/ martes 7 de mayo de 2019

Fernanda Castillo y Vadhir Derbez subieron hasta 16 kilos para protagonizar Dulce Familia

Dulce familia cuenta con las actuaciones de Regina Blandón,y Vanessa Díaz, así como el regreso al cine de Florinda Meza

Para protagonizar una película no siempre tener talento es suficiente. De eso están muy seguros Fernanda Castillo y Vadhir Derbez, quienes para participar en la película Dulce familia, que este viernes llegará a salas mexicanas, tuvieron que subir 12 y 16 kilos, respectivamente.

“Por cuestión de agenda no tuve mucho tiempo para hacerlo, en tres meses, ya contando el tiempo de la película, tuve que subirlos”, explica la actriz. “Fue un proceso muy duro porque a partir de subir a base de grasas y azúcares mi cuerpo estaba muy cansado. El único momento en que era libre y disfruté el peso fue filmando la película, ahí decía ‘¿Por qué no subí más?’”, comentó.

Foto: Especial


Dulce familia cuenta la historia de Tamy, una mujer que enfrenta su sobrepeso cuando está a punto de casarse, pues quiere usar el mismo vestido de novia que su madre, Verónica (Florinda Meza), una famosa actriz de telenovelas obsesionada con su imagen física y que debido a su edad ha sido relegada en la televisión.

Lo más complicado de lograr este reto no fue precisamente ganar peso, sino todo lo contrario, perderlo: “Apenas regresé a mi peso hace una o dos semanas, después de casi un año de subirlo, ahora ya con asistencia médica. Pero claro, los médicos me decían ‘¿Quién sube 12 kilos si no está embarazada en tres meses? Es una locura”, explicó la protagonista de la cinta.

Para Castillo, realizar este cambio tuvo que ver con una necesidad de crecer como actriz “Tenía muchas ganas de regalarle al público, que siempre me había visto de determinada manera, y a la gente que me sigue también, hablarles de esta transformación como un homenaje a mi trabajo, y a mi compromiso con ellos”, finalizó.

El caso de Vadhir Derbez no fue muy distinto pues tuvo que subir 16 kilos para esta cinta, pero lo complicado fue quitárselos de encima porque “no tienes un incentivo para regresar a tu peso, te das más permisos, sigues comiendo, pero ya quieres regresar (a tu talla), te sientes incómodo; ya no me quedaba la ropa, era algo muy complicado”. Fue hasta que se preparó para lanzar su sencillo musical Mala que comenzó su entrenamiento: “Ahora sí tuve que aplicarme y darle con todo, fue muy difícil”, detalló.

Además de ganar peso, el actor se sometió a un proceso de caracterización diario, y es que el actor tenía que ser rapado constantemente para dar vida a su personaje. “Tuve que enfrentarme diario con el ego, a meterme en la piel de un personaje tan padre como lo es Beto. Él se me hace el más estable en la película, el que se ama, el que se quiere y ama a su pareja. Y llega todo este cambio gracias a Tamy, que quiere entrar a una dieta y que él la siga, pero pues no se deja”, apuntó el actor.

Los actores coinciden en que estos cambios físicos les dieron otra perspectiva sobre ellos mismos, pues pudieron verse de otra forma y sentirse mejor con ellos personalmente: “Aprendes a perderle el miedo a eso, a quererte y amarte en todas tus etapas. Es el poder aceptarte como eres y que el cambio venga de ti”, finalizó Derbez.

Dulce Familia cuenta también con las actuaciones de Regina Blandón, Paz Bascuñán y Vanessa Díaz, así como el regreso al cine de Florinda Meza, quien llevaba más de 30 años sin actuar en la gran pantalla.

Para protagonizar una película no siempre tener talento es suficiente. De eso están muy seguros Fernanda Castillo y Vadhir Derbez, quienes para participar en la película Dulce familia, que este viernes llegará a salas mexicanas, tuvieron que subir 12 y 16 kilos, respectivamente.

“Por cuestión de agenda no tuve mucho tiempo para hacerlo, en tres meses, ya contando el tiempo de la película, tuve que subirlos”, explica la actriz. “Fue un proceso muy duro porque a partir de subir a base de grasas y azúcares mi cuerpo estaba muy cansado. El único momento en que era libre y disfruté el peso fue filmando la película, ahí decía ‘¿Por qué no subí más?’”, comentó.

Foto: Especial


Dulce familia cuenta la historia de Tamy, una mujer que enfrenta su sobrepeso cuando está a punto de casarse, pues quiere usar el mismo vestido de novia que su madre, Verónica (Florinda Meza), una famosa actriz de telenovelas obsesionada con su imagen física y que debido a su edad ha sido relegada en la televisión.

Lo más complicado de lograr este reto no fue precisamente ganar peso, sino todo lo contrario, perderlo: “Apenas regresé a mi peso hace una o dos semanas, después de casi un año de subirlo, ahora ya con asistencia médica. Pero claro, los médicos me decían ‘¿Quién sube 12 kilos si no está embarazada en tres meses? Es una locura”, explicó la protagonista de la cinta.

Para Castillo, realizar este cambio tuvo que ver con una necesidad de crecer como actriz “Tenía muchas ganas de regalarle al público, que siempre me había visto de determinada manera, y a la gente que me sigue también, hablarles de esta transformación como un homenaje a mi trabajo, y a mi compromiso con ellos”, finalizó.

El caso de Vadhir Derbez no fue muy distinto pues tuvo que subir 16 kilos para esta cinta, pero lo complicado fue quitárselos de encima porque “no tienes un incentivo para regresar a tu peso, te das más permisos, sigues comiendo, pero ya quieres regresar (a tu talla), te sientes incómodo; ya no me quedaba la ropa, era algo muy complicado”. Fue hasta que se preparó para lanzar su sencillo musical Mala que comenzó su entrenamiento: “Ahora sí tuve que aplicarme y darle con todo, fue muy difícil”, detalló.

Además de ganar peso, el actor se sometió a un proceso de caracterización diario, y es que el actor tenía que ser rapado constantemente para dar vida a su personaje. “Tuve que enfrentarme diario con el ego, a meterme en la piel de un personaje tan padre como lo es Beto. Él se me hace el más estable en la película, el que se ama, el que se quiere y ama a su pareja. Y llega todo este cambio gracias a Tamy, que quiere entrar a una dieta y que él la siga, pero pues no se deja”, apuntó el actor.

Los actores coinciden en que estos cambios físicos les dieron otra perspectiva sobre ellos mismos, pues pudieron verse de otra forma y sentirse mejor con ellos personalmente: “Aprendes a perderle el miedo a eso, a quererte y amarte en todas tus etapas. Es el poder aceptarte como eres y que el cambio venga de ti”, finalizó Derbez.

Dulce Familia cuenta también con las actuaciones de Regina Blandón, Paz Bascuñán y Vanessa Díaz, así como el regreso al cine de Florinda Meza, quien llevaba más de 30 años sin actuar en la gran pantalla.

Local

Inauguran tienda Diconsa en Batopilas

El diputado local Jesús Velázquez además pagó un adeudo que tenía la comunidad de San José de Valenzuela

Local

Casi 18 mil credenciales de elector vencidas, en esta ciudad

Las nuevas cuentan con 20 candados de seguridad; realiza el Registro hasta 170 trámites diarios

Local

En febrero, listo trazo del teleférico en Parral

La delineación iría del monumento de San José, ubicado en mina La Prieta, hasta la plaza El Quijote

Local

Se "pierde" la Curp de miles de ciudadanos de cinco estados

Acuden por día al Registro Civil unos 700 solicitantes que no pudieron descargar el documento por internet

Deportes

Por mala calidad de aire Abierto de Australia suspendería juegos

El juego se suspenderá si la tasa de partículas alcanza el quinto grado de escala que mide la calidad del aire

Local

Inauguran tienda Diconsa en Batopilas

El diputado local Jesús Velázquez además pagó un adeudo que tenía la comunidad de San José de Valenzuela

Policiaca

Sale del camino e impacta contra desagüe de carretera

El incidente se presentó a la altura de Rancho Primero, el vehículo fue abandonado

Local

Beneficiará a más de tres mil habitantes el Centro de Salud de El Tule

Fue inaugurado por el gobernador Javier Corral , tuvo una inversión de nueve millones de pesos

Policiaca

Detienen fiesta en salón de El Potrero; menores consumían alcohol

Fueron necesarias tres patrullas para desalojar a los jóvenes, quienes incluso querían seguir tomando en la vía pública