/ jueves 11 de julio de 2019

Exceso de CO2 culminaría en extinción masiva

Las emisiones descontroladas pueden desencadenar un reflejo en el ciclo del carbono con consecuencias devastadoras al planeta

NUEVA YORK.- Las emisiones de dióxido de carbono (CO2) pueden desencadenar un reflejo en el ciclo del carbono con consecuencias devastadoras al planeta, afirmó Daniel Rothman, profesor de geofísica y codirector del Centro Lorenz en el Departamento de Ciencias de la Tierra, Atmosféricas y Planetarias del MIT.

En 2017, Rothman anunció que “para finales de este siglo, es probable que el planeta alcance un umbral crítico, basado en la rápida velocidad a la que los humanos están agregando dióxido de carbono a la atmósfera. Cuando crucemos ese umbral, es probable que pongamos en marcha un tren de carga de consecuencias, que potencialmente culminará en la sexta extinción en masa de la Tierra”.

Desde entonces, el investigador ha tratado de comprender mejor esa predicción y, de manera más general, la forma como responde el ciclo del carbono una vez que supera un umbral crítico. “En el nuevo documento, ha desarrollado un modelo matemático simple para representar el ciclo del carbono en el océano superior de la Tierra y cómo podría comportarse cuando se cruce este umbral”.

Señaló que “cuando la velocidad a la que el dióxido de carbono ingresa en los océanos supera un cierto umbral, ya sea como resultado de una estallido repentino o una afluencia lenta y constante, la Tierra puede responder con una cascada de retroalimentación química desbocada, lo que lleva a una acidificación extrema del océano que amplifica los efectos del disparador original. Este reflejo global causa enormes cambios en la cantidad de carbono contenido en los océanos de la Tierra, y los geólogos pueden ver evidencia de estos cambios en las capas de sedimentos preservados durante cientos de millones de años”, apuntó en un estudio publicado en el sitio web del Departamento de Ciencias de la Tierra, Atmosféricas y Planetarias del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés).

Rothman examinó estos registros geológicos y observó que “durante los últimos 540 millones de años, la reserva de carbono en el océano cambió bruscamente, luego se recuperó, docenas de veces de una manera similar a la naturaleza abrupta de una espina neuronal. 'Esta excitación del ciclo del carbono ocurrió más dramáticamente cerca del momento de cuatro de las cinco grandes extinciones masivas en la historia de la Tierra'”.

Los científicos atribuyen diversos desencadenantes a estos eventos y que los cambios en el carbono oceánico que siguieron fueron proporcionales al desencadenante inicial; por ejemplo, “cuanto más pequeño es el desencadenante, menor es la lluvia ambiental”, apuntó la investigación.

“¿Qué tiene todo esto que ver con nuestro clima moderno? Los océanos están ahora absorbiendo carbono alrededor de un orden de magnitud más rápido que el peor de los casos en el registro geológico: la extinción final del Pérmico”, consideró.

Rothman destacó: estamos “en el precipicio de la excitación”, y si ocurre, el pico resultante, como se evidencia a través de la acidificación de los océanos, la extinción de especies y más, es probable que sea similar a las catástrofes globales del pasado.

NUEVA YORK.- Las emisiones de dióxido de carbono (CO2) pueden desencadenar un reflejo en el ciclo del carbono con consecuencias devastadoras al planeta, afirmó Daniel Rothman, profesor de geofísica y codirector del Centro Lorenz en el Departamento de Ciencias de la Tierra, Atmosféricas y Planetarias del MIT.

En 2017, Rothman anunció que “para finales de este siglo, es probable que el planeta alcance un umbral crítico, basado en la rápida velocidad a la que los humanos están agregando dióxido de carbono a la atmósfera. Cuando crucemos ese umbral, es probable que pongamos en marcha un tren de carga de consecuencias, que potencialmente culminará en la sexta extinción en masa de la Tierra”.

Desde entonces, el investigador ha tratado de comprender mejor esa predicción y, de manera más general, la forma como responde el ciclo del carbono una vez que supera un umbral crítico. “En el nuevo documento, ha desarrollado un modelo matemático simple para representar el ciclo del carbono en el océano superior de la Tierra y cómo podría comportarse cuando se cruce este umbral”.

Señaló que “cuando la velocidad a la que el dióxido de carbono ingresa en los océanos supera un cierto umbral, ya sea como resultado de una estallido repentino o una afluencia lenta y constante, la Tierra puede responder con una cascada de retroalimentación química desbocada, lo que lleva a una acidificación extrema del océano que amplifica los efectos del disparador original. Este reflejo global causa enormes cambios en la cantidad de carbono contenido en los océanos de la Tierra, y los geólogos pueden ver evidencia de estos cambios en las capas de sedimentos preservados durante cientos de millones de años”, apuntó en un estudio publicado en el sitio web del Departamento de Ciencias de la Tierra, Atmosféricas y Planetarias del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés).

Rothman examinó estos registros geológicos y observó que “durante los últimos 540 millones de años, la reserva de carbono en el océano cambió bruscamente, luego se recuperó, docenas de veces de una manera similar a la naturaleza abrupta de una espina neuronal. 'Esta excitación del ciclo del carbono ocurrió más dramáticamente cerca del momento de cuatro de las cinco grandes extinciones masivas en la historia de la Tierra'”.

Los científicos atribuyen diversos desencadenantes a estos eventos y que los cambios en el carbono oceánico que siguieron fueron proporcionales al desencadenante inicial; por ejemplo, “cuanto más pequeño es el desencadenante, menor es la lluvia ambiental”, apuntó la investigación.

“¿Qué tiene todo esto que ver con nuestro clima moderno? Los océanos están ahora absorbiendo carbono alrededor de un orden de magnitud más rápido que el peor de los casos en el registro geológico: la extinción final del Pérmico”, consideró.

Rothman destacó: estamos “en el precipicio de la excitación”, y si ocurre, el pico resultante, como se evidencia a través de la acidificación de los océanos, la extinción de especies y más, es probable que sea similar a las catástrofes globales del pasado.

Local

Busca Chuy Velázquez establecer acuerdos que favorezcan al Hospital de Guadalupe y Calvo

Sostuvo una reunión con el Secretario de Salud de Gobierno del Estado

Futbol

Jiménez en grande, vuelve anotar con el Wolverhampton

Raúl se hizo presente en el marcador y ahogó las aspiraciones del conjunto del torino

Política

Ciudad Juárez, tema de reunión entre Corral y Durazo

El mandatario de Chihuahua y el gabinete de seguridad federal delinearon estrategias

Gossip

Yuri se vuelve investigadora en Quién es la Máscara

Yuri comienza una nueva etapa en su carrera ahora dentro del programa show ¿Quién es la máscara?, a la par que estrena su nuevo sencillo junto a Natalia Jiménez

Arte

Legado histórico de Emiliano Zapata inspira a artistas mexicanos

Rendirán homenaje a El caudillo del sur en París con una exposición que es iniciativa de Rubicó

Moda

Lanzan nueva colección otoño 2019 de una firma deportiva

El jazz y el espíritu vintage estadounidense inspira al diseño

Círculos

Vinos sustentables conquistan los paladares jóvenes 

Invitados especiales acudieron a una cata maridaje en la Bodega Santa Julia, originaria de Mendoza, Argentina