/ viernes 8 de febrero de 2019

Salcido y los tiburones reciben a los Tigres

Enfrentar de golpe a Chivas y Tigres, en sus primeros encuentros como Tiburón tiene un significado muy especial para Salcido

Veracruz.- Enfrentar de golpe a Chivas y Tigres, en sus primeros encuentros como Tiburón Rojo, tiene un significado muy especial para Carlos Salcido. Simboliza el cierre de un ciclo en su ya larga carrera como futbolista. “Hay que tomarlo así”, comparte a ESTO, tras recordar que rojiblancos y norteños fueron sus clubes en el pasado. “Llego acá y de la nada me toca enfrentar a Chivas y ahora a Tigres, pero me viene bien, estoy tranquilo”, abunda, mientras esboza una sonrisa de sorpresa y asombro.

“Acá el tema es el equipo, por lo que hay que tratar de dar lo mejor, para bien de todos”, reflexiona enseguida el experimentado zaguero, ex seleccionado nacional, quien aún agolpa en su mente varias circunstancias, como el retiro, algo que nunca pasó por su mente luego de desvincularse del Guadalajara.

El primer partido de Salcido como refuerzo escualo se dio apenas el lunes anterior, precisamente ante el Rebaño Sagrado, equipo que lo debutó en el máximo circuito, y esta noche enfrentará a Tigres, conjunto que lo repatrió tras su aventura europea.

Inseguridad alcanzó a Monarcas, futbolistas sufrieron extorsiones

Carlos Salcido aún tiene presente las imágenes del estadio Akron. “La verdad fue un día especial para mí, porque nunca pensé regresar otra vez y jugar en esas instancias, esa es la realidad”, confiesa mientras agita la cabeza, aún contrariado ante tantas emociones y sentimientos. “Fue como una casualidad o un tema raro, porque justo tenía tres o cuatro entrenamientos con el equipo y se da el partido. Gracias a Dios pude tener un poco de tiempo para jugar y fue bueno para mí”, revela.

El seleccionado nacional debutó con Chivas el 22 de julio de 2001, bajo la dirección técnica de Óscar Ruggeri, en la jornada uno del Invierno 2001, duelo en el que entró de cambio por Omar Bravo.

Con los rojiblancos, el zaguero ganó todo: título de Liga, dos de Copa MX y la Súper Copa. Como felino registró una carrera exitosa. Debido a que su familia quería volver a México y a que el idioma fue una barrera, Salcido retornó al conjunto universitario, con el que también ganó Liga y Copa MX.

“Vine acá por un proyecto, no para llegar y enfrentar a Chivas Rayadas. Fue una casualidad que cuando llegué tocaba la primera jornada para jugar, pero ahora siguen todos los demás partidos. Todo el equipo tiene ese reto, esa ilusión y ese objetivo de hacer cosas diferentes”, remata, mientras reparte autógrafos y sonrisas entre sus jóvenes admiradores.

ESTÁ EN SU DESTINO

Sin duda, Chivas es un equipo que ha marcado la carrera y la vida de Carlos Salcido y a pesar de que ahora está fuera de la institución le guarda un cariño difícil de igualar.Ese día, Salcido, quien jugaba como delantero con un registro falso, le llenó el ojo al entrenador del Rebaño, quien en ese momento le dio mil pesos como promesa de que sería contratado para ingresar a fuerzas básicas. “Decidí hacerme a un lado, ya todos lo saben, ya no lo estaba disfrutando”.

La relación con la directiva rojiblanca no terminó del todo bien, no era feliz y por eso buscó otras opciones. “Duré casi un mes tomando decisiones, había buenas oportunidades acá en México, en la MLS”.

Veracruz.- Enfrentar de golpe a Chivas y Tigres, en sus primeros encuentros como Tiburón Rojo, tiene un significado muy especial para Carlos Salcido. Simboliza el cierre de un ciclo en su ya larga carrera como futbolista. “Hay que tomarlo así”, comparte a ESTO, tras recordar que rojiblancos y norteños fueron sus clubes en el pasado. “Llego acá y de la nada me toca enfrentar a Chivas y ahora a Tigres, pero me viene bien, estoy tranquilo”, abunda, mientras esboza una sonrisa de sorpresa y asombro.

“Acá el tema es el equipo, por lo que hay que tratar de dar lo mejor, para bien de todos”, reflexiona enseguida el experimentado zaguero, ex seleccionado nacional, quien aún agolpa en su mente varias circunstancias, como el retiro, algo que nunca pasó por su mente luego de desvincularse del Guadalajara.

El primer partido de Salcido como refuerzo escualo se dio apenas el lunes anterior, precisamente ante el Rebaño Sagrado, equipo que lo debutó en el máximo circuito, y esta noche enfrentará a Tigres, conjunto que lo repatrió tras su aventura europea.

Inseguridad alcanzó a Monarcas, futbolistas sufrieron extorsiones

Carlos Salcido aún tiene presente las imágenes del estadio Akron. “La verdad fue un día especial para mí, porque nunca pensé regresar otra vez y jugar en esas instancias, esa es la realidad”, confiesa mientras agita la cabeza, aún contrariado ante tantas emociones y sentimientos. “Fue como una casualidad o un tema raro, porque justo tenía tres o cuatro entrenamientos con el equipo y se da el partido. Gracias a Dios pude tener un poco de tiempo para jugar y fue bueno para mí”, revela.

El seleccionado nacional debutó con Chivas el 22 de julio de 2001, bajo la dirección técnica de Óscar Ruggeri, en la jornada uno del Invierno 2001, duelo en el que entró de cambio por Omar Bravo.

Con los rojiblancos, el zaguero ganó todo: título de Liga, dos de Copa MX y la Súper Copa. Como felino registró una carrera exitosa. Debido a que su familia quería volver a México y a que el idioma fue una barrera, Salcido retornó al conjunto universitario, con el que también ganó Liga y Copa MX.

“Vine acá por un proyecto, no para llegar y enfrentar a Chivas Rayadas. Fue una casualidad que cuando llegué tocaba la primera jornada para jugar, pero ahora siguen todos los demás partidos. Todo el equipo tiene ese reto, esa ilusión y ese objetivo de hacer cosas diferentes”, remata, mientras reparte autógrafos y sonrisas entre sus jóvenes admiradores.

ESTÁ EN SU DESTINO

Sin duda, Chivas es un equipo que ha marcado la carrera y la vida de Carlos Salcido y a pesar de que ahora está fuera de la institución le guarda un cariño difícil de igualar.Ese día, Salcido, quien jugaba como delantero con un registro falso, le llenó el ojo al entrenador del Rebaño, quien en ese momento le dio mil pesos como promesa de que sería contratado para ingresar a fuerzas básicas. “Decidí hacerme a un lado, ya todos lo saben, ya no lo estaba disfrutando”.

La relación con la directiva rojiblanca no terminó del todo bien, no era feliz y por eso buscó otras opciones. “Duré casi un mes tomando decisiones, había buenas oportunidades acá en México, en la MLS”.

Mundo

Estado Islámico reivindica cadena de atentados en Sri Lanka

El EI aseguró que la cadena de atentados fue llevada a cabo por “combatientes yihadistas"

Mundo

Trump realizará visita de Estado a Reino Unido del 3 al 5 de junio

El presidente estadounidense y la primera dama ya se habían reunido con la reina de Inglaterra en el Castillo de Windsor