/ domingo 20 de enero de 2019

Otra nomenclatura

MANUELITO: Ahora que tenemos un gobierno de izquierda, le vamos a cambiar el nombre a las escuelas y a las calles

PRIMITIVO: Mi colonia ya no va a ser la “PRI” …

MORAIMA: Ahora va a ser la colonia “Morena”

PANCRACIO: Nuestra escuela ya no va a llamarse “Venustiano Carranza” …

SOLEDAD: Ahora se va a llamar “Carlos Marx”

LUPITA: ¿Y mi calle “Luis Echeverría”?

MANUELITO: Ahora se va a llamar “Mao Tse-tung”

PRIMITIVO: El Periférico “Luis Donaldo Colosio” …

INDALECIO: Ahora se va a llamar “Fidel Castro”

LUPITA: Y la “Plaza Principal” …

MANUELITO: Ahora se va a llamar “La Cuarta Transformación”

MORAIMA: Van a quitar los nombres erróneos del viejo régimen

PRIMITIVO: ¿Por qué erróneos?

SOLEDAD: Porque los Niños Héroes, ni eran niños, ni eran héroes

INDALECIO: Porque Miguel Hidalgo, no inició la Independencia

MORAIMA: Ni Gustavo Díaz Ordaz, ni Luis Echeverría fueron buenos gobernantes

MANUELITO: Ni ninguno de los presidentes tecnócratas o neoliberales

PROFESOR PUEBLINO: Y los revolucionarios no eran tan amigos como cuentan: Francisco I. Madero, asesinado por su Secretario de Guerra, Victoriano Huerta; Emiliano Zapata traicionado y ejecutado por Venustiano Carranza, después de haber combatido juntos al traidor Huerta; y Carranza asesinado por Álvaro Obregón y Plutarco Elías Calles, mismos que ultimaron a Francisco Villa. Calles eliminó a Obregón, e inició el Maximato. Después fue desterrado por Cárdenas

LUPITA: Entonces, nuestra historia ¿son pura mentiras?

INDALECIO: Se dice mitos. Para que no se oiga tan mal

PROFESOR PUEBLINO: Lo que hacían Hidalgo, Allende y Aldama, era conspirar a favor de respetar al Rey Fernando y desconocer a José Bonaparte. Ellos querían que Frenando VII siguiera reinando en España y la Nueva España. Cuando supieron que su conspiración fue descubierta, Hidalgo dijo: “No nos queda de otra más que ir a cazar gachupines”. Se dirigieron a la Iglesia de Dolores, le pidió a un monaguillo que sonara las campañas para llamar a la gente. 50 personas se le unieron. Miguel Hidalgo gritó: ¡Viva la religión! ¡Viva nuestra Madre Santísima de Guadalupe! ¡¡Viva Fernando VII!! ¡Viva la América! ¡Muera el mal gobierno!... El pueblo le respondió: ¡Viva la Virgen de Guadalupe, y mueran los gachupines!

SOLEDAD: Nunca dijo nada sobre independizar a los indígenas

LUPITA: Y ¿Si se llamaba así?

PROFESOR PUEBLINO: Su nombre completo era Miguel Gregorio Antonio Ignacio Hidalgo y Costilla y Gálaga Mondarte Villaseñor

PANCRACIO: ¡A pa´nombrecito!

PRIMITIVO: Sus papás no sabían cómo ponerle

PROFESOR PUEBLINO: Zapata no murió en Chinameca. Su cadáver permaneció a la vista de miles de personas. Entre la gente común del estado de Morelos, circulaba la creencia de que no era su caudillo el que había sido asesinado por Guajardo. Se decía que le hacía falta un lunar, su marca de nacimiento. Que era un Zapata más alto y más moreno. Decían que Zapata había tenido buen olfato para los engaños, y por ello mandó en su lugar a uno de sus compadres, con quien compartía un gran parecido. Las leyendas lo ubicaban en Arabia, otras en Anenecuilco, el sitio de su nacimiento. También allí ubicaban, décadas después, a un anciano encerrado en una casa, que aseguraban era Emiliano Zapata Salazar

INDALECIO: No puedes nombrar héroes, a traidores y asesinos

MANUELITO: No puedes ensalzar a los presidentes que ordenaron la Matanza del 68 y de Corpus Cristi

MORAIMA: No puedes glorificar a los tecnócratas que vendieron al país

PROFESOR PUEBLINO: Nuestra historia tiene que ser reconfigurada

MANUELITO: Ahora que tenemos un gobierno de izquierda, le vamos a cambiar el nombre a las escuelas y a las calles

PRIMITIVO: Mi colonia ya no va a ser la “PRI” …

MORAIMA: Ahora va a ser la colonia “Morena”

PANCRACIO: Nuestra escuela ya no va a llamarse “Venustiano Carranza” …

SOLEDAD: Ahora se va a llamar “Carlos Marx”

LUPITA: ¿Y mi calle “Luis Echeverría”?

MANUELITO: Ahora se va a llamar “Mao Tse-tung”

PRIMITIVO: El Periférico “Luis Donaldo Colosio” …

INDALECIO: Ahora se va a llamar “Fidel Castro”

LUPITA: Y la “Plaza Principal” …

MANUELITO: Ahora se va a llamar “La Cuarta Transformación”

MORAIMA: Van a quitar los nombres erróneos del viejo régimen

PRIMITIVO: ¿Por qué erróneos?

SOLEDAD: Porque los Niños Héroes, ni eran niños, ni eran héroes

INDALECIO: Porque Miguel Hidalgo, no inició la Independencia

MORAIMA: Ni Gustavo Díaz Ordaz, ni Luis Echeverría fueron buenos gobernantes

MANUELITO: Ni ninguno de los presidentes tecnócratas o neoliberales

PROFESOR PUEBLINO: Y los revolucionarios no eran tan amigos como cuentan: Francisco I. Madero, asesinado por su Secretario de Guerra, Victoriano Huerta; Emiliano Zapata traicionado y ejecutado por Venustiano Carranza, después de haber combatido juntos al traidor Huerta; y Carranza asesinado por Álvaro Obregón y Plutarco Elías Calles, mismos que ultimaron a Francisco Villa. Calles eliminó a Obregón, e inició el Maximato. Después fue desterrado por Cárdenas

LUPITA: Entonces, nuestra historia ¿son pura mentiras?

INDALECIO: Se dice mitos. Para que no se oiga tan mal

PROFESOR PUEBLINO: Lo que hacían Hidalgo, Allende y Aldama, era conspirar a favor de respetar al Rey Fernando y desconocer a José Bonaparte. Ellos querían que Frenando VII siguiera reinando en España y la Nueva España. Cuando supieron que su conspiración fue descubierta, Hidalgo dijo: “No nos queda de otra más que ir a cazar gachupines”. Se dirigieron a la Iglesia de Dolores, le pidió a un monaguillo que sonara las campañas para llamar a la gente. 50 personas se le unieron. Miguel Hidalgo gritó: ¡Viva la religión! ¡Viva nuestra Madre Santísima de Guadalupe! ¡¡Viva Fernando VII!! ¡Viva la América! ¡Muera el mal gobierno!... El pueblo le respondió: ¡Viva la Virgen de Guadalupe, y mueran los gachupines!

SOLEDAD: Nunca dijo nada sobre independizar a los indígenas

LUPITA: Y ¿Si se llamaba así?

PROFESOR PUEBLINO: Su nombre completo era Miguel Gregorio Antonio Ignacio Hidalgo y Costilla y Gálaga Mondarte Villaseñor

PANCRACIO: ¡A pa´nombrecito!

PRIMITIVO: Sus papás no sabían cómo ponerle

PROFESOR PUEBLINO: Zapata no murió en Chinameca. Su cadáver permaneció a la vista de miles de personas. Entre la gente común del estado de Morelos, circulaba la creencia de que no era su caudillo el que había sido asesinado por Guajardo. Se decía que le hacía falta un lunar, su marca de nacimiento. Que era un Zapata más alto y más moreno. Decían que Zapata había tenido buen olfato para los engaños, y por ello mandó en su lugar a uno de sus compadres, con quien compartía un gran parecido. Las leyendas lo ubicaban en Arabia, otras en Anenecuilco, el sitio de su nacimiento. También allí ubicaban, décadas después, a un anciano encerrado en una casa, que aseguraban era Emiliano Zapata Salazar

INDALECIO: No puedes nombrar héroes, a traidores y asesinos

MANUELITO: No puedes ensalzar a los presidentes que ordenaron la Matanza del 68 y de Corpus Cristi

MORAIMA: No puedes glorificar a los tecnócratas que vendieron al país

PROFESOR PUEBLINO: Nuestra historia tiene que ser reconfigurada

domingo 10 de febrero de 2019

Dolarcentrismo

lunes 04 de febrero de 2019

Por qué fracasan los países?

domingo 27 de enero de 2019

SLS

domingo 20 de enero de 2019

Otra nomenclatura

lunes 14 de enero de 2019

La larga noche neoliberal

domingo 06 de enero de 2019

PETABYTES

lunes 31 de diciembre de 2018

Realidad inexistente 

domingo 23 de diciembre de 2018

Coches eléctricos, imperios en pugna

lunes 10 de diciembre de 2018

No lo olviden

domingo 02 de diciembre de 2018

Un nuevo gobierno

Cargar Más