imagotipo

Independientes dependientes

  • C. Erick Jurado

Los sistemas de gobierno son un conjunto de ideas y figuras puestas en marcha gracias a reglamentos, acciones humanas, leyes y otros recursos. Los sistemas adolecen por necesidad de congruencia entre sus partes para el buen funcionamiento del todo. Cuando una idea o elemento de un sistema entra en conflicto con otro, lo que deviene es un quiebre del sistema o bien la remoción de las partes.

El sistema político mexicano es un sistema democrático con muchos partes y que, en ocasiones, cojea gracias a esos choques entre ideas y elementos del sistema. Hace poco tiempo se incluyó en este sistema de selección de representantes y gobernantes la figura de los independientes. Los independientes son un elemento nuevo, cuyas aristas están siendo evaluadas y reguladas. Prueba de ello son las controversias que se presentan frente a las reelecciones y mecanismos para que estas figuras puedan incluirse en escenarios electorales. Parral es un claro ejemplo de ello. Las diferentes situaciones y problemas de las figuras independientes son algo que se irán develando con el tiempo y cuyos alcances podremos ver con la práctica. Existe ahora una condición que me gustaría poner en la mesa de análisis, la posibilidad de bloques u apoyos entre independientes. Para poder analizar concretamente esta situación es pertinente plantear en origen, que es lo que consideramos a un independiente. Creo que el contexto actual se entiende a los independientes como propuestas electorales que no encontraron apoyo, agrado o filia con alguna asociación política por su ideología o grupos en turno, así bien, un independiente es alguien que desea salir del esquema de dependencia y relaciones propias de la política en cualquier lugar. Es claro que el independiente trata de evadir estas conexiones sociales y políticas, con un objetivo claro: poner en marcha un proyecto que podría darse por oposición de grupos, por buscar celeridad en ciertas decisiones o cambios, o bien debilitar a un grupo político. En esencia un independiente es eso, alguien que no busca dependencia política ni de decisión con grupos de intereses establecidos. Bajo lo anteriormente dicho, pareciera que la decisión de un independiente de hacer equipo con propuesta “independiente” a síndico, diputados e incluso con otros municipios se parece más a otra figura, a una figura de organización social o política; se parece más a un partido o agrupación política. En consecuencia existe un quiebre entre las figuras y los nombres. Con esta iniciativa que vemos en el personaje que actualmente es presidente de la ciudad y ha iniciado incluso una campaña desde el poder, observamos que se va configurando un proyecto que ya no es independiente y solamente es una organización más y ajena a un interés de distanciamiento con intereses de grupo. Contrario a ello, comienzan a configurarse los intereses de un grupo, habría que definir con claridad cuáles son esos intereses a largo alcance y esta agrupación debería de consolidar su propia ideología, valores y directrices. Me gustaría saber, en el desenvolvimiento del escenario político, cuál es la justificación que se le da a estos actos que salen fuera del esquema buscado de inicio.