imagotipo

La aportación del lado femenino en la sociedad

  • Ing. Adalberto Gutiérrez Chávez

Para que la humanidad se conduzca hacia la evolución de la raza, debe tener un equilibrio en su parte masculina y femenina. Dos enfoques complementarios que, en un balance, son de igual necesidad en la construcción de mejores sociedades. Ambos, en igualdad de proporciones, integran un solo espíritu.

Con una visión universal, complementaria para los líderes que construyen con razón y verdad, formaremos mejores gobiernos y, con ello, un mejor planeta Tierra. Tal vez sea una utopía, pero ese mundo pacífico, justo y armonioso, lo deseamos la mayoría a pesar de la decadencia en los ideales que proporcionan los partidos políticos. Se hacen más comunes las alianzas y cada vez se ven más mujeres participando en la vida política de la sociedad, cierto que hay mucho por hacer pero con un enfoque positivo creo que vivimos tiempos de esperanza. Y una de las principales alianzas que debemos construir es la de lo femenino y masculino en igualdad de circunstancias. Empezando por matrimonios equitativos hasta la participación equitativa en las sociedades del mundo. Esta unión nos dará los mejores resultados.

Tres mujeres llamaron mi atención en esta contienda electoral. Ninguna más importante que la otra, ni que los otros, sino cada quien desde su lugar.

Tatiana Clouthier, hija de Manuel Clouthier, licenciada en Lengua Inglesa. Tuvo algunos puestos políticos, entre ellos fue diputada federal; actualmente fue la coordinadora de la campaña de Andrés Manuel López Obrador, en la cual se desempeñó de manera muy positiva.

Beatriz Gutiérrez Muller, escritora, periodista, licenciada en Ciencias de la Comunicación, maestría en Letras Iberoamericanas. Ahora propone fin a la idea de la primera dama, el término parece clasista y son otros tiempos para la participación de las mujeres en su sociedad.

La maestra Ángeles Gutiérrez, como la conocemos la mayoría de los parralenses, con una gran trayectoria en la Educación, muchas generaciones de niños pasaron por su buen trato de educadora. Ha mostrado un liderazgo en política y, con su triunfo como diputada federal, estamos seguros que su desempeño será honesto y congruente como ha sido en su persona.

Repito, las tres en igualdad de circunstancias, ninguna más importante que la otra, pero tampoco ninguna más importante que otros.  Mi admiración y respeto a todas las personas que con el poder de su alma caminan iluminando sus pueblos.