/ miércoles 5 de febrero de 2020

PATRULLANDO


GUERRA.- Las disputas del futuro, esas que serían por el agua, no son más parte de una ficción o un vaticinio catastrofista. Es una realidad del presente del estado de Chihuahua. Ayer se vivió uno de los capítulos que desnudan un tratado internacional de aguas a todas luces inoperante.

CUMPLIR.- El mandato de cumplir los tratados internacionales se eleva prácticamente a rango constitucional. El que existe en materia de aguas entre Estados Unidos y México sirvió para solucionar un conflicto del pasado y engendró otro a futuro. A casi un siglo de su firma la disputa no es con el extranjero, es entre mexicanos.

INCONFORMIDAD.- El saqueo del agua del estado de Chihuahua generó la inconformidad al ver cómo la presa El Granero entregó gran parte de su almacenamiento para dirigirla a otros estados del país y cumplir con ello indirectamente con la cuota de agua al vecino país.

SEGUNDA.- Ayer pretendieron hacer lo mismo con la presa La Boquilla, pero sólo quedó en un connato. Las voces de alarma se encendieron y el movimiento social de defensa del líquido que asegura la actividad económica primaria de esta parte del estado estaba en riesgo.

MOLESTIA.- Las cifras no cuadran. En los tiempos modernos, las lluvias son menos, por lo tanto, el acumulamiento de agua es menor y las demandas del vital líquido mayores. La infraestructura para la retención del vital líquido no ha crecido al ritmo de las necesidades agrícolas y urbanas del presente; es inoperante el tratado.

CONFLICTO.- Ayer la Guardia Nacional tuvo que salir por piernas ante la turba de campesinos que buscaron y lograron que no se abrieran las compuertas de la citada presa. Se trata de un triunfo parcial, los acuerdos para buscar una solución no terminan con esa imposición de facto. Sin embargo, el epicentro del conflicto continúa hoy en la región de Camargo, ejemplifican que los tiempos de las guerras y las disputas por la posesión del agua nos alcanzaron, el futuro nos llegó sin darnos cuenta.

VIAL.- En otro tema; dentro del esquema de la nueva Ley de Vialidad hay diferentes formas de analizar las estrategias para dar cumplimiento a la prohibición de retención de documentos, sin que se afecte la buena marcha de una ciudad.

BALLEZA.- El presidente municipal de Balleza, Arturo Medina, optó por no meterse en honduras. La ley se tiene que respetar y una controversia de opiniones con el gobierno estatal, ni ganándola le da dividendos.

APOYO.- La idea del edil, es no solamente llevar la fiesta en paz con sus gobernados, sino buscar que la recaudación de recursos no se vea disminuida. En este municipio la Dirección de Vialidad, al igual que en Parral, es descentralizada; es decir, depende del gobierno local.

PROPUESTA.- Así el alcalde, al aceptar la ley, se dejó de histrionismos electorales y se puso en linealidad con el marco legal. Abrió la puerta a la negociación, pues es evidente que la recaudación por la vía de las multas afectará y para ello propone un acuerdo de coordinación con la Recaudación de Rentas a fin de que al momento de pagarse los impuestos estatales, salgan los adeudos pendientes con el municipio en materia de Vialidad.

DIFERENCIA.- Podría considerarse en primera instancia que al tratarse de un municipio pequeño es fácil evitar problemas, como en poblaciones más grandes; sin embargo, cuando existe la disposición de servir y no de servirse, la política cambia en función de la geografía.

JUÁREZ.- El ejemplo de lo anterior lo mostró el presidente municipal de Ciudad Juárez, de estirpe independiente, Armando Cabada gobierna la ciudad más grande de la entidad, igual que otros tiene futurismo político y lo encausa en un sentido positivo.

LEY.- Ayer se abrió a los medios y en un evento que atrajo los reflectores, asumió como propias las disposiciones que marca la Ley Estatal de Vialidad, por considerar que son benéficas para el ciudadano y que además así se mandata.

JUÁREZ.- Incluso se fue más allá, no solamente no retendrá los documentos, sino que además a la primera infracción no será sancionado el conductor, se trata de una amonestación preventiva, después se aplicará todo el rigor de la ley en la materia.

POSITIVO.- El entender que existen jerarquías legales, con las que podemos estar o no de acuerdos es lo que marca la diferencia entre quienes gobiernan con un proyecto de estadista y uno que sólo busca protagonizar un proyecto personal. En las diferencias se encuentran las mayores aportaciones a un municipio, siempre y cuando no se tomen como rehenes de esa batalla a los ciudadanos. patrullando@elsold


GUERRA.- Las disputas del futuro, esas que serían por el agua, no son más parte de una ficción o un vaticinio catastrofista. Es una realidad del presente del estado de Chihuahua. Ayer se vivió uno de los capítulos que desnudan un tratado internacional de aguas a todas luces inoperante.

CUMPLIR.- El mandato de cumplir los tratados internacionales se eleva prácticamente a rango constitucional. El que existe en materia de aguas entre Estados Unidos y México sirvió para solucionar un conflicto del pasado y engendró otro a futuro. A casi un siglo de su firma la disputa no es con el extranjero, es entre mexicanos.

INCONFORMIDAD.- El saqueo del agua del estado de Chihuahua generó la inconformidad al ver cómo la presa El Granero entregó gran parte de su almacenamiento para dirigirla a otros estados del país y cumplir con ello indirectamente con la cuota de agua al vecino país.

SEGUNDA.- Ayer pretendieron hacer lo mismo con la presa La Boquilla, pero sólo quedó en un connato. Las voces de alarma se encendieron y el movimiento social de defensa del líquido que asegura la actividad económica primaria de esta parte del estado estaba en riesgo.

MOLESTIA.- Las cifras no cuadran. En los tiempos modernos, las lluvias son menos, por lo tanto, el acumulamiento de agua es menor y las demandas del vital líquido mayores. La infraestructura para la retención del vital líquido no ha crecido al ritmo de las necesidades agrícolas y urbanas del presente; es inoperante el tratado.

CONFLICTO.- Ayer la Guardia Nacional tuvo que salir por piernas ante la turba de campesinos que buscaron y lograron que no se abrieran las compuertas de la citada presa. Se trata de un triunfo parcial, los acuerdos para buscar una solución no terminan con esa imposición de facto. Sin embargo, el epicentro del conflicto continúa hoy en la región de Camargo, ejemplifican que los tiempos de las guerras y las disputas por la posesión del agua nos alcanzaron, el futuro nos llegó sin darnos cuenta.

VIAL.- En otro tema; dentro del esquema de la nueva Ley de Vialidad hay diferentes formas de analizar las estrategias para dar cumplimiento a la prohibición de retención de documentos, sin que se afecte la buena marcha de una ciudad.

BALLEZA.- El presidente municipal de Balleza, Arturo Medina, optó por no meterse en honduras. La ley se tiene que respetar y una controversia de opiniones con el gobierno estatal, ni ganándola le da dividendos.

APOYO.- La idea del edil, es no solamente llevar la fiesta en paz con sus gobernados, sino buscar que la recaudación de recursos no se vea disminuida. En este municipio la Dirección de Vialidad, al igual que en Parral, es descentralizada; es decir, depende del gobierno local.

PROPUESTA.- Así el alcalde, al aceptar la ley, se dejó de histrionismos electorales y se puso en linealidad con el marco legal. Abrió la puerta a la negociación, pues es evidente que la recaudación por la vía de las multas afectará y para ello propone un acuerdo de coordinación con la Recaudación de Rentas a fin de que al momento de pagarse los impuestos estatales, salgan los adeudos pendientes con el municipio en materia de Vialidad.

DIFERENCIA.- Podría considerarse en primera instancia que al tratarse de un municipio pequeño es fácil evitar problemas, como en poblaciones más grandes; sin embargo, cuando existe la disposición de servir y no de servirse, la política cambia en función de la geografía.

JUÁREZ.- El ejemplo de lo anterior lo mostró el presidente municipal de Ciudad Juárez, de estirpe independiente, Armando Cabada gobierna la ciudad más grande de la entidad, igual que otros tiene futurismo político y lo encausa en un sentido positivo.

LEY.- Ayer se abrió a los medios y en un evento que atrajo los reflectores, asumió como propias las disposiciones que marca la Ley Estatal de Vialidad, por considerar que son benéficas para el ciudadano y que además así se mandata.

JUÁREZ.- Incluso se fue más allá, no solamente no retendrá los documentos, sino que además a la primera infracción no será sancionado el conductor, se trata de una amonestación preventiva, después se aplicará todo el rigor de la ley en la materia.

POSITIVO.- El entender que existen jerarquías legales, con las que podemos estar o no de acuerdos es lo que marca la diferencia entre quienes gobiernan con un proyecto de estadista y uno que sólo busca protagonizar un proyecto personal. En las diferencias se encuentran las mayores aportaciones a un municipio, siempre y cuando no se tomen como rehenes de esa batalla a los ciudadanos. patrullando@elsold

ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 18 de septiembre de 2020

Patrullando

Patrullando Patrullando

jueves 17 de septiembre de 2020

Patrullando

Patrullando Patrullando

martes 15 de septiembre de 2020

Patrullando

Patrullando Patrullando

lunes 14 de septiembre de 2020

Patrullando

Patrullando Patrullando

viernes 11 de septiembre de 2020

Patrullando

Patrullando Patrullando

jueves 10 de septiembre de 2020

Patrullando

Patrullando Patrullando

miércoles 09 de septiembre de 2020

Patrullando

Patrullando Patrullando

martes 08 de septiembre de 2020

Patrullando

Patrullando Patrullando

lunes 07 de septiembre de 2020

Patrullando

Patrullando Patrullando

viernes 04 de septiembre de 2020

Patrullando

Patrullando Patrullando

Cargar Más