/ miércoles 20 de octubre de 2021

Todo el mundo es tu maestro | El teatro que rompe las fronteras culturales: El kathakali y Los Matachines

El teatro rompe las fronteras culturales, no importa si el arte se representa en la India o en la sierra tarahumara. El teatro es una representación de la vida, en su infinita complejidad de emociones, ideas, pensamientos. El ser humano se ha buscado a sí mismo desde sus primeros momentos en este planeta y el arte ha sido su mejor aliado en este viaje existencial, capaz de cruzar las fronteras hasta la muerte. Por esta razón, para encontrar coincidencias en diferentes tipos de teatro, podemos comparar diferentes estilos y tiempos diferentes, las coincidencias siempre son interesantes. Por ejemplo, los Kathakali de India, y los Matachines en Latinoamérica son diferentes pero tienen en común sus orígenes religiosos, la importancia de los disfraces que tienen que ser muy llamativos, su enfoque en la danza que busca la perfección de su cuerpo. En sus inicios los actores siempre debían ser hombres. Además, proceden de una tradición que se transmite de generación en generación.

El Kathakali es un teatro que surge hace unos 300 años en la India. Tiene cualidades interesantes, es una representación escénica con muchas virtudes. Tiene dos cantantes acompañados de percusión, mientras los actores bailan y ellos son también la escenografía. El cuerpo es el narrador y la mayoría de las historias son bien conocidas por la audiencia, se basan en el Ramayana y Mahabarata. Los hombres desempeñan papeles tanto masculinos como femeninos. Es un teatro muy físico donde el cuerpo juega un papel muy importante, especialmente los ojos. Los actores de Kathakali vienen a entrenar y someten su cuerpo a dolorosos sacrificios para tener un control exacto de los músculos; es una especie de yoga. En particular, se ven impactados por el entrenamiento de los músculos de la cara y los ojos, pasan noches interesantes siguiendo el movimiento de la luna y antes del espectáculo usan pimienta para crear un efecto más dramático. Los movimientos de sus ojos en especial crean expresiones perfectas de sentimientos que hablan más claramente que las palabras. Los actores son unos increíbles atletas de los gestos.

Los Matachines son una sociedad de bailarines indios de América del Norte y del Sur que realizan danzas rituales. Tienen muchos bailarines en contraste con los Kathakali que son solo dos. Ambos tienen en común que los actores también son el escenario, y al igual que en Kathakali los Matachines son hombres, aunque recientemente se integran algunas niñas o adolescentes en sus presentaciones. Los Matachines pueden realizar sus bailes al aire libre en los bosques para invocar la lluvia o fuera de los templos, especialmente aquellos que son en honor a la Virgen de Guadalupe. El líder en el baile casi siempre es un hombre mayor.

En Kathakali y los Matachines están presentes cuestiones de honor, moral y ética. Este teatro es diferente a donde los actores cuentan un guion, un teatro verbal que está influenciado por la escuela de los antiguos griegos que también usaban estos temas, pero se enfocan más en el texto para especificar ideas, están interesados en la psicología, la moralidad como lo hacía Shakespeare, Calderón de la Barca, Sor Juana Inés de la Cruz, por mencionar algunos dramaturgos de los muchos que existen en la literatura occidental. La próxima vez que vayamos a ver a los Matachines hay que poner más atención la interesante y compleja manera de contarnos la historia a través de la danza.

Adalberto Gutiérrez Chávez | Ingeniero Agrónomo



El teatro rompe las fronteras culturales, no importa si el arte se representa en la India o en la sierra tarahumara. El teatro es una representación de la vida, en su infinita complejidad de emociones, ideas, pensamientos. El ser humano se ha buscado a sí mismo desde sus primeros momentos en este planeta y el arte ha sido su mejor aliado en este viaje existencial, capaz de cruzar las fronteras hasta la muerte. Por esta razón, para encontrar coincidencias en diferentes tipos de teatro, podemos comparar diferentes estilos y tiempos diferentes, las coincidencias siempre son interesantes. Por ejemplo, los Kathakali de India, y los Matachines en Latinoamérica son diferentes pero tienen en común sus orígenes religiosos, la importancia de los disfraces que tienen que ser muy llamativos, su enfoque en la danza que busca la perfección de su cuerpo. En sus inicios los actores siempre debían ser hombres. Además, proceden de una tradición que se transmite de generación en generación.

El Kathakali es un teatro que surge hace unos 300 años en la India. Tiene cualidades interesantes, es una representación escénica con muchas virtudes. Tiene dos cantantes acompañados de percusión, mientras los actores bailan y ellos son también la escenografía. El cuerpo es el narrador y la mayoría de las historias son bien conocidas por la audiencia, se basan en el Ramayana y Mahabarata. Los hombres desempeñan papeles tanto masculinos como femeninos. Es un teatro muy físico donde el cuerpo juega un papel muy importante, especialmente los ojos. Los actores de Kathakali vienen a entrenar y someten su cuerpo a dolorosos sacrificios para tener un control exacto de los músculos; es una especie de yoga. En particular, se ven impactados por el entrenamiento de los músculos de la cara y los ojos, pasan noches interesantes siguiendo el movimiento de la luna y antes del espectáculo usan pimienta para crear un efecto más dramático. Los movimientos de sus ojos en especial crean expresiones perfectas de sentimientos que hablan más claramente que las palabras. Los actores son unos increíbles atletas de los gestos.

Los Matachines son una sociedad de bailarines indios de América del Norte y del Sur que realizan danzas rituales. Tienen muchos bailarines en contraste con los Kathakali que son solo dos. Ambos tienen en común que los actores también son el escenario, y al igual que en Kathakali los Matachines son hombres, aunque recientemente se integran algunas niñas o adolescentes en sus presentaciones. Los Matachines pueden realizar sus bailes al aire libre en los bosques para invocar la lluvia o fuera de los templos, especialmente aquellos que son en honor a la Virgen de Guadalupe. El líder en el baile casi siempre es un hombre mayor.

En Kathakali y los Matachines están presentes cuestiones de honor, moral y ética. Este teatro es diferente a donde los actores cuentan un guion, un teatro verbal que está influenciado por la escuela de los antiguos griegos que también usaban estos temas, pero se enfocan más en el texto para especificar ideas, están interesados en la psicología, la moralidad como lo hacía Shakespeare, Calderón de la Barca, Sor Juana Inés de la Cruz, por mencionar algunos dramaturgos de los muchos que existen en la literatura occidental. La próxima vez que vayamos a ver a los Matachines hay que poner más atención la interesante y compleja manera de contarnos la historia a través de la danza.

Adalberto Gutiérrez Chávez | Ingeniero Agrónomo