imagotipo

EL CAMINO CORRECTO

  • Dr. Mario Alberto Gaytan Urbina

INDALECIO: Lo que se hacía antes era mejor que ahora.

PRIMITIVO: Yo digo que ahora vivimos mejor que antes.

PROFESOR PUEBLINO: La terrible idea del progreso. El progreso es mentira. No existe. Hay cosas que evolucionan y otras que se pierden. La cultura la organiza el Estado y está en las ciudades. Predica que el enemigo del progreso es la tradición. Que la tradición popular, el mundo rural y las tradiciones religiosas son obsoletos, una superstición. Que la irracionalidad es baja y primitiva. Todo lo paranormal, esotérico, meditar, son tonterías… Todo eso es falso. Es inventado.

MANUELITO: Es plan con maña.

PROFESOR PUEBLINO: “El gobierno invisible, dice Edward Barney, detenta el verdadero poder que rige el destino del mundo, manipula consciente e inteligentemente los hábitos y opiniones de las masas. Quienes nos gobiernan, son hombres de los que jamás hemos oído hablar, moldean nuestras mentes, definen nuestros gustos, nos imponen ideas.”

SOLEDAD: ¿Cómo?

PROFESOR PUEBLINO: “La propaganda es el órgano ejecutivo del gobierno invisible, controla las pulsiones primitivas y las orienta hacia los fines deseados”.

PANCRACIO: ¿Pulsiones primitivas?

PROFESOR PUEBLINO: La gente no compra sólo por necesidad, sino para satisfacer deseos inconscientes… Para romper el tabú que prohibía a las mujeres fumar y ganar al 50% del público que no lo hacía, el cigarrillo se convirtió en la antorcha de libertad, símbolo de la emancipación femenina. La publicidad persuadió a las mujeres de que fumar era una forma de apropiarse de un atributo masculino, algo que, según Freud, desea inconscientemente toda mujer… Los primeros en llevar el reloj en la muñeca fueron los soldados; eso bastó para desfeminizar el accesorio y asociarlo a la hombría y al coraje… La propaganda podía hacer que todos quisieran tener su propio auto, asociando los automóviles con la masculinidad, en beneficio de las empresas automotrices y petroleras… Pero también se orientan las preferencias de los votantes hacia los grandes partidos que hasta hoy hegemonizan la política, se reparten el poder y los beneficios, evitando que la opinión se fragmente en otros candidatos…. Un político que no genera empatía en el público; puede contratar celebridades para que aparezcan junto a él, y al día siguiente, ser querido por todos…

Para convencer a los estadounidenses de los beneficios de entrar en la guerra, se usó la “micro militancia”, voluntarios que, en lugares públicos (cines, teatros, iglesias) tomaban la palabra para pronunciar una breve arenga, apelando al patriotismo o fomentando el odio al enemigo…

Los fabricantes de productos porcinos, tenían un excedente de cerdo y había que venderlo. Idearon una campaña que inventó el desayuno de huevos con tocino. Siendo tan malo como el tabaco y el alcohol, para que la gente lo creyera saludable, falsificaron resultados de análisis químico- sanitarios. Se convirtió en un desayuno estupendo y tradicional.

TODOS: ¿Ya podemos salir al recreo?

PROFESOR PUEBLINO: Termino con una cita de Skinner, el padre del conductismo. “Podemos conseguir un control, bajo el cual los controlados, no obstante, se sienten libres, aunque estén siguiendo un código mucho más escrupulosamente que el que nunca existió bajo el viejo sistema”… Así, la idea del progreso no sólo es terrible, sino falsa, sólo genera la lucha encarnizada por la supremacía. Los choques de la vida económica crean sociedades sin ideales, frías y carentes de sentimientos.