/ domingo 26 de diciembre de 2021

La historia del "Loco Police": Leyenda de Ciudad Juárez

El misterio que ronda en torno a su muerte sigue causando expectación entre los ciudadanos

Con un huérfano volante de coche asido a sus manos, un curioso individuo rondaba las calles de Ciudad Juárez durante la década del 40. El colorido personaje llevaba puesto un sombrero aplanado y una desgastada ropa más parecida a trapos rasgados y traslúcidos que a prendas.

➡️ Recibe las noticias más relevantes de Chihuahua, Juárez y Parral directo a tu correo electrónico. ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

De norte a sur, de este a oeste, el llamativo sujeto poco a poco comenzó a volverse parte de la postal urbana. Entre el lujo ostentoso de los pachucos, el bullicio de los vendedores ambulantes y los turistas estadounidenses que llegaban desde El Paso, el Loco Police, como suele pasar a ciertos individuos en sus condiciones, comenzó a tomar estatus de monumento viviente a la inocencia y a la locura.

Aquella mágica locura que de su peculiar habito emanaba, terminó volviendo cómplices a los conductores de auténticos vehículos, quienes al verle caminar en medio de la calle con aquel gastado volante en mano, hacían alto y le permitían pasar, como si en un invisible Rolls Roice se desplazara.

Incluso los transeúntes, contagiados por el comportamiento del individuo, de vez en cuando lanzaban un grito y pedían al “conductor” manejar con más cuidado para que no los fuera a “atropellar”.

Con el paso del tiempo, sus largos recorridos comenzaron a reducirse, una vez que la fama local le trascendió, hasta el punto en que lo cotidiano era encontrarle rondando únicamente por las calles de la zona centro de la ciudad.

Era allí donde pedía a los ciudadanos dinero para subsistir. A veces sentado en el exterior de la Presidencia Municipal, estiraba su mano y clamaba a los transeúntes misericordia para sortear el hambre un día a la vez; la sed, la saciaba bebiendo del viejo depósito de agua que surtía la zona y estaba ubicado en los patios del mismo edificio municipal, a donde, a escondidas, trepaba y cargaba un recipiente que llevaba siempre consigo para mitigar el estío del desierto.

Su desaparición fue súbita. Los ciudadanos y turistas acostumbrados a su presencia pronto comenzaron a echarle de menos. Nadie tenía piste de dónde podría estar.

La ciudad ya no era lo mismo sin él, pero al cabo de unas semanas, todo el mundo dejó de pensar en él, quizás creyendo que finalmente había sido apoyado por algún generoso ciudadano que le habría ayudado con un techo y alimento.

Pero no pudieron estar más lejos de acertar. Fue la pestilencia en las cercanías del Municipio así como el hedor del agua que brotaba de las llaves de los negocios y viviendas aledañas lo que delató la ubicación del infeliz sujeto.

Cierta noche, cuando todos los empleados del edificio se habían retirado, el Loco Police se dispuso, como de costumbre, a rellenar su ánfora con agua; sin embargo, accidentalmente cayó dentro del depósito, donde murió ahogado.

Cuando lo encontraron sin vida en esa cisterna, su cuerpo estaba ya en avanzado estado de descomposición. El depósito metálico fue desmantelado por órdenes de la Presidencia Municipal, y su hallazgo se manejó con total hermetismo. Incluso quienes se enteraron en su momento prefirieron no volver a hablar de ello hasta después de varias décadas, cuando casualmente la verdad salió a la luz.

¿Cuántas personas, sin sospecharlo, bebieron del agua donde aquél desgraciado murió ahogado?

Facebook: Crónicas de terror en Chihuahua

Con un huérfano volante de coche asido a sus manos, un curioso individuo rondaba las calles de Ciudad Juárez durante la década del 40. El colorido personaje llevaba puesto un sombrero aplanado y una desgastada ropa más parecida a trapos rasgados y traslúcidos que a prendas.

➡️ Recibe las noticias más relevantes de Chihuahua, Juárez y Parral directo a tu correo electrónico. ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

De norte a sur, de este a oeste, el llamativo sujeto poco a poco comenzó a volverse parte de la postal urbana. Entre el lujo ostentoso de los pachucos, el bullicio de los vendedores ambulantes y los turistas estadounidenses que llegaban desde El Paso, el Loco Police, como suele pasar a ciertos individuos en sus condiciones, comenzó a tomar estatus de monumento viviente a la inocencia y a la locura.

Aquella mágica locura que de su peculiar habito emanaba, terminó volviendo cómplices a los conductores de auténticos vehículos, quienes al verle caminar en medio de la calle con aquel gastado volante en mano, hacían alto y le permitían pasar, como si en un invisible Rolls Roice se desplazara.

Incluso los transeúntes, contagiados por el comportamiento del individuo, de vez en cuando lanzaban un grito y pedían al “conductor” manejar con más cuidado para que no los fuera a “atropellar”.

Con el paso del tiempo, sus largos recorridos comenzaron a reducirse, una vez que la fama local le trascendió, hasta el punto en que lo cotidiano era encontrarle rondando únicamente por las calles de la zona centro de la ciudad.

Era allí donde pedía a los ciudadanos dinero para subsistir. A veces sentado en el exterior de la Presidencia Municipal, estiraba su mano y clamaba a los transeúntes misericordia para sortear el hambre un día a la vez; la sed, la saciaba bebiendo del viejo depósito de agua que surtía la zona y estaba ubicado en los patios del mismo edificio municipal, a donde, a escondidas, trepaba y cargaba un recipiente que llevaba siempre consigo para mitigar el estío del desierto.

Su desaparición fue súbita. Los ciudadanos y turistas acostumbrados a su presencia pronto comenzaron a echarle de menos. Nadie tenía piste de dónde podría estar.

La ciudad ya no era lo mismo sin él, pero al cabo de unas semanas, todo el mundo dejó de pensar en él, quizás creyendo que finalmente había sido apoyado por algún generoso ciudadano que le habría ayudado con un techo y alimento.

Pero no pudieron estar más lejos de acertar. Fue la pestilencia en las cercanías del Municipio así como el hedor del agua que brotaba de las llaves de los negocios y viviendas aledañas lo que delató la ubicación del infeliz sujeto.

Cierta noche, cuando todos los empleados del edificio se habían retirado, el Loco Police se dispuso, como de costumbre, a rellenar su ánfora con agua; sin embargo, accidentalmente cayó dentro del depósito, donde murió ahogado.

Cuando lo encontraron sin vida en esa cisterna, su cuerpo estaba ya en avanzado estado de descomposición. El depósito metálico fue desmantelado por órdenes de la Presidencia Municipal, y su hallazgo se manejó con total hermetismo. Incluso quienes se enteraron en su momento prefirieron no volver a hablar de ello hasta después de varias décadas, cuando casualmente la verdad salió a la luz.

¿Cuántas personas, sin sospecharlo, bebieron del agua donde aquél desgraciado murió ahogado?

Facebook: Crónicas de terror en Chihuahua

Jiménez

Mejoran infraestructura de 17 escuelas; inversión de 5 mdp

Los planteles beneficiados se encuentran en los municipios de Jiménez, Villa López y el Pueblito de Allende

Parral

Región sur del estado, bastión del PRI: Alejandro Domínguez

El presidente del Comité Directivo visitará los 67 municipios de Chihuahua para reestructurar los comités municipales

Justicia

Gobierno de Sinaloa se compromete a esclarecer asesinato del periodista Luis Enrique Ramírez

El titular estatal afirmó que el presidente López Obrador se comunicó de manera directa con el para resolver el caso del periodista

Sociedad

Previo a conferencia de AMLO en Sinaloa, grupos se manifiestan por desapariciones

Otro de los temas que buscaban resolver con el mandatario es sobre las viudas de policías en el estado y su pago de pensión

Mundo

Arranca en La Habana con Venezuela, Nicaragua y Bolivia la reunión de la ALBA

Esta reunión se anunció luego de que EU afirmara que no invitaría a países que no considera democráticos a la Cumbre de las Américas

Parral

Región sur del estado, bastión del PRI: Alejandro Domínguez

El presidente del Comité Directivo visitará los 67 municipios de Chihuahua para reestructurar los comités municipales

Parral

Vecinos de Las Américas enfrentan desabasto de agua desde 2021

Manifiestan colonos que el recibo siempre llega y tienen que pagar por un servicio que no obtienen

Jiménez

Mejoran infraestructura de 17 escuelas; inversión de 5 mdp

Los planteles beneficiados se encuentran en los municipios de Jiménez, Villa López y el Pueblito de Allende