/ jueves 16 de septiembre de 2021

Cañón de Namúrachi, grande como Chihuahua

Lugar que forma uno de los caprichos naturales más majestuosos del estado, se encuentra ubicado a 150 kilómetros de la capital, en el municipio de San Francisco de Borja

Esculpido por los años y el agua, el majestuoso Cañón de Namúrachi se ubica a 120 kilómetros de la capital, en el poblado de San Francisco de Borja, lugar que forma uno de los caprichos naturales más majestuosos del estado de Chihuahua, convirtiéndolo un lugar único para los amantes de la naturaleza, senderismo, deportes extremos y sobre todo para pasar un rato agradable en familia, entre inmensas cavidades formadas al paso de millones de años, por la acción de la erosión del agua.

➡️ Recibe las noticias más relevantes de Parral, Chihuahua y Juárez, directo a tu correo electrónico. ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

El majestuoso parque ecológico del Cañón de Namúrachi, se encuentra ubicado a 150 kilómetros de la capital del estado de Chihuahua, en el municipio de San Francisco de Borja que tiene una población de alrededor de mil 157 habitantes según cifras del Inegi.

Una vez llegando al poblado de San Francisco de Borja, el turista se topará con señalamientos que indican donde se encuentra el Cañón de Namurachi, el cual se sitúa a 10 kilómetros del poblado.

Un camino de terracería que atraviesa un río del poblado de San Francisco de Borja, conduce a uno de los lugares más indómitos del Estado Grande, el Cañón de Namúrachi, formado por paredes de granito de más de 25 metros de altura, que se erigen desde una grieta central, echa a través de millones de años, por la acción de la lluvia, se extiende por 700 metros serpenteando entre las cadenas montañosas, hasta llegar a la parte final donde a plena luz del día, pareciera que la luz que entra al fondo de la grieta, estuviera formando un portal a otra dimensión.

Para una viaje más tranquilo y seguro, se puede hacer uso de las nuevas tecnologías de la comunicación, a través de la aplicación de Google Maps, texteando “Cañón de Namúrachí” una manera fácil de llegar, ya que la aplicación te muestra el recorrido, tiempo estimado y comandos de vos hasta llegar al parque ecológico.

El recorrido comienza entre el lecho de un arroyo y que, al cabo de unos cuantos metros, inmensas rocas de granito talladas por el escultor natural, el agua y viento, dejan ver sus majestuosas caras, que en el transcurso de cada paso nuevas formaciones rocosas muestran su lado más galante al público.

El camino habilitado para los turistas es solo una pequeña parte del Cañón, ya que a los alrededores se puede ver el verdadero lecho del arroyo, de arenas blancas y muy espesas que por lo general alberga una gran variedad de insectos y helechos.

Casi al llegar a la parte final de recorrido principal, se encuentra un enorme acantilado con innumerables cuevas, como si pareciera ser un hábitat de humanos gigantes.

Las cuevas extienden por lo alto del acantilado, formando muescas que parecieran ser las encontradas en un trozo de queso cheddar.

Al final del cañón se encuentra una cueva con un pequeño orifico, la cual pareciera la cúpula de una catedral tallada en medio de un bloque de piedra, por donde en la parte de arriba un pequeño rayo de luz baja hasta el fondo de la cueva, simulando una puerta astral a otra dimensión.

Este lugar según datos histórico, fue utilizado durante la guerra cristera para efectuar acciones de misa.

Actualmente en esta parte final del cañón, se encuentra un pequeño templo católico, dedicado al Sagrado Corazón, lugar donde se celebraba la eucaristía en tiempos cristeros.

Así mismo la cueva ubicada al final del Cañón de Namúrachi, ha sido testigo de eventos musicales, que por su acústica, es un lugar idóneo para eventos artísticos de música de cámara o clásica.

Desde el inicio del recorrido y hasta el final del mismo, se puede contar con la presencia de robles milenarios, así como de grandes helechos que forman parte del paisaje del Cañón.

En áreas aledañas del atractivo principal, que es el Cañón de Namúrachi, a través de una caminata entre la sierra, se pueden localizar innumerables cuevas, que brindan emociones para todos aquellos amantes de la adrenalina.

Las actividades que se pueden realizar dentro de las instalaciones del parque ecológico el Cañón de Namúrachi son el senderismo, campismo, excursión, escalar montañas, rapel, así como la búsqueda fósil.

Para hacer la estancia más cómoda se pueden consumir alimentos dentro del área, siempre y cuando respetando las instalaciones del parque ecológico y colaborar con la limpieza del lugar, para evitar dañar el ecosistema y la fauna del lugar, la cual, a la ausencia de gente, se presenta dentro de las instalaciones de parque en busca de alimentos.

En temporada de lluvia las paredes del Cañón fungen como cascadas, donde impresionantes chorros de agua bajan desde lo más alto de las paredes de granito de las rocas, para irrumpir en el fondo del arroyo, formando un impactante río por la parte central del Cañón, mismos que en temporadas de lluvia no es recomendable la estancia dentro del lugar, para salvaguardar la integridad física de las personas.

El Cañón de Namúrachi es otro de lo grandes atractivos con los que cuenta el estado de Chihuahua, un lugar para visitar en compañía de la familia y amigos, para pasar un momento agradable, fuera del bullicio de la ciudad y entrar en contacto con la naturaleza.

Esculpido por los años y el agua, el majestuoso Cañón de Namúrachi se ubica a 120 kilómetros de la capital, en el poblado de San Francisco de Borja, lugar que forma uno de los caprichos naturales más majestuosos del estado de Chihuahua, convirtiéndolo un lugar único para los amantes de la naturaleza, senderismo, deportes extremos y sobre todo para pasar un rato agradable en familia, entre inmensas cavidades formadas al paso de millones de años, por la acción de la erosión del agua.

➡️ Recibe las noticias más relevantes de Parral, Chihuahua y Juárez, directo a tu correo electrónico. ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

El majestuoso parque ecológico del Cañón de Namúrachi, se encuentra ubicado a 150 kilómetros de la capital del estado de Chihuahua, en el municipio de San Francisco de Borja que tiene una población de alrededor de mil 157 habitantes según cifras del Inegi.

Una vez llegando al poblado de San Francisco de Borja, el turista se topará con señalamientos que indican donde se encuentra el Cañón de Namurachi, el cual se sitúa a 10 kilómetros del poblado.

Un camino de terracería que atraviesa un río del poblado de San Francisco de Borja, conduce a uno de los lugares más indómitos del Estado Grande, el Cañón de Namúrachi, formado por paredes de granito de más de 25 metros de altura, que se erigen desde una grieta central, echa a través de millones de años, por la acción de la lluvia, se extiende por 700 metros serpenteando entre las cadenas montañosas, hasta llegar a la parte final donde a plena luz del día, pareciera que la luz que entra al fondo de la grieta, estuviera formando un portal a otra dimensión.

Para una viaje más tranquilo y seguro, se puede hacer uso de las nuevas tecnologías de la comunicación, a través de la aplicación de Google Maps, texteando “Cañón de Namúrachí” una manera fácil de llegar, ya que la aplicación te muestra el recorrido, tiempo estimado y comandos de vos hasta llegar al parque ecológico.

El recorrido comienza entre el lecho de un arroyo y que, al cabo de unos cuantos metros, inmensas rocas de granito talladas por el escultor natural, el agua y viento, dejan ver sus majestuosas caras, que en el transcurso de cada paso nuevas formaciones rocosas muestran su lado más galante al público.

El camino habilitado para los turistas es solo una pequeña parte del Cañón, ya que a los alrededores se puede ver el verdadero lecho del arroyo, de arenas blancas y muy espesas que por lo general alberga una gran variedad de insectos y helechos.

Casi al llegar a la parte final de recorrido principal, se encuentra un enorme acantilado con innumerables cuevas, como si pareciera ser un hábitat de humanos gigantes.

Las cuevas extienden por lo alto del acantilado, formando muescas que parecieran ser las encontradas en un trozo de queso cheddar.

Al final del cañón se encuentra una cueva con un pequeño orifico, la cual pareciera la cúpula de una catedral tallada en medio de un bloque de piedra, por donde en la parte de arriba un pequeño rayo de luz baja hasta el fondo de la cueva, simulando una puerta astral a otra dimensión.

Este lugar según datos histórico, fue utilizado durante la guerra cristera para efectuar acciones de misa.

Actualmente en esta parte final del cañón, se encuentra un pequeño templo católico, dedicado al Sagrado Corazón, lugar donde se celebraba la eucaristía en tiempos cristeros.

Así mismo la cueva ubicada al final del Cañón de Namúrachi, ha sido testigo de eventos musicales, que por su acústica, es un lugar idóneo para eventos artísticos de música de cámara o clásica.

Desde el inicio del recorrido y hasta el final del mismo, se puede contar con la presencia de robles milenarios, así como de grandes helechos que forman parte del paisaje del Cañón.

En áreas aledañas del atractivo principal, que es el Cañón de Namúrachi, a través de una caminata entre la sierra, se pueden localizar innumerables cuevas, que brindan emociones para todos aquellos amantes de la adrenalina.

Las actividades que se pueden realizar dentro de las instalaciones del parque ecológico el Cañón de Namúrachi son el senderismo, campismo, excursión, escalar montañas, rapel, así como la búsqueda fósil.

Para hacer la estancia más cómoda se pueden consumir alimentos dentro del área, siempre y cuando respetando las instalaciones del parque ecológico y colaborar con la limpieza del lugar, para evitar dañar el ecosistema y la fauna del lugar, la cual, a la ausencia de gente, se presenta dentro de las instalaciones de parque en busca de alimentos.

En temporada de lluvia las paredes del Cañón fungen como cascadas, donde impresionantes chorros de agua bajan desde lo más alto de las paredes de granito de las rocas, para irrumpir en el fondo del arroyo, formando un impactante río por la parte central del Cañón, mismos que en temporadas de lluvia no es recomendable la estancia dentro del lugar, para salvaguardar la integridad física de las personas.

El Cañón de Namúrachi es otro de lo grandes atractivos con los que cuenta el estado de Chihuahua, un lugar para visitar en compañía de la familia y amigos, para pasar un momento agradable, fuera del bullicio de la ciudad y entrar en contacto con la naturaleza.

Policiaca

Detienen a persona al exterior de la Comandancia en Jiménez

El individuo de sexo masculino fue reportado por intransigente

Parral

Ofrece FICOSEC línea de atención psicológica gratuita

El objetivo es prevenir más casos de suicidio; si tienes depresión o ansiedad no estás solo, solicita apoyo al *2232 o al 800-900-22-32, la atención se brinda de manera anónima

Parral

Parralenses participan en la Semana Estatal de Salud Mental

Personal de salud atendió con talleres para el cuidado de la salud mental a más de mil asistentes, entre adolescentes, jóvenes y adultos mayores

Finanzas

Foro Davos: “horizonte oscuro” para la economía, advierte el FMI

Aunque descarta una recesión, el organismo asegura que existen riesgos desiguales que impactarán a países golpeados por la guerra

Finanzas

Detenida la inclusión financiera en el sur

El confinamiento voluntario debido a la pandemia, así como la pérdida de los empleos, estarían relacionados con el estancamiento, dijo BBVA

Sociedad

Alarma alza de contagios de VIH en Tamaulipas

En los primeros cinco meses del año se han detectado alrededor de 200 nuevos casos de jóvenes infectados con VIH

Gossip

Inmortalizan el universo de Cauduro en un libro

Aquí "estubo" Cauduro es el título de la obra compuesta por 400 obras del artista

Gossip

Ingrid Coronado lanza su nuevo libro MujerÓN para inspirar a la superación

Ingrid, ha mantenido su vida personal al margen del ojo público, sin embargo, en este ejemplar toca algunos temas

Cine

Películas en competencia anticipan un futuro distopico

David Cronenberg regresa a sus 79 años a la competición donde fue premiado en 1996