imagotipo

Ser bravos bajo la lluvia | Relámpagos en fuga

  • Arturo Mendoza Mociño
  • en Cultura

Hay un innegable aire marítimo en la música de Madredeus tan colmada de melancolía. Más no es únicamente esa tristeza dulce la que domina el canto de la frágil poderosa Teresa Salgueiro; también la
saudade
, la pérdida tras la muerte o en el adiós de los amantes, da aliento a las piezas ejecutadas por el quinteto de escuderos de la voz: Pedro Ayres Magalhaes y José Peixoto armados con sencillas guitarras, Rodrigo Leao, diestro en los teclados, Gabriel Gomes quien, candencioso, empuña el acordeón y Francisco Ribeiro en el violoncello pendenciero.

La música serenísima y contemplativa de Madredeus alcanzó la celebridad mundial en breves minutos. Bastó sólo que el germano Win Wenders, ese aspirante a crítico de rock que se volvió cineasta, recalara en Lisboa y asistiera a uno de sus conciertos.

Entonces Wenders, quien conjuga siempre el rock con sus historias fílmicas, decidió hacer un documental sobre el grupo portugués fundado en 1985. Jamás haría ese trabajo porque Lisboa ejerció su embrujo de húmeda ciudad de los adioses y los encuentros accidentales. Desde aquí, antes de ser destruida por un maremoto en 1755, a golpe de velas henchidas por el viento, carabelas y galeones iniciaron la expansión de Occidente a todo el mundo. Desde aquí, varios siglos después, la capital portuguesa es retratada por Wenders en la película
Historia de Lisboa
, donde Madredeus emerge como una revelación sonora y sobrenatural.

Como el barco en el horizonte o como se avistan las ciudades desde el mar, Madredeus irrumpe lentamente en cada una de sus presentaciones. Los primeros acordes de tímidas cuerdas, lejanas todavía, libran de obstáculos a la voz. Cuando Teresa Salgueiro acopla su canto con su presencia en el escenario se está frente a la poderosa sensación de existir y de explorar. El grupo y la cantante realizan simultáneamente una comunión que recorrerá diferentes territorios. En el ambiente flota la dulce alegría que oscila entre el flagelo de la pérdida y los abismos de la reflexión.

El azar juega aquí su papel de mando. Juega el mismo papel que tuvo cuando, tras un recorrido sin destino por el
Bairro Alto
al este de Lisboa, Pedro Ayres Magalhaes y Rodrigo Leao fueron sacudidos por la voz de la adolescente Teresa Salgueiro, quien cantaba en una mesa de amigos.

En aquellos primeros días de vida, el grupo aún no tenía nombre aunque ensayaban, en un intercambio de ideas con amigos y público, en una ala del antiguo Convento de Madre de Deus. En su primera presentación, en la Universidad de Lisboa y ante mil quinientos asistentes, un cortocircuito los obligó a tocar sin amplificadores, sin más fuerza que la voz de Teresa y los instrumentos. En medio de un velo de estupor y encantamiento nacía frente a sus ojos Madredeus. El prodigio de lo súbito, jugarreta del azar.

Tras un ininterrumpido andar por el mundo, el grupo perdió a su Voz, Teresa Salgueiro, cuando ella decidió iniciar su camino como solista, pero los empeños realizados en conjunto conforman un nada desdeñable legado musical conformado por
Os Dias da MadreDeus
(1987),
Existir
(1990),
Lisboa
(1992),
O espírito da paz
(1994),
Ainda
(1995) y
O paraíso
(1997).

En varias de las piezas de Madredeus se puede escuchar el dulce canto de la sorpresa, el acorde sórdido de la pérdida y el eco sonoro del espíritu de Fernando Pessoa, el poeta que hizo de Alberto Caeiro, Ricardo Reis y Alvaro de Campos sus pares poéticos.

Alguna vez, de visita en el Festival Internacional Cervantino, en Guanajuato, una tempestad cayó sobre el público que veía a Madredeus por primera vez. Ni los oyentes ni los músicos portugueses cedieron ante el castigo del cielo.

Una lluvia oblicua, la lluvia de Lisboa, cayó esa noche de octubre de 1988.

“Nada soy, nada puedo, nada sigo…/ Traigo por ilusión mi ser conmigo…/ No comprendo comprender, ni sé…/ si he de ser, siendo nada, lo que seré…”, cantó alguna vez Pessoa. Y la Voz de Madredeus, sorprendida ante el entusiasmo de tantos empapados, los avivaba con el grito de “Sois bravos”.

local

Se reúne sector productivo con candidatos electos

Se reúne sector productivo con candidatos electos

Demostrar que en Parral, sociedad y gobierno trabaja en conjunto

Presentan programa “Mi beneficio parralense”

Presentan programa “Mi beneficio parralense”

Ante 120 empresarios de la ciudad

Karla Denisse Cruz Fuentes celebra sus XV años

Karla Denisse Cruz Fuentes celebra sus XV años

Mañana en la edición impresa

Bendicen su matrimonio

Bendicen su matrimonio

Mañana en la edición impresa

IMSS digital habilita nueva opción para pagos de subsidio en cuenta bancaria

IMSS digital habilita nueva opción para pagos de subsidio en cuenta bancaria

Innovación y desarrollo tecnológico para mejorar los servicios

destacados

Alfonso Romo y Steven Mnuchin dialogan sobre relación bilateral

Alfonso Romo y Steven Mnuchin dialogan sobre relación bilateral

Hace algunos días Donald Trump aseguró que las negociaciones del TLCAN van por buen camino

Trump llama “perra” a Omarosa Manigault, exasesora de la Casa Blanca

Esto luego de que la también exconcursante de El Aprendiz difundiera una grabación del mandatario de EU

Juez de EU rechaza cambiar de lugar el juicio de El Chapo

Juez de EU rechaza cambiar de lugar el juicio de El Chapo

La defensa argumentaba que los traslados del capo de la prisión de Manhattan hasta el juzgado de Brooklyn podían jugar en su contra

Marko Cortés a favor de reconciliación panista tras reunión con militantes

Marko Cortés a favor de reconciliación panista tras reunión con militantes

El aspirante a la dirigencia panista hizo un llamado "más allá de las diferencias"

Fin de la guerra en Siria no significa paz

Fin de la guerra en Siria no significa paz

Todas las milicias participantes conservan influencia y controlan territorio que resultarán decisivos a la hora final