/ miércoles 6 de mayo de 2020

Senescencia

Todas las etapas a lo largo de la vida, desde que nacemos, nuestra niñez, adolescencia, adultez y hasta llegar a viejos, son el gran viaje de lo que finalmente seremos. Sin embargo entrar en el proceso de senescencia en el cual nuestras células cada vez se reproducen menos o lo hacen con una reproducción descontrolada como cuando se forman tumores, el caso es que con el tiempo, grandes cantidades de células viejas (senescentes) se acumulan en los tejidos del cuerpo. Estas células son activas y liberan sustancias perjudiciales que causan inflamación y dañan las células sanas vecinas. Es posible que la senescencia celular cumpla una función en la formación del cáncer y otras enfermedades que se presentan a medida que las personas envejecen. También se llama envejecimiento celular. El declive físico nos acerca a la muerte, pero también a lo que finalmente seremos.

Los viejos aunque con problemas de vista podemos tener más capacidad para ver hermosas puestas de sol, aun y cuando tengamos que usar aparatos auditivos podemos escuchar con más intensidad los te amo de nuestros hijos. Entendemos lo que es un abrazo desde el corazón. El cuerpo es un caparazón que pronto termina, trato de encontrar el alma o el espíritu que realmente soy.

La células de nuestro cerebro son las que menos se reproducen y a pesar de la neuronas viejas y gastadas, los viejos pueden ser los más sabios y espirituales de la comarca.

Los años tiene la habilidad para conquistar por fin la personalidad solidad que tanta falta nos hizo en la juventud. Por fin podemos estar más cerca de nuestra alma y compartirla con los que amamos.

En México la población de adultos mayores arriba de 65 años es aproximadamente de 12 millones muchos todavía parte de la fuerza laboral, pero sobre todo pilares de la conciencia de nuestras sociedades. Los viejos sufren pérdidas en el cuerpo, la mente o el apoyo social, y sin embargo muchos son capaces de cuidarse a sí mismos, y las mejores sociedades son las que apoyan a los adultos mayores.

El cuerpo sufre de uso excesivo, clima, alimentos nocivos, contaminación y radiación, se desgasta debido al paso del tiempo y la exposición a estresores ambientales.

La cantidad de veces que una célula humana es capaz de dividirse en dos células nuevas es de aproximadamente 50 divisiones. Indicativo de que nuestro programa genético limita la vida útil. (Límite de Hayflick)

Los telómeros son el área de las puntas de cada cromosoma se reduce una pequeña cantidad a medida que pasa el tiempo, y en nuestros cromosomas traemos información genética, que nos dispone a una longeva y saludable vida o a una muerte prematura. Así que no solo estamos expuestos al medio ambiente, a nuestro estilo de vida, sino también a nuestros genes. Los alelos del gen ApoE se encuentran en el 12 por ciento de los hombres de 70 años, pero la muerte es más común en el 88 por ciento sin este gen.

Por respeto al cuerpo, ya que somos o seremos viejos. Como una profecía autocumplida un día empezamos a hablarles a los mayores como si fueran personas frágiles y confundidas, ese tratamiento en sí mismo hace que los ancianos se vuelvan más dependientes y se acelere el envejecimiento. Les empezamos a tratar como a un niño con oraciones simples y cortas, énfasis exagerado, repetición, y un ritmo más lento y un tono más alto que el habla normal. Bueno, pensemos en que esto se regresa.

Podemos apoyarlos a mantenerse sanos al apoyarlos para hacer ejercicio. El ejercicio físico y el sueño adecuado son la base del bienestar. Los adultos mayores pasan más tiempo en la cama, tardan más en dormirse y se despiertan con frecuencia. Los ancianos se sienten menos cansados que los adultos jóvenes cuando tienen su propio horario. Ejercicio Las personas mayores hacen menos ejercicio que los adultos más jóvenes. Cualquier movimiento de cualquier tipo es mejor que permanecer sentado, y el ejercicio regular puede comprimir la morbilidad. Puede ser necesario acomodar a una discapacidad. Mantener corazones, pulmones y piernas sanos. La mayoría de los ancianos no cumplen con los estándares mínimos de ejercicio recomendados por los Centros para el Control de Enfermedades: 150 minutos de ejercicio aeróbico por semana y ejercicios de fortalecimiento muscular dos veces por semana. Esto es especialmente preocupante ya que esas actividades han sido probadas muchas veces para salvaguardar la salud de todos los órganos principales, así como para correlacionarse con inteligencia, memoria y alegría.

Pongamos todos de nuestra parte para una vejez más digna y saludable, ya que en la vejez podemos tener la clave para encontrar el sentido de la existencia, y la sabiduría necesaria para encontrarnos con nosotros mismos.

Todas las etapas a lo largo de la vida, desde que nacemos, nuestra niñez, adolescencia, adultez y hasta llegar a viejos, son el gran viaje de lo que finalmente seremos. Sin embargo entrar en el proceso de senescencia en el cual nuestras células cada vez se reproducen menos o lo hacen con una reproducción descontrolada como cuando se forman tumores, el caso es que con el tiempo, grandes cantidades de células viejas (senescentes) se acumulan en los tejidos del cuerpo. Estas células son activas y liberan sustancias perjudiciales que causan inflamación y dañan las células sanas vecinas. Es posible que la senescencia celular cumpla una función en la formación del cáncer y otras enfermedades que se presentan a medida que las personas envejecen. También se llama envejecimiento celular. El declive físico nos acerca a la muerte, pero también a lo que finalmente seremos.

Los viejos aunque con problemas de vista podemos tener más capacidad para ver hermosas puestas de sol, aun y cuando tengamos que usar aparatos auditivos podemos escuchar con más intensidad los te amo de nuestros hijos. Entendemos lo que es un abrazo desde el corazón. El cuerpo es un caparazón que pronto termina, trato de encontrar el alma o el espíritu que realmente soy.

La células de nuestro cerebro son las que menos se reproducen y a pesar de la neuronas viejas y gastadas, los viejos pueden ser los más sabios y espirituales de la comarca.

Los años tiene la habilidad para conquistar por fin la personalidad solidad que tanta falta nos hizo en la juventud. Por fin podemos estar más cerca de nuestra alma y compartirla con los que amamos.

En México la población de adultos mayores arriba de 65 años es aproximadamente de 12 millones muchos todavía parte de la fuerza laboral, pero sobre todo pilares de la conciencia de nuestras sociedades. Los viejos sufren pérdidas en el cuerpo, la mente o el apoyo social, y sin embargo muchos son capaces de cuidarse a sí mismos, y las mejores sociedades son las que apoyan a los adultos mayores.

El cuerpo sufre de uso excesivo, clima, alimentos nocivos, contaminación y radiación, se desgasta debido al paso del tiempo y la exposición a estresores ambientales.

La cantidad de veces que una célula humana es capaz de dividirse en dos células nuevas es de aproximadamente 50 divisiones. Indicativo de que nuestro programa genético limita la vida útil. (Límite de Hayflick)

Los telómeros son el área de las puntas de cada cromosoma se reduce una pequeña cantidad a medida que pasa el tiempo, y en nuestros cromosomas traemos información genética, que nos dispone a una longeva y saludable vida o a una muerte prematura. Así que no solo estamos expuestos al medio ambiente, a nuestro estilo de vida, sino también a nuestros genes. Los alelos del gen ApoE se encuentran en el 12 por ciento de los hombres de 70 años, pero la muerte es más común en el 88 por ciento sin este gen.

Por respeto al cuerpo, ya que somos o seremos viejos. Como una profecía autocumplida un día empezamos a hablarles a los mayores como si fueran personas frágiles y confundidas, ese tratamiento en sí mismo hace que los ancianos se vuelvan más dependientes y se acelere el envejecimiento. Les empezamos a tratar como a un niño con oraciones simples y cortas, énfasis exagerado, repetición, y un ritmo más lento y un tono más alto que el habla normal. Bueno, pensemos en que esto se regresa.

Podemos apoyarlos a mantenerse sanos al apoyarlos para hacer ejercicio. El ejercicio físico y el sueño adecuado son la base del bienestar. Los adultos mayores pasan más tiempo en la cama, tardan más en dormirse y se despiertan con frecuencia. Los ancianos se sienten menos cansados que los adultos jóvenes cuando tienen su propio horario. Ejercicio Las personas mayores hacen menos ejercicio que los adultos más jóvenes. Cualquier movimiento de cualquier tipo es mejor que permanecer sentado, y el ejercicio regular puede comprimir la morbilidad. Puede ser necesario acomodar a una discapacidad. Mantener corazones, pulmones y piernas sanos. La mayoría de los ancianos no cumplen con los estándares mínimos de ejercicio recomendados por los Centros para el Control de Enfermedades: 150 minutos de ejercicio aeróbico por semana y ejercicios de fortalecimiento muscular dos veces por semana. Esto es especialmente preocupante ya que esas actividades han sido probadas muchas veces para salvaguardar la salud de todos los órganos principales, así como para correlacionarse con inteligencia, memoria y alegría.

Pongamos todos de nuestra parte para una vejez más digna y saludable, ya que en la vejez podemos tener la clave para encontrar el sentido de la existencia, y la sabiduría necesaria para encontrarnos con nosotros mismos.

martes 28 de julio de 2020

Ciudadanos del Mundo

miércoles 15 de julio de 2020

Cuidado con los memes

miércoles 08 de julio de 2020

Palabras Mágicas

miércoles 01 de julio de 2020

La esperanza como regulador de estrés

miércoles 24 de junio de 2020

Las profecías del fin del mundo

miércoles 17 de junio de 2020

El circuito de la comunicación

miércoles 10 de junio de 2020

¿Cuándo se cumplen los deseos?

miércoles 03 de junio de 2020

Homeostasis

Cargar Más