/ martes 2 de abril de 2019

Me haces falta

ME HACES FALTA

Me hacen falta tus caricias pautadas.

tus miradas disimuladas

tus labios tibios,

tu espalda escarpada,

el arrullo de tu aliento,

la calidez de tu cuerpo,

Me hacen falta para conciliar el sueño.

Y cuando carezco de tus brazos

Miro a mi alrededor, camino lento

Para que el tiempo no pase despacio...

Para que las horas se aceleren

y estes junto a mi, conmigo

Por qué me haces falta...

y aunque sin ti río, sueño y vivo

me haces falta como el agua al rio

En la penumbra busco tu torso,

en la madrugada anhelo tu rostro,

para que al abrir tus ojos,

sumergirme en sus cuencas profundas.

De tus respiraiones pausadas,

tomar tu aliento, como alimento,

tu desnudez abrasadora,

sea la luz de la aurora

Tu cuerpo mi refugio.

Me haces falta para que calmes mi sed,

la mitigues poco a poco con tus besos,

que sea tu voz la que me arrulle

Y a la vez me permita no conciliar el sueño.

Al acariciar con mis manos tu cabeza, tus cabellos,

calmes mi ansiedad y mis deseos.

Cuanto anhelo tu proximidad

tu ternura, tu cuerpo.

apoyarme en tus hombros

descansar mi cabeza en tu pecho,

escuchar tu corazón, con sus ritmos y sus ecos.

Me haces falta, como la sangre al cuerpo.

Ana Verónica Torres Licon

torres_anav@hotmail.com

ME HACES FALTA

Me hacen falta tus caricias pautadas.

tus miradas disimuladas

tus labios tibios,

tu espalda escarpada,

el arrullo de tu aliento,

la calidez de tu cuerpo,

Me hacen falta para conciliar el sueño.

Y cuando carezco de tus brazos

Miro a mi alrededor, camino lento

Para que el tiempo no pase despacio...

Para que las horas se aceleren

y estes junto a mi, conmigo

Por qué me haces falta...

y aunque sin ti río, sueño y vivo

me haces falta como el agua al rio

En la penumbra busco tu torso,

en la madrugada anhelo tu rostro,

para que al abrir tus ojos,

sumergirme en sus cuencas profundas.

De tus respiraiones pausadas,

tomar tu aliento, como alimento,

tu desnudez abrasadora,

sea la luz de la aurora

Tu cuerpo mi refugio.

Me haces falta para que calmes mi sed,

la mitigues poco a poco con tus besos,

que sea tu voz la que me arrulle

Y a la vez me permita no conciliar el sueño.

Al acariciar con mis manos tu cabeza, tus cabellos,

calmes mi ansiedad y mis deseos.

Cuanto anhelo tu proximidad

tu ternura, tu cuerpo.

apoyarme en tus hombros

descansar mi cabeza en tu pecho,

escuchar tu corazón, con sus ritmos y sus ecos.

Me haces falta, como la sangre al cuerpo.

Ana Verónica Torres Licon

torres_anav@hotmail.com

miércoles 08 de julio de 2020

Esta es mi casa

miércoles 01 de julio de 2020

La virtualidad

miércoles 24 de junio de 2020

Las 5 C´s de la Educación

miércoles 17 de junio de 2020

Arte y Cultura: No somos ajenos

miércoles 10 de junio de 2020

El Ajuar

miércoles 03 de junio de 2020

Afromexicanos

miércoles 27 de mayo de 2020

Hagamos cuentas

miércoles 20 de mayo de 2020

Realidad Virtual

miércoles 13 de mayo de 2020

La Adolescencia en Tiempos de Crisis

miércoles 06 de mayo de 2020

Bienestar Humano

Cargar Más