imagotipo

Descansa en paz, Ximenita

  • El Sol de Parral
  • en Local

Entre llantos, muestras de dolor, afecto y música de mariachi, despidieron a la niña Ximena Loya García, en el panteón Jardín.
El miércoles falleció la pequeña Ximenita en un accidente cuando le cayó un tronco en un aserradero, aplastando su cuerpo.
Familiares indicaron que era muy alegre, le gustaba mucho el deporte, en especial la gimnasia artística, puesto que era una alumna destacada; se hizo acreedora de múltiples medallas.
Ayer se llevó a cabo la misa de cuerpo presente en la Parroquia de San José, oficiada por el sacerdote Manuel Pizarro, quien dirigió unas palabras de consuelo hacia la familia y en especial para los papás.
“Con tristeza, pero a la vez con alegría, recordaremos a Ximena y los acontecimientos de la vida que no quisiéramos que sucedieran; pero así tiene que ser. Debemos agradecer al Señor la vida que le concedió”, fueron algunas palabras.
El cortejo fúnebre se trasladó al panteón Jardín, en donde descansan sus restos.
El sepelio se llevó a cabo entre cientos de flores y globos color blanco, así como osos de peluche y arreglos florales en forma de simpáticos animalitos.
Decenas de personas acudieron al panteón escuchándose el sollozo, mientras un mariachi entonaba “Te vas ángel mío”, “Amor eterno” y “Ángeles en el cielo”.
Con lágrimas, los asistentes veían y escuchaban los dolorosos llantos de los padres y familiares, quienes a pesar de las condolencias y muestras de afecto, estaban inconsolables al ver por última vez el apacible rostro Ximenita alrededor del pequeño féretro.
Por último, arrojaron un puño de tierra y una rosa blanca en última morada… Descansa en paz, Ximenita.