imagotipo

¿Qué es y para qué sirve la ciencia política?

  • C. Erick Jurado

Debemos partir del entendido de que el conocimiento científico es la versión más refinada de nuestra comprensión sobre el mundo. El pensamiento, actitud y método científico se ha forjado mediante el esfuerzo y sacrificio de varias generaciones de hombres notables que han convertido su vida en un ejemplo de búsqueda de la verdad o verdades del mundo. La ciencia es la luz que logró disipar el oscurantismo de un mundo con grandes esperanzas pero pobres habilidades para cazar la realidad.

El pensamiento científico se puede plasmar en casi todo lo que hacemos y decidimos. Así mismo, las múltiples ciencias tienen la misión de comprender la totalidad de eventos de la realidad pero de forma sistemática, ordenada y parcial. La ciencia opera mediante una sana división del trabajo intelectual, para cada área hay una ciencia específica. Por ejemplo, para comprender los fenómenos primarios y más básicos de la realidad, los humanos inventamos la física; para comprender las transformaciones de la materia, la química; para entender las variables que intervienen en la aparición de la vida y sus procesos, la biología; la psicología para el fenómeno mental y conductual y la sociología para el estudio de las sociedades. De esa manera, el estudio social es tan vasto que debe dividirse en áreas más pequeñas y manejables. La económica estudia el fenómeno de la distribución de los bienes, el derecho estudia los sistemas de normas que regulan la conducta humana y así se llega el momento en que debe generarse un sistema de conocimientos para entender cómo se rige y desenvuelve el manejo del poder político, eso es la ciencia política.

La ciencia política es la aplicación de los supuestos filosóficos, la implementación de métodos rigurosos y las improntas necesarias para entender de forma fiel y estricta cómo es que los seres humanos aplican el poder público y se gobiernan. Entre más refinada la sociedad, más mecanismos y variables deberá comprender el estudioso.

En esos términos, la ciencia política nos asegura generar una comprensión más amplia de lo que sucede en el gobierno y así generar técnicas o aplicaciones del conocimiento más certeras que permitan transformar de manera más general y apropiada al mundo político.

En este momento de la historia, urgen perfiles técnicos capaces de operar la política. En una realidad donde la política es improvisada y bajo perfiles ideológicos arcaicos un investigador de la política viene a refrescar los aires. Un científico de la política es un individuo que toma decisiones con datos y preparación, es una persona que aplica cambios procedentes de la fundamentación de una buena investigación y sus datos.

Hoy debemos procurar depositar nuestro futuro en la certeza y las habilidades técnicas. Hoy, más que nunca carecemos de científicos de la política.