/ lunes 16 de agosto de 2021

Momento Corporativo | Banxico, ¿y la postura monetaria de Herrera?

El reciente anuncio de la decisión de política monetaria del Banco de México que encabeza Alejandro Díaz de León fue muy comentado por los analistas económicos, y no necesariamente por el aumento de la tasa de referencia, que el mercado tenía ampliamente descontada, sino porque se conocieron, gracias a los cambios en materia de difusión, el sentido de la votación de cada miembro de la junta de gobierno del banco central, y ya no hubo que esperar a la publicación de las minutas dos semanas después. Además de la actualización de los pronósticos inflacionarios del instituto central, que aumentaron, y el plazo en el que la inflación regresaría a la meta del Banco de México, que nuevamente se retrasó. Así los nuevos elementos contribuyen al análisis y conformación de escenarios sobre el futuro de la política monetaria, que ahora parecería más complejo por la próxima alineación de la junta de gobierno con la llegada, sino sucede nada extraordinario, de Arturo Herrera, quien ya fue elegido por el presidente Andrés Manuel López Obrador. Hay una apuesta generalizada de que el ex titular de la Secretaría de Hacienda, sería más moderado que Alejandro Díaz de León, y esa podría ser la postura de la nueva junta de gobierno considerando una “alineación” con los subgobernadores Gerardo Esquivel y Galia Borja, que fueron nombrados por el actual gobierno, y que precisamente la semana pasada votaron nuevamente por mantener la tasa de referencia. Y justo la división al interior impidió que se enviará un mensaje contundente al mercado sobre el compromiso del banco central de controlar la inflación, y sobre la definición de la temporalidad de los choques inflacionarios por los que atraviesa la economía mexicana que tendría cada uno de los miembros de la junta de gobierno. Es muy probable que se anuncien más incrementos de la tasa antes de que finalice el año, dos más para cerrar en 5%, según la encuesta más reciente de Citibanamex, pero la gran interrogante será a partir de enero de 2022 cuando Arturo Herrera entre en funciones porque si bien es muy probable que el Banco de México “siga” a la Reserva Federal de Estados Unidos en el incremento de tasas también podría aferrarse a una postura moderada, todavía más reforzada con la nueva alineación, a pesar de que las presiones inflacionarias, no sólo no cedan sino que se incrementen, y de paso cuánto de los objetivos y de la política del gobierno federal permearía en el banco central. ¿Qué estará pensando Arturo Herrera al respecto?

Proceso de salida


Será el ocho de septiembre cuando concluya el periodo para la compra de las acciones de Ienova por parte de Sempra Energy en una operación valuada en 206 millones de dólares. Los títulos representan 3.6% del capital y la adquisición forma parte de la compra y suscripción reciproca de acciones de Ienova que anunció Sempra a finales de mayo.

El reciente anuncio de la decisión de política monetaria del Banco de México que encabeza Alejandro Díaz de León fue muy comentado por los analistas económicos, y no necesariamente por el aumento de la tasa de referencia, que el mercado tenía ampliamente descontada, sino porque se conocieron, gracias a los cambios en materia de difusión, el sentido de la votación de cada miembro de la junta de gobierno del banco central, y ya no hubo que esperar a la publicación de las minutas dos semanas después. Además de la actualización de los pronósticos inflacionarios del instituto central, que aumentaron, y el plazo en el que la inflación regresaría a la meta del Banco de México, que nuevamente se retrasó. Así los nuevos elementos contribuyen al análisis y conformación de escenarios sobre el futuro de la política monetaria, que ahora parecería más complejo por la próxima alineación de la junta de gobierno con la llegada, sino sucede nada extraordinario, de Arturo Herrera, quien ya fue elegido por el presidente Andrés Manuel López Obrador. Hay una apuesta generalizada de que el ex titular de la Secretaría de Hacienda, sería más moderado que Alejandro Díaz de León, y esa podría ser la postura de la nueva junta de gobierno considerando una “alineación” con los subgobernadores Gerardo Esquivel y Galia Borja, que fueron nombrados por el actual gobierno, y que precisamente la semana pasada votaron nuevamente por mantener la tasa de referencia. Y justo la división al interior impidió que se enviará un mensaje contundente al mercado sobre el compromiso del banco central de controlar la inflación, y sobre la definición de la temporalidad de los choques inflacionarios por los que atraviesa la economía mexicana que tendría cada uno de los miembros de la junta de gobierno. Es muy probable que se anuncien más incrementos de la tasa antes de que finalice el año, dos más para cerrar en 5%, según la encuesta más reciente de Citibanamex, pero la gran interrogante será a partir de enero de 2022 cuando Arturo Herrera entre en funciones porque si bien es muy probable que el Banco de México “siga” a la Reserva Federal de Estados Unidos en el incremento de tasas también podría aferrarse a una postura moderada, todavía más reforzada con la nueva alineación, a pesar de que las presiones inflacionarias, no sólo no cedan sino que se incrementen, y de paso cuánto de los objetivos y de la política del gobierno federal permearía en el banco central. ¿Qué estará pensando Arturo Herrera al respecto?

Proceso de salida


Será el ocho de septiembre cuando concluya el periodo para la compra de las acciones de Ienova por parte de Sempra Energy en una operación valuada en 206 millones de dólares. Los títulos representan 3.6% del capital y la adquisición forma parte de la compra y suscripción reciproca de acciones de Ienova que anunció Sempra a finales de mayo.