/ viernes 31 de julio de 2020

El verano en el que el cine se detuvo

La pandemia por Covid-19 infectó a la industria cinematográfica, posponiendo estrenos y producción de cintas ya avanzadas o anunciadas

La emergencia sanitaria por la pandemia de Covid-19 ya infectó a la industria cinematográfica, el cierre de salas llevó a posponer estrenos y producción de cintas ya avanzadas o anunciadas, dejando a los cinéfilos alrededor del mundo con las ganas de ver ya las cintas que tanto se habían promocionado

¿Cuántas veces no vimos ya esa escena? Ciudades desiertas a causa de un virus. Ya sea con Will Smith en Soy leyenda, Jude Law en Contagio o Bruce Willis en 12 monos, pero siempre lo mismo, el espectador queda fascinado ante esa visión postapocalíptica.

Ahora, en pleno verano de 2020, los cinéfilos no requieren ir a una sala oscura para ver eso, simplemente basta con una hojeada a la prensa o a las redes sociales para, en carne propia, sentir algo de lo que sintieron esos y muchos más personajes atrapados por el villano invisible que son los virus.

Sala de cine

Y es que el futuro alcanzó al séptimo arte. Como la gran mayoría de las actividades del mundo real, el cine tuvo que entrar en una pausa debido al Covid-19, una pausa que se ha prolongado más de lo esperado, causando tan grandes daños que ya podemos decir que 2020 será un año perdido para el cine.

No nos referimos sólo a los daños económicos, del cierre de complejos cinematográficos y los empleos que se pierden con ellos, sino más bien a lo que los amantes del cne van a tener que padecer en lo que resta de este año.

El avance del coronavirus provocó que en marzo todos los espectáculos que juntaran a decenas de personas fueran cancelados. Desde luego el cine estaba incluido en esa lista de espectáculos, desencadenando toda una reacción en cadena en la industria, sobre todo en la que tiene que ver con los blockbusters de Hollywood.

Foto: Pixabay

Una resaca infernal

El año 2019 fue de ensueño para la industria del cine estadounidense, en especial para Disney. La casa de Mickey Mouse dominó de principio a fin la taquilla mundial con títulos como Aladín, El Rey León, Toy Story 4, Star Wars: El ascenso de Skywalker y desde luego, Avengers Endgame que se convirtió en la película más taquillera de la historia.

Sumada a éstas, también destacaron títulos como Joker, Rápido y Furioso: Hobbs & Shaw, y Jumanji: siguiente nivel.

Así que, de antemano, parecía complicado que este 2020 pudiera superar a su predecesor, pero nadie pensó que ni siquiera pudiera intentarlo.

Pese a esto, enero y febrero fueron “normales”. Con el Covid-19 todavía contenido en Asia, en occidente se pudieron estrenar títulos como Bad Boys por siempre, Sonic y Aves de presa, aunque a esta última mejor le hubiera ido si la posponían.

Las dos primeras, pese a no estrenarse en China, logaron ser éxitos financieros, mientras la última fue un descalabro, y a como van las cosas, tal vez sea el peor de 2020.

Hasta el primer bimestre, la situación en las salas de cine era la esperada, y el peligro de los virus mortales sólo se limitaban a sus pantallas.


Febrero loco y marzo...

A principios de marzo, el Covid-19 ganaba espacio en todo el mundo. Ya no sólo se trataba de China donde la actividad social se mermaba por la enfermedad, Europa empezaba a resentir los estragos de la pandemia mientras que América se preparaba para lo inevitable.

Aun así, Disney siguió con su calendario de estrenos. El 6 de marzo se estrenó Unidos, la primera de dos producciones de Pixar programadas para 2020. La película animada protagonizada por Tom Holland y Chris Pratt fue la primera víctima de la pandemia.

Foto: Especial

Al estrenarse en el comienzo del confinamiento global, Unidos terminó con apenas 103 millones de dólares en taquilla, convirtiéndose en la primera producción de Pixar en recaudar menos de 200 millones de dólares globalmente.

Los pobres resultados de la animación encendieron los focos rojos de la industria, en especial de su productora. Para esas fechas, Disney había comenzado con la promoción de Mulan, el live action de su película animada, incluso llegó a celebrar la premier mundial el 10 de marzo con miras a su estreno comercial el 27 de marzo.

Días después comenzó, si no el pánico, sí la prudencia. Disney no tardó en anunciar el retrasó del estreno de Mulan, por una sencilla razón: tanto en China como en Europa los cines estarían cerrados, lo que significaba perder por lo menos, la mitad de la taquilla mundial.

Siguiendo el ejemplo de la casa productora más grande, la competencia no tardó en hacer lo propio.

Un lugar en silencio 2, continuación de la aclamada cinta de John Krasinski, se esperaba el 20 de marzo de este año, pero por la pandemia fue atrasada, primero a septiembre, pero Paramount decidió no arriesgarse y mandarla hasta abril del año entrante.

La misma casa productora también retrasó cinco meses Maverick, otra continuación, esta vez de la película ochentera Top Gun. Así, de la Navidad de este año pasó al fin de semana del 4 de julio de 2021.

De la misma forma, Universal no dudó ni un instante para mover Rápidos y Furiosos 9 al año entrante, mientras que Bond: Sin tiempo para morir de la misma casa productora, pactada para abril, terminará por salir a la luz no antes de noviembre próximo.

La razón de estos retrasos es simple. Al tratarse de películas de gran presupuesto (la mayoría de más de 100 millones de dólares), los estudios no se quieren arriesgar a que obtengan baja recaudación como ocurrió con Unidos.

Así, para lograr un éxito comercial, cada película deberá de obtener por lo menos el doble de su presupuesto en taquilla (no hay que olvidar que parte de las ganancias de la venta de boletos se la quedan los cines). Y con las salas cerradas, es imposible lograrlo.

Alternativas

En una primera instancia, algunas películas de gran presupuesto aguantaron. Warner Bros. alargó lo más que pudo el retraso de sus apuestas más fuertes como Wonder Woman 1984 pactada para estrenarse el 5 de junio, o Tenet, la última película de Christpher Nolan, que vería la luz el 17 de julio. Disney también espero hasta el último para posponer Black Widow, que saldría a salas el 30 de abril.

El caso de Tenet es bastante ilustrativo. En medio de la pandemia, se especuló mucho de si se retrasaría el último proyecto de Nolan, el director consentido de Warner. Era finales de junio y ni la contingencia cedía ni el estudio cambiaba la fecha.

Se llegó a especular que Warner la estrenaría si se garantizaba que al menos el 80 por ciento de los cines de Nueva York y California abrían a la mitad de su capacidad, lo cual daría margen de maniobra financiera para recuperar su presupuesto calculado en 200 millones de dólares.

Al final, eso no ocurrió, y de nuevo se llegó a especular que el director presionó para que se estrenara en julio, por lo que se programó para el último fin de semana de ese mes, pero de nueva cuenta, el Covid-19 lo impidió, por lo que se volvió a mover la fecha a mediados de agosto. Finalmente, Warner mandó a la congeladora el estreno hasta algún punto de 2021.

De igual forma, el estudio mando hasta el año entrante el estreno de El Conjuro 3, la última entrega de su exitosa franquicia de terror, de septiembre próximo a junio de 2021.

¿Mujeres al rescate?

Con tantos retrasos en cartelera, el verano cinematográfico 2020 no va a existir. Con la incertidumbre de si los cines abrirán este año, agosto y septiembre están sin estrenos programados.

Sería hasta el 2 de octubre cuando, si las condiciones lo permiten, las salas vuelvan a tomar vida. Warner mantiene esa fecha como el estreno de Wonder Woman 1984. Si de por sí era una de las películas más esperadas del año, las circunstancias podrían beneficiarla, o también condenarla.

La cinta protagonizada por Gal Gadot reabriría los cines, por lo que no sería raro que mucha gente vaya a verla no sólo por tratarse de una película que promete buen entretenimiento, sino para regresar a la normalidad. Sin embargo, en dado caso de que los casos de Covid-19 estén controlados para entonces, existe la posibilidad de que los temores a un rebrote ganen a las ansias por ir a las salas, echando a perder la taquilla.

Otra de las apuestas que siguen en pie para este año es Black Widow. La cinta es parte del siempre bien recibido Universo Cinematográfico de Marvel, a lo que se suma la participación de Scarlett Johansson en el rol protagónico, por lo que los ingredientes para ser exitosa están ahí, pero de nuevo, nadie sabe si para esas fechas ya estén operando normales los cines.

De lograr los números esperados a principios de año en ambos casos, estaríamos hablando de que las dos películas más taquilleras del año serían protagonizadas por mujeres.

Efecto dominó

Todos esperamos que más temprano que tarde la normalidad regrese a la vida cotidiana. En el caso del cine, el 2020 ya podría considerarse como perdido, pero como la mayoría de sus películas ya están programadas para 2021 el calendario del año entrante está más que lleno.

No hay que olvidar que cada estudio tiene programados sus estrenos desde muchos meses antes, por lo que estos atrasos afectan sus planes en el mediano plazo.

Antes de la pandemia, se esperaba que en 2021 se estrenaran películas como The Batman, la tercera entrega del Spiderman de Tom Holland, o la nueva de Jurasic Park.

Foto: Marvel

Así que con los vecinos tan cerca, tendrán que hacerse un hueco para tanto estreno.

Pero, además, como varias de las producciones se quedaron suspendidas, no habrá tiempo para desarrollar más proyectos en 2021, por lo que casos como las precuelas de Avatar, la nueva trilogía de Star Wars o las nuevas aventuras de los héroes de Marvel tendrán que esperar otros años para estar en pantalla.

Lo cierto es que en lo que el mundo vuelve a la normalidad, si es que alguna vez puede hacerlo después de la pandemia, los calendarios de estrenos siguen siendo como una carta a Santa Clos, pides lo mejor esperando que no te traigan el juguete que no querías, o en este caso, que no te atrasen el estreno de tu película favorita hasta el año entrante.

Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

La emergencia sanitaria por la pandemia de Covid-19 ya infectó a la industria cinematográfica, el cierre de salas llevó a posponer estrenos y producción de cintas ya avanzadas o anunciadas, dejando a los cinéfilos alrededor del mundo con las ganas de ver ya las cintas que tanto se habían promocionado

¿Cuántas veces no vimos ya esa escena? Ciudades desiertas a causa de un virus. Ya sea con Will Smith en Soy leyenda, Jude Law en Contagio o Bruce Willis en 12 monos, pero siempre lo mismo, el espectador queda fascinado ante esa visión postapocalíptica.

Ahora, en pleno verano de 2020, los cinéfilos no requieren ir a una sala oscura para ver eso, simplemente basta con una hojeada a la prensa o a las redes sociales para, en carne propia, sentir algo de lo que sintieron esos y muchos más personajes atrapados por el villano invisible que son los virus.

Sala de cine

Y es que el futuro alcanzó al séptimo arte. Como la gran mayoría de las actividades del mundo real, el cine tuvo que entrar en una pausa debido al Covid-19, una pausa que se ha prolongado más de lo esperado, causando tan grandes daños que ya podemos decir que 2020 será un año perdido para el cine.

No nos referimos sólo a los daños económicos, del cierre de complejos cinematográficos y los empleos que se pierden con ellos, sino más bien a lo que los amantes del cne van a tener que padecer en lo que resta de este año.

El avance del coronavirus provocó que en marzo todos los espectáculos que juntaran a decenas de personas fueran cancelados. Desde luego el cine estaba incluido en esa lista de espectáculos, desencadenando toda una reacción en cadena en la industria, sobre todo en la que tiene que ver con los blockbusters de Hollywood.

Foto: Pixabay

Una resaca infernal

El año 2019 fue de ensueño para la industria del cine estadounidense, en especial para Disney. La casa de Mickey Mouse dominó de principio a fin la taquilla mundial con títulos como Aladín, El Rey León, Toy Story 4, Star Wars: El ascenso de Skywalker y desde luego, Avengers Endgame que se convirtió en la película más taquillera de la historia.

Sumada a éstas, también destacaron títulos como Joker, Rápido y Furioso: Hobbs & Shaw, y Jumanji: siguiente nivel.

Así que, de antemano, parecía complicado que este 2020 pudiera superar a su predecesor, pero nadie pensó que ni siquiera pudiera intentarlo.

Pese a esto, enero y febrero fueron “normales”. Con el Covid-19 todavía contenido en Asia, en occidente se pudieron estrenar títulos como Bad Boys por siempre, Sonic y Aves de presa, aunque a esta última mejor le hubiera ido si la posponían.

Las dos primeras, pese a no estrenarse en China, logaron ser éxitos financieros, mientras la última fue un descalabro, y a como van las cosas, tal vez sea el peor de 2020.

Hasta el primer bimestre, la situación en las salas de cine era la esperada, y el peligro de los virus mortales sólo se limitaban a sus pantallas.


Febrero loco y marzo...

A principios de marzo, el Covid-19 ganaba espacio en todo el mundo. Ya no sólo se trataba de China donde la actividad social se mermaba por la enfermedad, Europa empezaba a resentir los estragos de la pandemia mientras que América se preparaba para lo inevitable.

Aun así, Disney siguió con su calendario de estrenos. El 6 de marzo se estrenó Unidos, la primera de dos producciones de Pixar programadas para 2020. La película animada protagonizada por Tom Holland y Chris Pratt fue la primera víctima de la pandemia.

Foto: Especial

Al estrenarse en el comienzo del confinamiento global, Unidos terminó con apenas 103 millones de dólares en taquilla, convirtiéndose en la primera producción de Pixar en recaudar menos de 200 millones de dólares globalmente.

Los pobres resultados de la animación encendieron los focos rojos de la industria, en especial de su productora. Para esas fechas, Disney había comenzado con la promoción de Mulan, el live action de su película animada, incluso llegó a celebrar la premier mundial el 10 de marzo con miras a su estreno comercial el 27 de marzo.

Días después comenzó, si no el pánico, sí la prudencia. Disney no tardó en anunciar el retrasó del estreno de Mulan, por una sencilla razón: tanto en China como en Europa los cines estarían cerrados, lo que significaba perder por lo menos, la mitad de la taquilla mundial.

Siguiendo el ejemplo de la casa productora más grande, la competencia no tardó en hacer lo propio.

Un lugar en silencio 2, continuación de la aclamada cinta de John Krasinski, se esperaba el 20 de marzo de este año, pero por la pandemia fue atrasada, primero a septiembre, pero Paramount decidió no arriesgarse y mandarla hasta abril del año entrante.

La misma casa productora también retrasó cinco meses Maverick, otra continuación, esta vez de la película ochentera Top Gun. Así, de la Navidad de este año pasó al fin de semana del 4 de julio de 2021.

De la misma forma, Universal no dudó ni un instante para mover Rápidos y Furiosos 9 al año entrante, mientras que Bond: Sin tiempo para morir de la misma casa productora, pactada para abril, terminará por salir a la luz no antes de noviembre próximo.

La razón de estos retrasos es simple. Al tratarse de películas de gran presupuesto (la mayoría de más de 100 millones de dólares), los estudios no se quieren arriesgar a que obtengan baja recaudación como ocurrió con Unidos.

Así, para lograr un éxito comercial, cada película deberá de obtener por lo menos el doble de su presupuesto en taquilla (no hay que olvidar que parte de las ganancias de la venta de boletos se la quedan los cines). Y con las salas cerradas, es imposible lograrlo.

Alternativas

En una primera instancia, algunas películas de gran presupuesto aguantaron. Warner Bros. alargó lo más que pudo el retraso de sus apuestas más fuertes como Wonder Woman 1984 pactada para estrenarse el 5 de junio, o Tenet, la última película de Christpher Nolan, que vería la luz el 17 de julio. Disney también espero hasta el último para posponer Black Widow, que saldría a salas el 30 de abril.

El caso de Tenet es bastante ilustrativo. En medio de la pandemia, se especuló mucho de si se retrasaría el último proyecto de Nolan, el director consentido de Warner. Era finales de junio y ni la contingencia cedía ni el estudio cambiaba la fecha.

Se llegó a especular que Warner la estrenaría si se garantizaba que al menos el 80 por ciento de los cines de Nueva York y California abrían a la mitad de su capacidad, lo cual daría margen de maniobra financiera para recuperar su presupuesto calculado en 200 millones de dólares.

Al final, eso no ocurrió, y de nuevo se llegó a especular que el director presionó para que se estrenara en julio, por lo que se programó para el último fin de semana de ese mes, pero de nueva cuenta, el Covid-19 lo impidió, por lo que se volvió a mover la fecha a mediados de agosto. Finalmente, Warner mandó a la congeladora el estreno hasta algún punto de 2021.

De igual forma, el estudio mando hasta el año entrante el estreno de El Conjuro 3, la última entrega de su exitosa franquicia de terror, de septiembre próximo a junio de 2021.

¿Mujeres al rescate?

Con tantos retrasos en cartelera, el verano cinematográfico 2020 no va a existir. Con la incertidumbre de si los cines abrirán este año, agosto y septiembre están sin estrenos programados.

Sería hasta el 2 de octubre cuando, si las condiciones lo permiten, las salas vuelvan a tomar vida. Warner mantiene esa fecha como el estreno de Wonder Woman 1984. Si de por sí era una de las películas más esperadas del año, las circunstancias podrían beneficiarla, o también condenarla.

La cinta protagonizada por Gal Gadot reabriría los cines, por lo que no sería raro que mucha gente vaya a verla no sólo por tratarse de una película que promete buen entretenimiento, sino para regresar a la normalidad. Sin embargo, en dado caso de que los casos de Covid-19 estén controlados para entonces, existe la posibilidad de que los temores a un rebrote ganen a las ansias por ir a las salas, echando a perder la taquilla.

Otra de las apuestas que siguen en pie para este año es Black Widow. La cinta es parte del siempre bien recibido Universo Cinematográfico de Marvel, a lo que se suma la participación de Scarlett Johansson en el rol protagónico, por lo que los ingredientes para ser exitosa están ahí, pero de nuevo, nadie sabe si para esas fechas ya estén operando normales los cines.

De lograr los números esperados a principios de año en ambos casos, estaríamos hablando de que las dos películas más taquilleras del año serían protagonizadas por mujeres.

Efecto dominó

Todos esperamos que más temprano que tarde la normalidad regrese a la vida cotidiana. En el caso del cine, el 2020 ya podría considerarse como perdido, pero como la mayoría de sus películas ya están programadas para 2021 el calendario del año entrante está más que lleno.

No hay que olvidar que cada estudio tiene programados sus estrenos desde muchos meses antes, por lo que estos atrasos afectan sus planes en el mediano plazo.

Antes de la pandemia, se esperaba que en 2021 se estrenaran películas como The Batman, la tercera entrega del Spiderman de Tom Holland, o la nueva de Jurasic Park.

Foto: Marvel

Así que con los vecinos tan cerca, tendrán que hacerse un hueco para tanto estreno.

Pero, además, como varias de las producciones se quedaron suspendidas, no habrá tiempo para desarrollar más proyectos en 2021, por lo que casos como las precuelas de Avatar, la nueva trilogía de Star Wars o las nuevas aventuras de los héroes de Marvel tendrán que esperar otros años para estar en pantalla.

Lo cierto es que en lo que el mundo vuelve a la normalidad, si es que alguna vez puede hacerlo después de la pandemia, los calendarios de estrenos siguen siendo como una carta a Santa Clos, pides lo mejor esperando que no te traigan el juguete que no querías, o en este caso, que no te atrasen el estreno de tu película favorita hasta el año entrante.

Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Local

Incrementa el robo a viviendas durante confinamiento

Los artículos robados fueron principalmente herramientas, tanques de gas, electrodomésticos y electrónicos, entre otros artículos de valor

Local

No ha sido un buen año para los vendedores de sandía

Este no ha sido el mejor y en pasados se ha visto más derrama económica

Local

Podrían asegurar más propiedades de Cesar D.

Se espera que CDJ esté en Chihuahua enfrentando la justicia para el mes de noviembre

Mundo

Incendio al este de Los Ángeles ha consumido ocho mil 300 hectáreas

La sequía de la vegetación, la baja humedad del ambiente y las temperaturas altas alimentan el incendio, dijo el Servicio Forestal estadounidense

Mundo

Benedicto XVI está gravemente enfermo; su voz es apenas audible, dijo su biógrafo

Peter Seewald, biógrafo del Papa emértio, dijo que Benedicto XVI sufre de herpes zóster, una infección viral que causa un sarpullido doloroso

Local

Regreso a clases será el 24 de agosto, a distancia y por televisión

La Secretaría de Educación Pública indicó que será hasta el semáforo verde cuando los estudiantes regresen a las aulas

Sociedad

Gobierno firma convenio con televisoras para transmisión de clases

Las cuatro principales televisoras del país, Televisa, Televisión Azteca, Imagen y Milenio, firmaron un convenio con el Gobierno para llevar la educación básica a todo el país

Justicia

Julio es el segundo mes más violento del año con 2 mil 519 homicidios

La entidad con el mayor número de muertes violentas es Guanajuato al registrar en julio 392 asesinatos

Sociedad

Ciclo escolar 2020-2021 inicia el 24 de agosto a distancia: SEP

El secretario de Educación, Esteban Moctezuma, informó que el inicio del ciclo escolar será a distancia, pues no hay condiciones para regresar a las aulas