/ jueves 6 de junio de 2019

Administración de la superficie

El gobierno tiene el único objetivo de resolver los problemas que el individuo no puede solventar en soledad. La organización política no es para trazar carreras políticas o conquistar nuevos puestos, la organización política tiene como meta generar soluciones sociales que mantengan al todo bien equilibrado y en una vida satisfactoria y humana para cada persona.

Vivimos tiempos de egoísmo e imagen. En los tiempos de las redes sociales generamos afinidad con aquellos individuos que se muestren agradables o proyecten trabajo, aunque este sea falso.

El gobierno de Alfredo Lozoya es el ejemplo más claro para esta condición que he apuntado. Un gobierno que invierte cantidades exageradas en medios de comunicación, pero ni un peso al grave problema del agua que tenemos en el municipio, aunque se liberen de la responsabilidad arguyendo que no es un problema municipal.

En estos días se ha ventilado una situación vergonzosa y clave para determinar a la administración de Lozoya como todo un fraude. El proyecto habitacional denominado “la fortuna” que se jactaba de ser un avance a nivel nacional resultó ser sólo un cascaron sin contenido, así como las casas.

En el mencionado proyecto ha quedado evidenciado que se ha movido más por un interés político que por el beneficio de los ciudadanos. Pues las viviendas además de ser costosas son de mala calidad y ni siquiera se cuenta con los permisos pertinentes para el proyecto, ni agua ni lo referente a ecología y calidad del suelo.

Así han sido las acciones de la presente administración; abogado en tu colonia, en una sola ocasión y sin la resolución de ningún conflicto, solo el teatro.

La gran obra de la centenario, que son sólo cien metros de calle y ni siquiera cuidando la banqueta del peatón.

Se han ido los días en fiestas y pequeños eventos, han dicho estar a favor del medio ambiente colocando algunos árboles, pero olvidando por completo el relleno sanitario, problema que supera por mucho lo que los ciudadanos bien organizados podrían hacer.

La preocupación del actual presidente no es resolver la falta de trabajo, los problemas ecológicos, las situaciones de agua y educación, no, la preocupación del presidente Lozoya es y ha venido siendo su proyección para una carrera política, es más la ambición que el deseo de servir, es importante que como ciudadanos visualicemos eso y tengamos en claro los grandes problemas que se vienen y que no han sido prevenidos por la autoridad.

Debemos romper la apariencia y comenzar a resolver los problemas, no sólo fingir que no existen para la cámara.


El gobierno tiene el único objetivo de resolver los problemas que el individuo no puede solventar en soledad. La organización política no es para trazar carreras políticas o conquistar nuevos puestos, la organización política tiene como meta generar soluciones sociales que mantengan al todo bien equilibrado y en una vida satisfactoria y humana para cada persona.

Vivimos tiempos de egoísmo e imagen. En los tiempos de las redes sociales generamos afinidad con aquellos individuos que se muestren agradables o proyecten trabajo, aunque este sea falso.

El gobierno de Alfredo Lozoya es el ejemplo más claro para esta condición que he apuntado. Un gobierno que invierte cantidades exageradas en medios de comunicación, pero ni un peso al grave problema del agua que tenemos en el municipio, aunque se liberen de la responsabilidad arguyendo que no es un problema municipal.

En estos días se ha ventilado una situación vergonzosa y clave para determinar a la administración de Lozoya como todo un fraude. El proyecto habitacional denominado “la fortuna” que se jactaba de ser un avance a nivel nacional resultó ser sólo un cascaron sin contenido, así como las casas.

En el mencionado proyecto ha quedado evidenciado que se ha movido más por un interés político que por el beneficio de los ciudadanos. Pues las viviendas además de ser costosas son de mala calidad y ni siquiera se cuenta con los permisos pertinentes para el proyecto, ni agua ni lo referente a ecología y calidad del suelo.

Así han sido las acciones de la presente administración; abogado en tu colonia, en una sola ocasión y sin la resolución de ningún conflicto, solo el teatro.

La gran obra de la centenario, que son sólo cien metros de calle y ni siquiera cuidando la banqueta del peatón.

Se han ido los días en fiestas y pequeños eventos, han dicho estar a favor del medio ambiente colocando algunos árboles, pero olvidando por completo el relleno sanitario, problema que supera por mucho lo que los ciudadanos bien organizados podrían hacer.

La preocupación del actual presidente no es resolver la falta de trabajo, los problemas ecológicos, las situaciones de agua y educación, no, la preocupación del presidente Lozoya es y ha venido siendo su proyección para una carrera política, es más la ambición que el deseo de servir, es importante que como ciudadanos visualicemos eso y tengamos en claro los grandes problemas que se vienen y que no han sido prevenidos por la autoridad.

Debemos romper la apariencia y comenzar a resolver los problemas, no sólo fingir que no existen para la cámara.


jueves 18 de julio de 2019

El ciudadano de la democracia

jueves 11 de julio de 2019

Inestabilidad de la 4T

jueves 27 de junio de 2019

Acciones profundas y subsidiaridad

jueves 20 de junio de 2019

La flama se extingue

jueves 13 de junio de 2019

Carreras políticas

jueves 06 de junio de 2019

Administración de la superficie

jueves 30 de mayo de 2019

Los caminos de la solidaridad

viernes 17 de mayo de 2019

¿Qué es la cuarta transformación?

Cargar Más