imagotipo

Divorcio

  • Dr. Mario Alberto Gaytan Urbina

MORAIMA: Profe, mis abuelitos se van a divorciar

PRIMITIVO: ¿¡Cómo!? “Después de vejez, viruela”

MORAIMA: ¡Oh! Po´s es la moda.

LUPITA: ¿Es la moda, divorciarse?

PROFESOR PUEBLINO: Actualmente el 80% de los matrimonios se divorcian antes del año de casados

PANCRACIO: Y antes ¿Por qué no se divorciaban? ¿No había infidelidad, violencia intrafamiliar, incompatibilidad de caracteres…?

PROFESOR PUEBLINO: Sí había, pero los valores eran diferentes: Te casabas para toda la vida, para tener muchos hijos. El hombre era el proveedor, jefe de familia; la mujer abnegada, dependiente, dedicada al hogar y los hijos.

SOLEDAD: ¿Y ahora?

PROFESOR PUEBLINO: Los valores sociales han cambiado: la mujer es más independiente; hombre y mujer son proveedores; pocos hijos; comida rápida.

LUPITA: Pero una pareja se divorcia, cuando ya no se quieren.

PROFESOR PUEBLINO: Con el tiempo, la líbido disminuye. Tener hijos significa nuevas responsabilidades, que roban la energía y alteran la relación. Nuestro egoísmo aprendido, y mal entendido, nos lleva al hedonismo, la búsqueda inmediata del placer y la negación del sacrificio, de la responsabilidad para con la familia y los hijos.

MORAIMA: Llega el divorcio.

PROFESOR PUEBLINO: El prefijo “di” significa dividir o separar, y el verbo “verto” hace referencia a dar la vuelta, voltearse: Separar a la pareja y darle la vuelta al vínculo matrimonial.

SOLEDAD: Antes se aguantaban por los hijos.

PROFESOR PUEBLINO: Se anteponía la familia a la pareja. Si tienes hijos ya no es la pareja, es la familia. Y cuando se termina tu energía con tu pareja, te queda la de tu familia, están tus hijos. Los hijos necesitan a su padre y a su madre. A los niños no les importa si sus padres se aman. Ellos necesitan su cariño.

MANUELITO: ¿Qué es peor? ¿Ser hijo de padres divorciados, o vivir con unos padres violentos?

PANCRACIO: Es muy feo vivir con unos padres peleoneros y gritones.

PRIMITIVO: También que tus papás se separen. A veces estar con mamá y que hable mal de papá. A veces estar con papá y oírlo hablar mal de mamá.

PROFESOR PUEBLINO: En ambos casos hay depresión, el niño se desconcentra, se desubica, hasta lo tienen que medicar. La separación y el divorcio, favorecen al “Nuevo Orden Mundial”. Recuerden que su mundo se alimenta de la separación, de la división y de la confrontación. El alcoholismo favorece el sistema; la drogadicción favorece el sistema; familias destruidas, familias desorganizadas, favorecen el sistema. El sistema, o, mejor dicho, los grupos hegemónicos actuales, están encantados por la separación de las familias. Usan las revistas, el cine, los medios de comunicación masiva, la publicidad. Los artistas se casan y divorcian infinidad de veces, se drogan, se alcoholizan como algo “moderno”, “civilizado”. Presumen sus casas, sus coches, sus joyas, sus lujos. Consumir su publicidad, es alimentar al monstruo que nos somete.

LUPITA: Profe ¡Los valores son universales!

PROFESOR PUEBLINO: Los valores cambian de tiempo y lugar. Los grupos poderosos y adinerados, se disputan el control de mundo, imponen sus ideas atacándose unos a otros. Nuestra vida está absolutamente formateada, diseñada. La manera en la que decoramos nuestra casa, educamos a nuestros hijos, compramos cosas, comemos, nos vestimos, está completamente organizada según le conviene a un sistema hegemónico que está fuera de nosotros, y no por nuestras necesidades. TODOS: Y el divorcio está en su agenda…