/ viernes 17 de mayo de 2019

“BUSINESS”

Bastante se ha polemizado ya en México sin duda, en torno a los proyectos de construcción, que el nuevo gobierno de la república ha presentado como obras prioritarias para esta administración y base fundamental para impulsar un sólido crecimiento en vitales áreas: Energética, de comercio, comunicaciones, turística…Me refiero específicamente al nuevo aeropuerto de la CDMX en Sta. Lucia, al ferrocarril Trans-itsmico, al Tren Maya y a la nueva refinería de “Dos bocas” (Tabasco). Proyectos que de concretarse realmente posicionarían a México con una nueva y relevante dimensión, como un país con una muy significativa capacidad para construir importantes obras y proyectos nacionales de gran calado, que constituirían irrebatiblemente un enorme y trascendental potencial en infraestructura de desarrollo, por tanto con grandes expectativas de insertarse realmente en el competido contexto global como una nación con altura para verdaderamente protagonizar un lugar en el orbe, debido a la capacidad y desarrollo propios en áreas estratégicas.

Es solo que ante la presentación de los señalados proyectos del gobierno federal actual, ha sido patente el surgimiento de una fuerte oposición hacia esas obras, por parte de específicos sectores económico-financiero, empresariales y políticos, los cuales de “mil formas” han manifestado su casi total rechazo(a dichos proyectos) por los diversos medios de comunicación a través de puntuales señalamientos o declaraciones y de supuestos analistas, expertos…u “opinologos”; Quienes expresando “sus doctos puntos de vista” han criticado y rechazado sin más cualquier propuesta del nuevo gobierno de México. Como sin duda ahora sucede con el proyecto de la nueva refinería de “Dos bocas” contra el cual se han sumado ya también directamente las llamadas “Calificadoras” extranjeras(Moodys, Fitch, Standard and Poors…), mismas que hoy encabezan una intensa campaña de rechazo a la realización de esa importante obra gubernamental, por principio “amenazando” con rebajar la calificación crediticia internacional a PEMEX, aduciendo un sinfín de insulsos y falaces argumentos, los que, cual si fueran dictados en “Excathedra” como el Perico repiten y repiten, los antes citados demás opositores(llámese banqueros, empresarios, analistas o políticos)…Los mismos que todavía “ayer” promovían, apoyaban e impulsaban con “gran bombo” la idílica “Reforma Energética” de Peña Nieto con sus “grandiosas bondades” proclamadas a los “4 vientos” las que hoy todavía “pacientemente esperan” todos los mexicanos, ¿o, NO?

“Reforma” que en realidad fue un burdo “amarre” de turbios intereses y privilegios entre la pútrida cúpula política PRIANISTA y la rapaz elite económico- empresarial privada(de este país o extranjera); Todos quienes ahora, indudablemente están haciendo el “Gran Negocio” con la “jugosa” venta de combustibles(gasolinas, diesel) en México, a un alto precio ya liberalizado y con las enormes reservas nacionales de hidrocarburos prácticamente en “la bolsa” casi regaladas, fruto todo esto de la “reforma energética” neoliberal “Peñista” No en balde las petroleras Norteamericanas Exxon y Chevron presentan ahora las más altas ganancias por venta de gasolinas en este país. Por lo cual sin duda alguna la proyectada refinería estatal de “Dos bocas” representaría en el corto plazo un estorboso competidor para las empresas privadas en el boyante negocio gasolinero en México.

Esto pues hace más que entendible el férreo rechazo al proyecto “Dos bocas” de los mencionados sectores opositores(con sus infaltables vulgares vocingleros), incluyendo obvio las “insignes” Calificadoras extranjeras, mismas que ahora fundamentan la “calidad moral” de sus argumentos contra PEMEX y la nueva refinería, sin duda en la hoy carencia del MEDIO MILLON de dólares que durante el gobierno de Peña Nieto SI se le daba a cada “Calificadora” claro esto por avalarle abiertamente su traidora entreguista “Reforma Energética”(Neoliberal) y otorgarle una alta calificación a Pemex en ese sexenio, aun en medio del brutal robo de combustibles, “extraño” decaimiento de la producción petrolera, premeditado abandono de la infraestructura estratégica y colosal corrupción oficial.

Al fin, aunque CORRUPTOS “Bussines (privados, son Bussines”…Este es irrefutablemente el trasfondo del ferreo rechazo a la refinería del Estado (“Dos bocas”)… ¡Júzguelo usted!


Bastante se ha polemizado ya en México sin duda, en torno a los proyectos de construcción, que el nuevo gobierno de la república ha presentado como obras prioritarias para esta administración y base fundamental para impulsar un sólido crecimiento en vitales áreas: Energética, de comercio, comunicaciones, turística…Me refiero específicamente al nuevo aeropuerto de la CDMX en Sta. Lucia, al ferrocarril Trans-itsmico, al Tren Maya y a la nueva refinería de “Dos bocas” (Tabasco). Proyectos que de concretarse realmente posicionarían a México con una nueva y relevante dimensión, como un país con una muy significativa capacidad para construir importantes obras y proyectos nacionales de gran calado, que constituirían irrebatiblemente un enorme y trascendental potencial en infraestructura de desarrollo, por tanto con grandes expectativas de insertarse realmente en el competido contexto global como una nación con altura para verdaderamente protagonizar un lugar en el orbe, debido a la capacidad y desarrollo propios en áreas estratégicas.

Es solo que ante la presentación de los señalados proyectos del gobierno federal actual, ha sido patente el surgimiento de una fuerte oposición hacia esas obras, por parte de específicos sectores económico-financiero, empresariales y políticos, los cuales de “mil formas” han manifestado su casi total rechazo(a dichos proyectos) por los diversos medios de comunicación a través de puntuales señalamientos o declaraciones y de supuestos analistas, expertos…u “opinologos”; Quienes expresando “sus doctos puntos de vista” han criticado y rechazado sin más cualquier propuesta del nuevo gobierno de México. Como sin duda ahora sucede con el proyecto de la nueva refinería de “Dos bocas” contra el cual se han sumado ya también directamente las llamadas “Calificadoras” extranjeras(Moodys, Fitch, Standard and Poors…), mismas que hoy encabezan una intensa campaña de rechazo a la realización de esa importante obra gubernamental, por principio “amenazando” con rebajar la calificación crediticia internacional a PEMEX, aduciendo un sinfín de insulsos y falaces argumentos, los que, cual si fueran dictados en “Excathedra” como el Perico repiten y repiten, los antes citados demás opositores(llámese banqueros, empresarios, analistas o políticos)…Los mismos que todavía “ayer” promovían, apoyaban e impulsaban con “gran bombo” la idílica “Reforma Energética” de Peña Nieto con sus “grandiosas bondades” proclamadas a los “4 vientos” las que hoy todavía “pacientemente esperan” todos los mexicanos, ¿o, NO?

“Reforma” que en realidad fue un burdo “amarre” de turbios intereses y privilegios entre la pútrida cúpula política PRIANISTA y la rapaz elite económico- empresarial privada(de este país o extranjera); Todos quienes ahora, indudablemente están haciendo el “Gran Negocio” con la “jugosa” venta de combustibles(gasolinas, diesel) en México, a un alto precio ya liberalizado y con las enormes reservas nacionales de hidrocarburos prácticamente en “la bolsa” casi regaladas, fruto todo esto de la “reforma energética” neoliberal “Peñista” No en balde las petroleras Norteamericanas Exxon y Chevron presentan ahora las más altas ganancias por venta de gasolinas en este país. Por lo cual sin duda alguna la proyectada refinería estatal de “Dos bocas” representaría en el corto plazo un estorboso competidor para las empresas privadas en el boyante negocio gasolinero en México.

Esto pues hace más que entendible el férreo rechazo al proyecto “Dos bocas” de los mencionados sectores opositores(con sus infaltables vulgares vocingleros), incluyendo obvio las “insignes” Calificadoras extranjeras, mismas que ahora fundamentan la “calidad moral” de sus argumentos contra PEMEX y la nueva refinería, sin duda en la hoy carencia del MEDIO MILLON de dólares que durante el gobierno de Peña Nieto SI se le daba a cada “Calificadora” claro esto por avalarle abiertamente su traidora entreguista “Reforma Energética”(Neoliberal) y otorgarle una alta calificación a Pemex en ese sexenio, aun en medio del brutal robo de combustibles, “extraño” decaimiento de la producción petrolera, premeditado abandono de la infraestructura estratégica y colosal corrupción oficial.

Al fin, aunque CORRUPTOS “Bussines (privados, son Bussines”…Este es irrefutablemente el trasfondo del ferreo rechazo a la refinería del Estado (“Dos bocas”)… ¡Júzguelo usted!


viernes 23 de agosto de 2019

POLÍTICA SUDAMERICA

viernes 26 de julio de 2019

“NUMERITOS”

viernes 19 de julio de 2019

EL PERRO

viernes 05 de julio de 2019

LA “CARTA CHINA”

viernes 21 de junio de 2019

“EL MOZOTE”

viernes 07 de junio de 2019

“ASISTENCIALISMO”

viernes 17 de mayo de 2019

“BUSINESS”

viernes 03 de mayo de 2019

GOBERNABILIDAD

viernes 26 de abril de 2019

Tecnocracia

viernes 12 de abril de 2019

Global Realidad

Cargar Más