/ lunes 24 de junio de 2019

Desaparece material de depósito nuclear en Samalayuca

Protección Civil descarta que haya sido robado; el lugar es monitoreado vía satélite

Ciudad Juárez, Chihuahua.- El material radioactivo que estaba depositado a cielo abierto en el cementerio nuclear de Samalayuca, ya desapareció.

En un recorrido realizado por periódico El Mexicano, se constató que ya no hay metales colocados sobre la tierra, como estaban hace unos seis años, acomodados en cubos comprimidos con toneladas de peso.

Efrén Matamoros Barraza, titular de Protección Civil del Municipio, descartó que el material contaminado por Cobalto 60 haya sido robado.

Indicó que hace unos cuatro años en que acompañó a personal de la Comisión Nacional de Energía Nuclear y Salvaguardias (CNENS), ya no había a la intemperie ese tipo de piezas y que en esa ocasión se tomaron las mediciones de radiación, pero ya eran muy bajas, de alrededor de 10 por ciento, sin que se considerara peligroso para la salud humana.

Mencionó que de acuerdo a comentarios de dichos empleados gubernamentales, el cementerio nuclear es monitoreado contantemente vía satelital, por lo cual se darían cuenta si alguien se aproxima a robar el metal.

Bajo tierra está toda la varilla, la camioneta Datsun donde se transportó la bomba de Cobalto 60 y demás material, anotó.

En el poblado de Samalayuca, residentes comentaron que ha sido común que materiales de los que estaban al aire libre sean hurtados, con el pretexto de que ya pasaron muchos años desde el accidente nuclear de 1983 y ya no tendría radiación peligrosa.

Según la versión oficial, en Juárez la única recicladora que cuenta con equipo para medir radiación es el que antes se llamaba Yonque Fénix, en la carretera Panamericana, cuyo personal mencionó que ocasionalmente sí llegan personas a tratar de vender piezas metálicas que emiten señales de contaminación nuclear, pero al detectarlo ya no se los compran.

Matamoros Barraza afirmó al respecto, que el protocolo es que si las recicladoras detectan material radioactivo o equipo con los símbolos respectivos, deben dar aviso a la Comisión Nacional de Energía Nuclear y Salvaguardias (CNENS), aunque de manera particular a protección Civil no les ha llegado nunca ese tipo de avisos.

El funcionario municipal explicó que solicitarán a la CNENS que vengan nuevamente a revisar el cementerio nuclear de Samalayuca, para cerrar este capítulo de la más grande contaminación ocurrida en México y el continente americano, de lo que ya pasaron 35 años.

Finalmente dijo que Protección Civil cuenta con entre 10 y 12 equipos para medir radiación, los cuales serán repartidos en las estaciones de Bomberos, para cuando sea necesario, puedan hacer las verificaciones.

Ciudad Juárez, Chihuahua.- El material radioactivo que estaba depositado a cielo abierto en el cementerio nuclear de Samalayuca, ya desapareció.

En un recorrido realizado por periódico El Mexicano, se constató que ya no hay metales colocados sobre la tierra, como estaban hace unos seis años, acomodados en cubos comprimidos con toneladas de peso.

Efrén Matamoros Barraza, titular de Protección Civil del Municipio, descartó que el material contaminado por Cobalto 60 haya sido robado.

Indicó que hace unos cuatro años en que acompañó a personal de la Comisión Nacional de Energía Nuclear y Salvaguardias (CNENS), ya no había a la intemperie ese tipo de piezas y que en esa ocasión se tomaron las mediciones de radiación, pero ya eran muy bajas, de alrededor de 10 por ciento, sin que se considerara peligroso para la salud humana.

Mencionó que de acuerdo a comentarios de dichos empleados gubernamentales, el cementerio nuclear es monitoreado contantemente vía satelital, por lo cual se darían cuenta si alguien se aproxima a robar el metal.

Bajo tierra está toda la varilla, la camioneta Datsun donde se transportó la bomba de Cobalto 60 y demás material, anotó.

En el poblado de Samalayuca, residentes comentaron que ha sido común que materiales de los que estaban al aire libre sean hurtados, con el pretexto de que ya pasaron muchos años desde el accidente nuclear de 1983 y ya no tendría radiación peligrosa.

Según la versión oficial, en Juárez la única recicladora que cuenta con equipo para medir radiación es el que antes se llamaba Yonque Fénix, en la carretera Panamericana, cuyo personal mencionó que ocasionalmente sí llegan personas a tratar de vender piezas metálicas que emiten señales de contaminación nuclear, pero al detectarlo ya no se los compran.

Matamoros Barraza afirmó al respecto, que el protocolo es que si las recicladoras detectan material radioactivo o equipo con los símbolos respectivos, deben dar aviso a la Comisión Nacional de Energía Nuclear y Salvaguardias (CNENS), aunque de manera particular a protección Civil no les ha llegado nunca ese tipo de avisos.

El funcionario municipal explicó que solicitarán a la CNENS que vengan nuevamente a revisar el cementerio nuclear de Samalayuca, para cerrar este capítulo de la más grande contaminación ocurrida en México y el continente americano, de lo que ya pasaron 35 años.

Finalmente dijo que Protección Civil cuenta con entre 10 y 12 equipos para medir radiación, los cuales serán repartidos en las estaciones de Bomberos, para cuando sea necesario, puedan hacer las verificaciones.

Deportes

De punta a punta se llevó el rol Autopartes Eléctricas La Reforma

Al imponerse en la última jornada al equipo Rodamientos y Suministros con parciales de 7 carreras por 4

Deportes

De punta a punta se llevó el rol Autopartes Eléctricas La Reforma

Al imponerse en la última jornada al equipo Rodamientos y Suministros con parciales de 7 carreras por 4

Sociedad

Organismos internacionales piden a México adoptar un etiquetado claro

El etiquetado que actualmente se halla en los productos es difícil de interpretar, dijeron la OMS y la OPS

Gossip

Selena Gomez y Netflix se unen para estrenar serie documental sobre migrantes

La cantante reveló que Living Undocumented abordará las historias de ocho familias migrantes