/ domingo 26 de agosto de 2018

Con perroterapia ayudan a jóvenes reos a cambiar de vida

Cambian su patrón de conducta y emociones, y reducen impulsividad entrenando canes que ayudarán en la terapia de personas con autismo

Con el objetivo de cambiar la realidad de jóvenes que se encuentran privados de su libertad en el Sistema Penitenciario, la organización civil Reinserta implementó un programa denominado “Dejando Huella” para que esos muchachos entrenen a perros para cambiar su conducta emocional.

Reinserta en colaboración de USAID y en conjunto con la Procuraduría General de la República (PGR) y la subsecretaria del Sistema Penitenciario de la Dirección General de Tratamiento para Adolescentes, logró que 40 jóvenes actualmente privados de su libertad en la Comunidad para el Desarrollo para Adolescentes, la Comunidad para Mujeres y la especialista en adolescentes “Alfonso Quiroz” en la Ciudad de México, cambiaran su salud mental.

De acuerdo con datos de esta organización, de los 40 jóvenes que participaron en este proyecto, el 80 por ciento logro cambios en su impulsividad y el 95 por ciento de los encontraron rasgos adecuados en cuanto a su pensamiento negativo.

Pero no solo este plan tiene como objetivo el modificar los patrones de conducta de los jóvenes que están en los centros penitenciarios, sino también entrenar a los canes para que sean utilizados en tratamientos especializados con personas que padecen autismo.

Saskia Niño de Rivera, presidenta de Reinserta, mencionó que con este programa los resultados fueron increíbles ya que se midió el impacto antes y después de trabajar con los jóvenes, ya que ellos “no podían verte a los ojos y cuando llegamos a la cuarta sesión de trabajo ya nos podíamos ver a los ojos” por lo que se cambio su patrón de conducta.

En entrevista con El Sol de México, Niño de Rivera comentó que en la mayoría de los casos con los jóvenes que trabajaron, no habían establecido una dinámica afectiva con las personas, por lo que al trabajar con los perritos se cambio se panorama, por lo que se pudo tener reconocimiento de una emoción, cuando su campo “de emociones en el consumo de sustancias ilícitas”.

“Fue increíble ver cómo está reconexión que hacían los muchachos emocionalmente consigo mismos, fue algo muy importante, ya que normalmente con los jóvenes con los que trabajamos son coptados por el crimen organizado y que han sido parte del sistema de delitos graves y de pronto que llegue un perro y lo entrene es un cambio importante”.

El objetivo eje de este proyecto fue el de promover la identificación y regulación de una gama básica de emociones; además de reducir las conductas de automaticidad e impulsividad relacionado a pensamientos, sentimientos y conductas, para fortalecer estrategias de afrontamiento y solución de problemas.

Entre enero y julio de 2018, seis perros entraron a vivir a los centros de internamiento para adolescentes en donde jóvenes privados de su libertad los entrenaron como perros de servicio para ayudar a niños con autismo y otras discapacidades, subrayó Saskia Niño de Rivera.

Por lo anterior, acotó que este proyecto sirvió para que los jóvenes privados de su libertad cambiaran sus emociones y pudieran tener un trabajo entrenando perros que habrán de servir de ayuda a niños con autismo.

“Los jóvenes se dijeron cuneta de que el cambio en su personas se logro, pero también se dieron cuenta que pueden hacer algo más que matar o puedo hacer algo más que vender droga o secuestrar y esto fue algo impresionante ver estos cambios”, precisó.

Acotó que la actitud de los adolescentes lograron adaptarse a entrenar al canino y sobre todo obtuvieron conocimientos básicos de teoría y práctica para ello, por lo que Reinserta detalló que se tuvo un alto impacto en los jóvenes a que se favoreció su desarrollo psicoemocional y sus habilidades para entrenar a los perros al servicio de una persona con discapacidad.

Cabe mencionar que este programa se implementó de enero a julio de 2018, obteniendo una buena aceptación por parte de las autoridades que participaron en ello, por lo que en un futuro habrá de implementarse en otros centros y cumplir con la función que se establece en la ley de reinserción social a los que comenten alguna infracción.


Con el objetivo de cambiar la realidad de jóvenes que se encuentran privados de su libertad en el Sistema Penitenciario, la organización civil Reinserta implementó un programa denominado “Dejando Huella” para que esos muchachos entrenen a perros para cambiar su conducta emocional.

Reinserta en colaboración de USAID y en conjunto con la Procuraduría General de la República (PGR) y la subsecretaria del Sistema Penitenciario de la Dirección General de Tratamiento para Adolescentes, logró que 40 jóvenes actualmente privados de su libertad en la Comunidad para el Desarrollo para Adolescentes, la Comunidad para Mujeres y la especialista en adolescentes “Alfonso Quiroz” en la Ciudad de México, cambiaran su salud mental.

De acuerdo con datos de esta organización, de los 40 jóvenes que participaron en este proyecto, el 80 por ciento logro cambios en su impulsividad y el 95 por ciento de los encontraron rasgos adecuados en cuanto a su pensamiento negativo.

Pero no solo este plan tiene como objetivo el modificar los patrones de conducta de los jóvenes que están en los centros penitenciarios, sino también entrenar a los canes para que sean utilizados en tratamientos especializados con personas que padecen autismo.

Saskia Niño de Rivera, presidenta de Reinserta, mencionó que con este programa los resultados fueron increíbles ya que se midió el impacto antes y después de trabajar con los jóvenes, ya que ellos “no podían verte a los ojos y cuando llegamos a la cuarta sesión de trabajo ya nos podíamos ver a los ojos” por lo que se cambio su patrón de conducta.

En entrevista con El Sol de México, Niño de Rivera comentó que en la mayoría de los casos con los jóvenes que trabajaron, no habían establecido una dinámica afectiva con las personas, por lo que al trabajar con los perritos se cambio se panorama, por lo que se pudo tener reconocimiento de una emoción, cuando su campo “de emociones en el consumo de sustancias ilícitas”.

“Fue increíble ver cómo está reconexión que hacían los muchachos emocionalmente consigo mismos, fue algo muy importante, ya que normalmente con los jóvenes con los que trabajamos son coptados por el crimen organizado y que han sido parte del sistema de delitos graves y de pronto que llegue un perro y lo entrene es un cambio importante”.

El objetivo eje de este proyecto fue el de promover la identificación y regulación de una gama básica de emociones; además de reducir las conductas de automaticidad e impulsividad relacionado a pensamientos, sentimientos y conductas, para fortalecer estrategias de afrontamiento y solución de problemas.

Entre enero y julio de 2018, seis perros entraron a vivir a los centros de internamiento para adolescentes en donde jóvenes privados de su libertad los entrenaron como perros de servicio para ayudar a niños con autismo y otras discapacidades, subrayó Saskia Niño de Rivera.

Por lo anterior, acotó que este proyecto sirvió para que los jóvenes privados de su libertad cambiaran sus emociones y pudieran tener un trabajo entrenando perros que habrán de servir de ayuda a niños con autismo.

“Los jóvenes se dijeron cuneta de que el cambio en su personas se logro, pero también se dieron cuenta que pueden hacer algo más que matar o puedo hacer algo más que vender droga o secuestrar y esto fue algo impresionante ver estos cambios”, precisó.

Acotó que la actitud de los adolescentes lograron adaptarse a entrenar al canino y sobre todo obtuvieron conocimientos básicos de teoría y práctica para ello, por lo que Reinserta detalló que se tuvo un alto impacto en los jóvenes a que se favoreció su desarrollo psicoemocional y sus habilidades para entrenar a los perros al servicio de una persona con discapacidad.

Cabe mencionar que este programa se implementó de enero a julio de 2018, obteniendo una buena aceptación por parte de las autoridades que participaron en ello, por lo que en un futuro habrá de implementarse en otros centros y cumplir con la función que se establece en la ley de reinserción social a los que comenten alguna infracción.


Local

Conagua tiene intenciones de extraer agua de presa El Granero

Se pretende sacar 75 millones de metros cúbico con el propósito de pagar al Tratado de Aguas Internacional de México- Estados Unidos

Local

Siete hombres y tres mujeres, nuevos contagios en Parral

Después de que las cifras por contagio en la ciudad ascendieran a 67, se ha reportado que, hay casos recientes

Local

Nuevo pico de contagios en Parral; ya son 67 casos confirmados

Hasta ayer se tenían 57 personas que habían dado positivo; en el estado ya son más de dos mil casos

Mundo

Periodistas son objeto de ataques durante protestas por muerte de George Floyd

La policía detuvo a un periosta de CNN, mientras transmitía en vivo las manifestaciones

Local

Migrantes viven maltrato y temen brote de Covid-19, en albergue de Juárez

De acuerdo a una denuncia por parte de migrantes a El Heraldo de Juárez, indican que los tienen como si estuvieran encarcelados, ya que llevan más de un mes sin doctor y establecieron medidas estrictas contra de los habitantes

Local

Fallece por infarto fulminante en Gasolinera de Bellavista

Testigos presenciaron el momento en el que el hombre se desvaneció, alarmados solicitaron apoyo a la Cruz Roja

Sociedad

"Máximo peligro", Salud prevé más de 10 mil fallecidos por Covid-19

El subsecretario Hugo López-Gatell afirma que éste es el "momento de máximo peligro” para contagiarse del virus

Finanzas

AMLO da banderazo de construcción del Tren Maya

Son cuatro tramos los que van a iniciar, de Palenque a Escárcega, de Escárcega a Campeche, de Campeche a Mérida y de Mérida a Cancún

Sociedad

Se salvan centros de investigación del megarecorte: CIDE

Tras un acuerdo con el Conacyt y Hacienda, los centros de investigación del país quedarán exentos del recorte de 75% al gasto operativo