/ martes 7 de enero de 2020

El 40% de 14 mil rarámuris consumen marihuana y alcohol 

Guachochi, Guadalupe y Calvo, Chihuahua y Ciudad Juárez, son los puntos donde mayor afectación se concentra por el consumo de drogas entre los indígenas

Guachochi, Guadalupe y Calvo, Chihuahua y Ciudad Juárez, son los puntos donde mayor afectación se concentra por el consumo de drogas y alcohol entre los indígenas, ya que los Centros de Atención Primaria de Adicciones, ha intervenido en diferentes ocasiones para reducir estas cifras al interior de la población.

RECIBE LAS NOTICIAS DE EL SOL DE PARRAL EN TU WHATSAPP, SUSCRÍBETE AQUÍ

Las afectaciones que han tenido este sector de la población al tiempo de consumir drogas, son perder su interés por laborar, aunque en su mayoría viven de lo que su pareja recaba pidiendo dinero o trabajando en otras labores como el empleo doméstico o la venta de dulces en cruceros.

De los 14 mil rarámuris que viven en zonas urbanas del estado, un 40 por ciento, es decir 5 mil 600, utilizan algún tipo de droga, en su mayoría inhalantes y marihuana y alcohol, de acuerdo a cifras del sistema de información del Consejo Nacional contra las Adicciones.

Los rarámuris, tienen un consumo activo que inicia desde los ocho años de edad con el alcohol, y continúan con marihuana e inhalantes, debido a que se trata de drogas de bajo costo que resultan accesibles a su bolsillo.

El 90 por ciento de los consumidores son varones que oscilan entre los 13 y los 25 años de edad, aunque también se registran casos de niños de 8 a 11 años, además de que algunas mujeres comienzan a utilizar alcohol y mariguana, generalmente inducidas por sus parejas.

Sólo en 2019, se contabilizaron 730 nuevos adictos rarámuri en zonas urbanas del estado, principalmente en asentamientos de Chihuahua, Cuauhtémoc, y Ciudad Juárez, y sumados a los que ya se tenían registrados, muestra que al menos 5 mil 600 consumen algún tipo de droga.

A pesar de que existe una problemática importante en el consumo de drogas en niños y adultos dentro de la población indígena en Chihuahua, la gran mayoría, un 40%, no acepta atención por parte de las autoridades encargadas de brindar la asesoría y terapia para iniciar un tratamiento de rehabilitación.

En la ciudad de Chihuahua, como en Guachochi, Guadalupe y Calvo y Ciudad Juárez, se tiene contemplado que son los puntos donde mayor afectación se concentra por el consumo de drogas y alcohol entre los indígenas, ya que los Centros de Atención Primaria de Adicciones ha intervenido en diferentes ocasiones para reducir estas cifras al interior de la población. Entre las afectaciones esta el interés por laborar, por lo que viven de lo que la pareja recaba pidiendo dinero, en empleo en casas o vendiendo en cruceros.

Sin embargo, otros (aunque un muy escaso porcentaje) trabajan en la construcción o ventas, esto en zonas rurales, en tanto que otros se dedican a la siembra y labores de rancho o campo.

Indígenas que purgan condenas en el CERESO, el 75 por ciento son por homicidios

Son 259 indígenas los que actualmente se encuentran pagando una sentencia en el Cereso número 8 De Guachochi, la mayor parte de estos (75%) cometieron homicidio bajo el influjo de alcohol o inhalantes, de acuerdo a datos de la Fiscalía Especializada de Ejecución de Penas y Medidas Judiciales.

Al delito de homicidio, le siguen los delitos sexuales con un 20 por ciento del total, en tanto que el resto se dividen en robos y violencia familiar.

La mayor parte de los internos son personas de los 20 a los 30 años (en su mayoría de 26 a 30 años) y los delitos ocurrieron principalmente en zona serrana.

De los delitos sexuales que representan un 20 por ciento, un 1 por ciento fue abuso sexual, asimismo un 1 por ciento es por violación y “otros”, en tanto que el 18 por ciento es por violación únicamente.

En los delitos contra la familia que representan un 3 por ciento el 2 por ciento es de violencia familiar y un 1 por ciento violación y violencia familiar.

En lo que respecta a los delitos contra la vida que conforman el 73 por ciento de los internos de dicho Cereso, sólo 1 por ciento está por feminicidio, 70 por ciento por homicidio, 2 por ciento por homicidio y violación y un 1 por ciento por homicidios y otros delitos.

En cuanto a delitos patrimoniales que son el 3 por ciento, en proporción de 1 por ciento se encuentran en robo, extorsión y robo de vehículo.

Los delitos contra la integridad física constituyen un 2 por ciento con lesiones y los delitos contra la salud un 1 por ciento por posesión de drogas.

Cabe señalar que el total de internos en el Cereso 8 es de 259, de los cuales un 50% de los delitos fueron cometidos bajo influjo de alcohol u otras drogas.

Pese a esto, el alcohol se considera la principal causa de comisión de delitos toda vez que aunque no todos declaran estar en estado de ebriedad, la mayoría afirma haber bebido una copa de algún destilado.

De los datos que destacan de dicha encuesta, de muestra que un 22 por ciento de los presos se entregaron directamente o voluntariamente, en tanto que un 60 por ciento no está de acuerdo con lo que se imputa y 35 por ciento sí lo acepta en tanto que el resto no contestó

La mayor parte de los internos son de los municipios de Guachochi, Guadalupe y Calvo y Urique y en menor proporción le siguen Chihuahua, Juárez, Bocoyna, Parral entre otros municipios.

La mayor parte de los internos son personas de los 20 a los 30 años (en su mayoría de 26 a 30 años) por lo que el promedio es de 31 años y sólo un 5 por ciento de los delitos es por tesgüinada.

Guachochi, Guadalupe y Calvo, Chihuahua y Ciudad Juárez, son los puntos donde mayor afectación se concentra por el consumo de drogas y alcohol entre los indígenas, ya que los Centros de Atención Primaria de Adicciones, ha intervenido en diferentes ocasiones para reducir estas cifras al interior de la población.

RECIBE LAS NOTICIAS DE EL SOL DE PARRAL EN TU WHATSAPP, SUSCRÍBETE AQUÍ

Las afectaciones que han tenido este sector de la población al tiempo de consumir drogas, son perder su interés por laborar, aunque en su mayoría viven de lo que su pareja recaba pidiendo dinero o trabajando en otras labores como el empleo doméstico o la venta de dulces en cruceros.

De los 14 mil rarámuris que viven en zonas urbanas del estado, un 40 por ciento, es decir 5 mil 600, utilizan algún tipo de droga, en su mayoría inhalantes y marihuana y alcohol, de acuerdo a cifras del sistema de información del Consejo Nacional contra las Adicciones.

Los rarámuris, tienen un consumo activo que inicia desde los ocho años de edad con el alcohol, y continúan con marihuana e inhalantes, debido a que se trata de drogas de bajo costo que resultan accesibles a su bolsillo.

El 90 por ciento de los consumidores son varones que oscilan entre los 13 y los 25 años de edad, aunque también se registran casos de niños de 8 a 11 años, además de que algunas mujeres comienzan a utilizar alcohol y mariguana, generalmente inducidas por sus parejas.

Sólo en 2019, se contabilizaron 730 nuevos adictos rarámuri en zonas urbanas del estado, principalmente en asentamientos de Chihuahua, Cuauhtémoc, y Ciudad Juárez, y sumados a los que ya se tenían registrados, muestra que al menos 5 mil 600 consumen algún tipo de droga.

A pesar de que existe una problemática importante en el consumo de drogas en niños y adultos dentro de la población indígena en Chihuahua, la gran mayoría, un 40%, no acepta atención por parte de las autoridades encargadas de brindar la asesoría y terapia para iniciar un tratamiento de rehabilitación.

En la ciudad de Chihuahua, como en Guachochi, Guadalupe y Calvo y Ciudad Juárez, se tiene contemplado que son los puntos donde mayor afectación se concentra por el consumo de drogas y alcohol entre los indígenas, ya que los Centros de Atención Primaria de Adicciones ha intervenido en diferentes ocasiones para reducir estas cifras al interior de la población. Entre las afectaciones esta el interés por laborar, por lo que viven de lo que la pareja recaba pidiendo dinero, en empleo en casas o vendiendo en cruceros.

Sin embargo, otros (aunque un muy escaso porcentaje) trabajan en la construcción o ventas, esto en zonas rurales, en tanto que otros se dedican a la siembra y labores de rancho o campo.

Indígenas que purgan condenas en el CERESO, el 75 por ciento son por homicidios

Son 259 indígenas los que actualmente se encuentran pagando una sentencia en el Cereso número 8 De Guachochi, la mayor parte de estos (75%) cometieron homicidio bajo el influjo de alcohol o inhalantes, de acuerdo a datos de la Fiscalía Especializada de Ejecución de Penas y Medidas Judiciales.

Al delito de homicidio, le siguen los delitos sexuales con un 20 por ciento del total, en tanto que el resto se dividen en robos y violencia familiar.

La mayor parte de los internos son personas de los 20 a los 30 años (en su mayoría de 26 a 30 años) y los delitos ocurrieron principalmente en zona serrana.

De los delitos sexuales que representan un 20 por ciento, un 1 por ciento fue abuso sexual, asimismo un 1 por ciento es por violación y “otros”, en tanto que el 18 por ciento es por violación únicamente.

En los delitos contra la familia que representan un 3 por ciento el 2 por ciento es de violencia familiar y un 1 por ciento violación y violencia familiar.

En lo que respecta a los delitos contra la vida que conforman el 73 por ciento de los internos de dicho Cereso, sólo 1 por ciento está por feminicidio, 70 por ciento por homicidio, 2 por ciento por homicidio y violación y un 1 por ciento por homicidios y otros delitos.

En cuanto a delitos patrimoniales que son el 3 por ciento, en proporción de 1 por ciento se encuentran en robo, extorsión y robo de vehículo.

Los delitos contra la integridad física constituyen un 2 por ciento con lesiones y los delitos contra la salud un 1 por ciento por posesión de drogas.

Cabe señalar que el total de internos en el Cereso 8 es de 259, de los cuales un 50% de los delitos fueron cometidos bajo influjo de alcohol u otras drogas.

Pese a esto, el alcohol se considera la principal causa de comisión de delitos toda vez que aunque no todos declaran estar en estado de ebriedad, la mayoría afirma haber bebido una copa de algún destilado.

De los datos que destacan de dicha encuesta, de muestra que un 22 por ciento de los presos se entregaron directamente o voluntariamente, en tanto que un 60 por ciento no está de acuerdo con lo que se imputa y 35 por ciento sí lo acepta en tanto que el resto no contestó

La mayor parte de los internos son de los municipios de Guachochi, Guadalupe y Calvo y Urique y en menor proporción le siguen Chihuahua, Juárez, Bocoyna, Parral entre otros municipios.

La mayor parte de los internos son personas de los 20 a los 30 años (en su mayoría de 26 a 30 años) por lo que el promedio es de 31 años y sólo un 5 por ciento de los delitos es por tesgüinada.

Parral

Aumentan adicciones en mujeres en los dos últimos años

El Centro de Rehabilitación para Mujeres “María Magdalena” atiende a ocho pacientes, de las cuales cinco de ellas es por consumo de cristal

Parral

Municipio e INAH firman convenio para coedición de obra literaria

Se trata del libro “Hidalgo del Parral Zona de monumentos históricos”

Parral

Aumentan adicciones en mujeres en los dos últimos años

El Centro de Rehabilitación para Mujeres “María Magdalena” atiende a ocho pacientes, de las cuales cinco de ellas es por consumo de cristal

Parral

Más de 200 escuelas no están listas para el regreso a las aulas

Hay planteles educativos que requieren reparaciones por los actos de robo y vandalismo que sufrieron durante la pandemia 

Parral

Municipio e INAH firman convenio para coedición de obra literaria

Se trata del libro “Hidalgo del Parral Zona de monumentos históricos”

Parral

 Parral gana 5 lugares en concurso “Don Quijote nos invita a leer”

El primer lugar lo obtuvo Juan Manuel Mora Valdez, de la escuela Normal Superior, y la niña Zoe Renata Nevares, estudiante de preescolar, obtuvo el tercer lugar estatal.

Parral

Vactor de la JMAS Jiménez comienza funciones luego de estar descompuesto

Por la mañana del día de ayer reanudó operaciones en diversos sectores de la ciudad, donde se concentra la mayor problemática de drenaje