/ viernes 10 de mayo de 2019

Un pequeño homenaje a las madres en su día



Una madre es mucho más que la persona que nos da la vida; una madre nos alberga en sus brazos cuando nos sentimos tristes o cansados, nos cuida, nos protege de todo mal, nos alienta cuanto pensamos que ya nada vale la pena, nos aconseja, aunque muchas veces no podamos hacer caso a lo que dice, nos escucha cuando somos víctimas de nuestra primera desilusión amorosa, las madres tienen fuerzas que asombran a los hombres: llevan a los hijos, sobrellevan dificultades, llevan pesadas cargas pero se aferran a la felicidad, amor y alegría, sonríen cuando quieren gritar, cantan cuando quieren llorar, pelean por lo que creen, no aceptan un “no” por respuesta cuando creen que existe una solución mejor, no se compran zapatos nuevos pero a sus hijos sí (bueno a veces jajaja); aman incondicionalmente, lloran cuando sus hijos sobresalen, pero son fuertes cuando no hay de donde más sacar fuerzas, saben que un abrazo y un beso puede sanar un corazón roto, las madres vienen en todos los tamaños, colores y formas, manejan, vuelan, caminan o te mandan mensaje de texto para decirte cuánto te quieren, el corazón de las madres es lo que hace el mundo gire.! ¡Bendito sea Dios por darnos a todos una Madre!

Una madre sufre a escondidas cuando hemos sido defraudados, pero, sin embargo, se muestra fuerte y entera ante nuestros ojos para ayudarnos a salir adelante, se llena de orgullo cuando conseguimos triunfar en la vida y se enfurece cuando alguien intenta lastimarnos, es capaz de secarnos las lágrimas esbozando una sonrisa tranquilizante, mientras por dentro su alma llora desconsoladamente. Una madre es severa en ocasiones, pero con el tiempo descubrimos que cada reto que recibimos, fue un empujón para convertirnos en personas íntegras es capaz de sanar todas las heridas, es aquella persona que desde el momento que nos tiene en sus brazos nunca más nos suelta la mano y si alguna vez lo hace, es sólo para ayudarnos a conseguir nuestra felicidad; es amor en estado puro, es una persona que pasa noches enteras sin dormir esperando nuestro regreso, quienes contamos todavía con su presencia démosle gracias al cielo por esta gran dicha; si tu madre ya no se encuentra a tu lado, honra su memoria siendo una buena persona, el papel de la maternidad es trascendente en la vida de todo ser humano, tanto para bien como para mal en el desarrollo físico como en el psíquico, intelectual, espiritual y moral. Amigos (as) lectores recuerden a su mamá, pues es aquella mujer que jamás se dio cuenta que envejecía por ver a sus hijos realizarse, llorando de noche porque ya tienen alas y dentro de poco dejarán el nido para buscar otro, y de día sonríe por ver que los hijos no tengan remordimientos en dejarla porque ella se siente feliz, el sólo hecho de tener una madre es motivo suficiente para sentirnos felices aunque en ocasiones no sabemos apreciar el amor que siente por nosotros.

Mamá, eres la mujer más valiente, más decidida y más honesta que conozco, para mí lo eres todo: amor, confianza, ternura y fe; gracias por hacer de mí lo que soy, por prepararme para la vida, por convencerme de que lo que yo me proponga lo podré lograr. Te amo infinitamente y eso nunca va cambiar (Margarita Ribota de Sánchez).

¡Feliz día de la madre!, un saludo especial a todas las mamás en este día tan importante para ellas, un saludo especial a Jaqueline Sánchez, Juanita Muñiz e hijas. (Paola y Patty Ontiveros), Silvia Sotelo de Sanchez, Silvia Montoya, Lourdes Escalante De Mtz, Norma Galaviz, Elen Prieto de Mtz, Rosa María Ríos de Mtz, Claudia Gandarilla, Luz Gandarilla, Liliana Cepeda de Mtz, Iridian Cepeda, Luz Elena Chávez de Cordero, Olga Idalia Ortega Guerrero, Idaly González de Sanchez, Ma Dolores Ruiz De Ríos, Rosalba Arzabala de Prieto, Blanca Moriel.



Una madre es mucho más que la persona que nos da la vida; una madre nos alberga en sus brazos cuando nos sentimos tristes o cansados, nos cuida, nos protege de todo mal, nos alienta cuanto pensamos que ya nada vale la pena, nos aconseja, aunque muchas veces no podamos hacer caso a lo que dice, nos escucha cuando somos víctimas de nuestra primera desilusión amorosa, las madres tienen fuerzas que asombran a los hombres: llevan a los hijos, sobrellevan dificultades, llevan pesadas cargas pero se aferran a la felicidad, amor y alegría, sonríen cuando quieren gritar, cantan cuando quieren llorar, pelean por lo que creen, no aceptan un “no” por respuesta cuando creen que existe una solución mejor, no se compran zapatos nuevos pero a sus hijos sí (bueno a veces jajaja); aman incondicionalmente, lloran cuando sus hijos sobresalen, pero son fuertes cuando no hay de donde más sacar fuerzas, saben que un abrazo y un beso puede sanar un corazón roto, las madres vienen en todos los tamaños, colores y formas, manejan, vuelan, caminan o te mandan mensaje de texto para decirte cuánto te quieren, el corazón de las madres es lo que hace el mundo gire.! ¡Bendito sea Dios por darnos a todos una Madre!

Una madre sufre a escondidas cuando hemos sido defraudados, pero, sin embargo, se muestra fuerte y entera ante nuestros ojos para ayudarnos a salir adelante, se llena de orgullo cuando conseguimos triunfar en la vida y se enfurece cuando alguien intenta lastimarnos, es capaz de secarnos las lágrimas esbozando una sonrisa tranquilizante, mientras por dentro su alma llora desconsoladamente. Una madre es severa en ocasiones, pero con el tiempo descubrimos que cada reto que recibimos, fue un empujón para convertirnos en personas íntegras es capaz de sanar todas las heridas, es aquella persona que desde el momento que nos tiene en sus brazos nunca más nos suelta la mano y si alguna vez lo hace, es sólo para ayudarnos a conseguir nuestra felicidad; es amor en estado puro, es una persona que pasa noches enteras sin dormir esperando nuestro regreso, quienes contamos todavía con su presencia démosle gracias al cielo por esta gran dicha; si tu madre ya no se encuentra a tu lado, honra su memoria siendo una buena persona, el papel de la maternidad es trascendente en la vida de todo ser humano, tanto para bien como para mal en el desarrollo físico como en el psíquico, intelectual, espiritual y moral. Amigos (as) lectores recuerden a su mamá, pues es aquella mujer que jamás se dio cuenta que envejecía por ver a sus hijos realizarse, llorando de noche porque ya tienen alas y dentro de poco dejarán el nido para buscar otro, y de día sonríe por ver que los hijos no tengan remordimientos en dejarla porque ella se siente feliz, el sólo hecho de tener una madre es motivo suficiente para sentirnos felices aunque en ocasiones no sabemos apreciar el amor que siente por nosotros.

Mamá, eres la mujer más valiente, más decidida y más honesta que conozco, para mí lo eres todo: amor, confianza, ternura y fe; gracias por hacer de mí lo que soy, por prepararme para la vida, por convencerme de que lo que yo me proponga lo podré lograr. Te amo infinitamente y eso nunca va cambiar (Margarita Ribota de Sánchez).

¡Feliz día de la madre!, un saludo especial a todas las mamás en este día tan importante para ellas, un saludo especial a Jaqueline Sánchez, Juanita Muñiz e hijas. (Paola y Patty Ontiveros), Silvia Sotelo de Sanchez, Silvia Montoya, Lourdes Escalante De Mtz, Norma Galaviz, Elen Prieto de Mtz, Rosa María Ríos de Mtz, Claudia Gandarilla, Luz Gandarilla, Liliana Cepeda de Mtz, Iridian Cepeda, Luz Elena Chávez de Cordero, Olga Idalia Ortega Guerrero, Idaly González de Sanchez, Ma Dolores Ruiz De Ríos, Rosalba Arzabala de Prieto, Blanca Moriel.

jueves 07 de noviembre de 2019

El placer de vivir

jueves 31 de octubre de 2019

Degustando la vida

jueves 17 de octubre de 2019

La fortaleza ante una enfermedad

jueves 10 de octubre de 2019

Degustando la vida

jueves 26 de septiembre de 2019

Degustando la vida

jueves 22 de agosto de 2019

Demos un poco de nosotros a los demás

Cargar Más