/ sábado 5 de enero de 2019

Lo anticipó en el Zócalo

“La mañana del 19 de diciembre en su conferencia matutina diaria, se lanzó contra el ex secretario de Gobernación. Le criticó por el sistema de espionaje “pegasus”, con el que este vigiló a defensores de DH y periodistas. Aseguró que la SeGob no cometerá actos como los imputados cuando Osorio Chong estaba al frente: “la SeGob, antes de mala fama, hoy es en los hechos, la secretaría de la Defensa de los Derechos Humanos, es el cambio; protección completa a todos los ciudadanos y periodistas. Para eso están Alejandro Encinas y Olga Sánchez Cordero, quienes por convicción defenderán y protegerán los D.H. Serían incapaces de prestarse a un acto que viole o desproteja los DH; todo lo que podamos hacer lo haremos, sentenció. El escándalo del espionaje explotó en 2017. Enviaban una especie de virus a los teléfonos móviles para vigilar a la gente. Todo coordinado desde la Se-Gob. Ya pueden hablar por teléfono; sin golondrinas en el alambre, aseguró; y la policía ministerial deberá cumplir su labor de proteger a los ciudadanos”.

Juárez lo dijo en una parte del discurso ante la X Legislatura del Congreso, el 2 de julio de 1852: Bajo el sistema federativo, los funcionarios públicos no pueden disponer de las rentas sin responsabilidad; no pueden gobernar a impulsos de una voluntad caprichosa, sino con sujeción a las leyes; no pueden improvisar fortunas ni entregarse al ocio y a la disipación, sino asiduamente al trabajo; resignándose a vivir en la sana y honrosa medianía que proporciona la retribución que la ley haya señalado”. Principio totalmente obsoleto en el actuar de muchos altos funcionarios de ayer, de hoy y de siempre. Los que llegan y se encumbran en escaños políticos de primer orden o repiten en distintos puestos de élite gubernamental, aparecen como nuevos ricos o incrementan más sus fortunas. Para mí, ninguno de esta estirpe que haya conocido, cumplió tal nivel ético ¿y TU? Si dices lo contrario, como lo haría cualquier otro, pensaré que, “algún interés te impulsa”.

Los de extrema derecha, enemigos acérrimos de Juárez, aseguran que ni éste se mantuvo en la plena medianía que pregonó, y le achacan haber perjudicado a los de su propia raza indígena y perdió el piso ya siendo presidente de la república. Viniendo de quien viene tal afirmación, puede interpretarse como revancha político-clerical o ¿será posible que no haya funcionario capaz de mantener tal condición? Fue de llamar la atención que la prestigiada prensa y tv internacionales, años atrás difundieran la vida de José Mújica expresidente de Uruguay, quien demostró estando en el poder y ya concluido su periodo, vivir siempre en la honrosa medianía, sin caer en la suntuosidad de la que todos los mandatarios hacen gala. Él, aún circula en el mismo “bochito” que usó durante su mandato. Su vida personal, es la más apegada a la mística de Francisco de Asís; “necesito poco y lo poco que necesito, lo necesito poco; opuesta a la de políticos y funcionarios actuales. Viven bajo una contraria: premisa; “necesito mucho y lo mucho que necesito, me es indispensable”; y chínguense los pobres.

López Obrador, advirtió a los servidores públicos transparentar sus bienes patrimoniales o no servirán en su gobierno. Un día antes en su conferencia matutina en palacio nacional, anunció que este viernes él haría lo propio ante la Secretaría de la Función Pública. Aclaró que, la declaración patrimonial deberá incluir los bienes de conyugues y familiares cercanos. Enfatizó: “esto tiene que cambiar. Me patea el hígado que organismos internacionales nos coloquen en el sitio 135 en corrupción; como mexicano me indigna -y repitió- esto se acabó”. El viernes 4, ante la SFP, López Obrador presentó su declaración patrimonial y la de su esposa Beatriz Gutiérrez Muller. Su ingreso mensual es de $108,744. Dijo no tener bienes inmuebles, ni manejar tarjetas de crédito; la quinta en Palenque de 12mil m2, facturada a nombre de sus hijos, él mantendrá derechos hasta el día de su muerte. No tiene vehículos a su nombre; en inversiones reportó saldo en cuenta bancaria de $201,026.00 y $230,042 en otras inversiones.

Su declaración está a la vista en la página oficial de la SFP.

“La mañana del 19 de diciembre en su conferencia matutina diaria, se lanzó contra el ex secretario de Gobernación. Le criticó por el sistema de espionaje “pegasus”, con el que este vigiló a defensores de DH y periodistas. Aseguró que la SeGob no cometerá actos como los imputados cuando Osorio Chong estaba al frente: “la SeGob, antes de mala fama, hoy es en los hechos, la secretaría de la Defensa de los Derechos Humanos, es el cambio; protección completa a todos los ciudadanos y periodistas. Para eso están Alejandro Encinas y Olga Sánchez Cordero, quienes por convicción defenderán y protegerán los D.H. Serían incapaces de prestarse a un acto que viole o desproteja los DH; todo lo que podamos hacer lo haremos, sentenció. El escándalo del espionaje explotó en 2017. Enviaban una especie de virus a los teléfonos móviles para vigilar a la gente. Todo coordinado desde la Se-Gob. Ya pueden hablar por teléfono; sin golondrinas en el alambre, aseguró; y la policía ministerial deberá cumplir su labor de proteger a los ciudadanos”.

Juárez lo dijo en una parte del discurso ante la X Legislatura del Congreso, el 2 de julio de 1852: Bajo el sistema federativo, los funcionarios públicos no pueden disponer de las rentas sin responsabilidad; no pueden gobernar a impulsos de una voluntad caprichosa, sino con sujeción a las leyes; no pueden improvisar fortunas ni entregarse al ocio y a la disipación, sino asiduamente al trabajo; resignándose a vivir en la sana y honrosa medianía que proporciona la retribución que la ley haya señalado”. Principio totalmente obsoleto en el actuar de muchos altos funcionarios de ayer, de hoy y de siempre. Los que llegan y se encumbran en escaños políticos de primer orden o repiten en distintos puestos de élite gubernamental, aparecen como nuevos ricos o incrementan más sus fortunas. Para mí, ninguno de esta estirpe que haya conocido, cumplió tal nivel ético ¿y TU? Si dices lo contrario, como lo haría cualquier otro, pensaré que, “algún interés te impulsa”.

Los de extrema derecha, enemigos acérrimos de Juárez, aseguran que ni éste se mantuvo en la plena medianía que pregonó, y le achacan haber perjudicado a los de su propia raza indígena y perdió el piso ya siendo presidente de la república. Viniendo de quien viene tal afirmación, puede interpretarse como revancha político-clerical o ¿será posible que no haya funcionario capaz de mantener tal condición? Fue de llamar la atención que la prestigiada prensa y tv internacionales, años atrás difundieran la vida de José Mújica expresidente de Uruguay, quien demostró estando en el poder y ya concluido su periodo, vivir siempre en la honrosa medianía, sin caer en la suntuosidad de la que todos los mandatarios hacen gala. Él, aún circula en el mismo “bochito” que usó durante su mandato. Su vida personal, es la más apegada a la mística de Francisco de Asís; “necesito poco y lo poco que necesito, lo necesito poco; opuesta a la de políticos y funcionarios actuales. Viven bajo una contraria: premisa; “necesito mucho y lo mucho que necesito, me es indispensable”; y chínguense los pobres.

López Obrador, advirtió a los servidores públicos transparentar sus bienes patrimoniales o no servirán en su gobierno. Un día antes en su conferencia matutina en palacio nacional, anunció que este viernes él haría lo propio ante la Secretaría de la Función Pública. Aclaró que, la declaración patrimonial deberá incluir los bienes de conyugues y familiares cercanos. Enfatizó: “esto tiene que cambiar. Me patea el hígado que organismos internacionales nos coloquen en el sitio 135 en corrupción; como mexicano me indigna -y repitió- esto se acabó”. El viernes 4, ante la SFP, López Obrador presentó su declaración patrimonial y la de su esposa Beatriz Gutiérrez Muller. Su ingreso mensual es de $108,744. Dijo no tener bienes inmuebles, ni manejar tarjetas de crédito; la quinta en Palenque de 12mil m2, facturada a nombre de sus hijos, él mantendrá derechos hasta el día de su muerte. No tiene vehículos a su nombre; en inversiones reportó saldo en cuenta bancaria de $201,026.00 y $230,042 en otras inversiones.

Su declaración está a la vista en la página oficial de la SFP.

sábado 13 de abril de 2019

Amor a la vida

lunes 08 de abril de 2019

Hablando de cacerías

domingo 24 de marzo de 2019

Silencio es complicidad

sábado 16 de marzo de 2019

Derechos de usuario y consumidor

sábado 02 de marzo de 2019

Al vaivén del viento DESDE LA CAPITAL

sábado 23 de febrero de 2019

Que acabe el acecho DESDE LA CAPITAL

lunes 18 de febrero de 2019

¿Amigos? pocos y especiales

sábado 09 de febrero de 2019

La cuarta transformación

sábado 02 de febrero de 2019

El costo de la cuesta

sábado 26 de enero de 2019

Entre balas y olvido

Cargar Más