadores de la salud rechazaron vacuna contra Covid-19

Tomaron la decisión debido a que por algún malestar, no eran candidatos para recibir la dosis

Local

Es un gusto asistir a la casa de Dios: Feligresía católica

Varios asistentes mencionaron que lo más importante es tomar la eucaristía y que no es lo mismo cuando se ve la misa por los medios electrónicos