/ miércoles 20 de noviembre de 2019

Qué nos dejó el Buen Fin

Con el transcurrir del tiempo, en el pueblo mexicano hemos aprendido a adoptar algunas costumbres y actividades que se practican en otros países, sobretodo en el ámbito económico y comercial. Influenciados e inspirados en el llamado “viernes negro” que se practica en el vecino país del norte, el llamado “buen fin” a la mexicana no podía ser la excepción.

Algunos aspectos a considerar:

DEFINICIÓN.- fin de semana de descuentos y promociones en diferentes productos en México. Básicamente es un evento comercial que se realiza un fin de semana antes del 20 de noviembre de cada año, se realizó por primera vez en el año 2011, con la participación del sector privado, instituciones bancarias y el gobierno federal.

PROPÓSITO.- reactivar la economía usando como gancho, que el consumidor tenga acceso a productos y servicios a bajo precio y con financiamiento, que aumente el consumo.

AGUINALDO.- algunas empresas y el sector gobierno adelantan el aguinaldo y algunas otras participaciones, como estrategia para aumentar el consumo.

TARJETAS DE CRÉDITO.- se incrementa el uso de tarjetas de crédito y de débito, negocio para las instituciones bancarias. Además de la implementación de una lotería fiscal, como estímulo para pagar con las tarjetas bancarias.

INVESTIGACIÓN DE LA UNAM EN 2015.- “es más bien una campaña para incrementar las ventas de las empresas participantes, a costa del endeudamiento de los asalariados”. El 75% de las ofertas promocionadas en el buen fin, no constituyen disminución en el precio de los productos, sino más bien una “forma más adecuada de pago”, a crédito sin intereses.

SEGÚN LOS ANALISTAS.- el buen fin no representa en si un beneficio para las familias mexicanas, más bien representa un riesgo de sobreendeudamiento de la población con al afán de aprovechar las ofertas, comprando en la mayoría de las veces productos que no tienen una necesidad inmediata. Se ofertan productos con precios inflados, lo que se constituye en un abuso por parte de las empresas.

SEGÚN LOS COMERCIANTES.- ciertamente se incrementan las ventas en el mes de noviembre, pero disminuyen en diciembre con relación a los mismos meses de años pasados.

Sin duda aquí lo interesante es saber qué opina la población de esta iniciativa. Las aristas a considerar pueden ser muchas, por ejemplo, cuantos de nosotros acudimos a hacer compras planeadas, o solo acudimos en busca de oportunidades. Cuantos nos organizamos con tiempo suficiente y ahorramos para hacer alguna compra, o sencillamente gastamos el aguinaldo y peor aún, usamos el poder de la tarjeta para endeudarnos inmoderadamente. Cuantos de nosotros fuimos víctimas de la publicidad engañosa. De cuánto tiempo dispusimos haciendo largas filas. Nos dimos cuenta que en esta fecha impulsada por una importante estrategia publicitaria, el ganador no fue precisamente el consumidor, sino los grandes monopolios comerciales y las instituciones bancarias. Cuantos de nosotros hemos aprendido a ser consumidores responsables, haciendo un análisis real de la capacidad de liquidez y capacidad de crédito que tenemos.

Hablando en términos ideales, desearíamos tener propuestas más efectivas de reducciones reales de precios y no solo un fin de semana, sino de forma permanente y además que la población tuviera un incremento sustancioso en sus ingresos.

Por otro lado a un pueblo confundido y carente de identidad, en lugar de fomentar el arraigo de la conmemoración de la revolución mexicana, la denostamos poniéndola en competencia con una mal llamada fiesta nacional del consumo.

En fin, todos tenemos el derecho de expresar nuestra propia opinión. Sería interesante como ciudadanos y como personas, que el buen fin dedicado al consumo, no fuera un condicionante para nuestra vida cotidiana, que nos dejara más beneficios que perjuicios y que se implementarán muchos buenos fines, que se extendieran a otros aspectos de la vida, como por ejemplo, un buen fin de la cultura, del deporte, del altruismo, de la ecología, de la educación, etc. que ayudaran a tener una mejor sociedad.

Sólo deseo que el buen fin del consumo, haya sido positivo para usted.

leon7dg@hotmail.com

Con el transcurrir del tiempo, en el pueblo mexicano hemos aprendido a adoptar algunas costumbres y actividades que se practican en otros países, sobretodo en el ámbito económico y comercial. Influenciados e inspirados en el llamado “viernes negro” que se practica en el vecino país del norte, el llamado “buen fin” a la mexicana no podía ser la excepción.

Algunos aspectos a considerar:

DEFINICIÓN.- fin de semana de descuentos y promociones en diferentes productos en México. Básicamente es un evento comercial que se realiza un fin de semana antes del 20 de noviembre de cada año, se realizó por primera vez en el año 2011, con la participación del sector privado, instituciones bancarias y el gobierno federal.

PROPÓSITO.- reactivar la economía usando como gancho, que el consumidor tenga acceso a productos y servicios a bajo precio y con financiamiento, que aumente el consumo.

AGUINALDO.- algunas empresas y el sector gobierno adelantan el aguinaldo y algunas otras participaciones, como estrategia para aumentar el consumo.

TARJETAS DE CRÉDITO.- se incrementa el uso de tarjetas de crédito y de débito, negocio para las instituciones bancarias. Además de la implementación de una lotería fiscal, como estímulo para pagar con las tarjetas bancarias.

INVESTIGACIÓN DE LA UNAM EN 2015.- “es más bien una campaña para incrementar las ventas de las empresas participantes, a costa del endeudamiento de los asalariados”. El 75% de las ofertas promocionadas en el buen fin, no constituyen disminución en el precio de los productos, sino más bien una “forma más adecuada de pago”, a crédito sin intereses.

SEGÚN LOS ANALISTAS.- el buen fin no representa en si un beneficio para las familias mexicanas, más bien representa un riesgo de sobreendeudamiento de la población con al afán de aprovechar las ofertas, comprando en la mayoría de las veces productos que no tienen una necesidad inmediata. Se ofertan productos con precios inflados, lo que se constituye en un abuso por parte de las empresas.

SEGÚN LOS COMERCIANTES.- ciertamente se incrementan las ventas en el mes de noviembre, pero disminuyen en diciembre con relación a los mismos meses de años pasados.

Sin duda aquí lo interesante es saber qué opina la población de esta iniciativa. Las aristas a considerar pueden ser muchas, por ejemplo, cuantos de nosotros acudimos a hacer compras planeadas, o solo acudimos en busca de oportunidades. Cuantos nos organizamos con tiempo suficiente y ahorramos para hacer alguna compra, o sencillamente gastamos el aguinaldo y peor aún, usamos el poder de la tarjeta para endeudarnos inmoderadamente. Cuantos de nosotros fuimos víctimas de la publicidad engañosa. De cuánto tiempo dispusimos haciendo largas filas. Nos dimos cuenta que en esta fecha impulsada por una importante estrategia publicitaria, el ganador no fue precisamente el consumidor, sino los grandes monopolios comerciales y las instituciones bancarias. Cuantos de nosotros hemos aprendido a ser consumidores responsables, haciendo un análisis real de la capacidad de liquidez y capacidad de crédito que tenemos.

Hablando en términos ideales, desearíamos tener propuestas más efectivas de reducciones reales de precios y no solo un fin de semana, sino de forma permanente y además que la población tuviera un incremento sustancioso en sus ingresos.

Por otro lado a un pueblo confundido y carente de identidad, en lugar de fomentar el arraigo de la conmemoración de la revolución mexicana, la denostamos poniéndola en competencia con una mal llamada fiesta nacional del consumo.

En fin, todos tenemos el derecho de expresar nuestra propia opinión. Sería interesante como ciudadanos y como personas, que el buen fin dedicado al consumo, no fuera un condicionante para nuestra vida cotidiana, que nos dejara más beneficios que perjuicios y que se implementarán muchos buenos fines, que se extendieran a otros aspectos de la vida, como por ejemplo, un buen fin de la cultura, del deporte, del altruismo, de la ecología, de la educación, etc. que ayudaran a tener una mejor sociedad.

Sólo deseo que el buen fin del consumo, haya sido positivo para usted.

leon7dg@hotmail.com

jueves 20 de febrero de 2020

Mi Bandera, mi orgullo

jueves 13 de febrero de 2020

Amor y amistad

sábado 08 de febrero de 2020

Carlos Isaac Lara

sábado 01 de febrero de 2020

La capacidades son finitas

jueves 23 de enero de 2020

Liberar espacio

jueves 16 de enero de 2020

Bibliotecas

miércoles 08 de enero de 2020

Los incendios en el mundo

miércoles 18 de diciembre de 2019

Un juguete para José

miércoles 11 de diciembre de 2019

Personas con necesidades diferentes

miércoles 27 de noviembre de 2019

Día Naranja

Cargar Más