/ viernes 27 de marzo de 2020

La necesidad de una nueva clase política

Tras días de respuestas erráticas e indolentes en los niveles federal y estatal, se vuelve evidente que es necesario el cambio en el paradigma de elección de gobernantes. En los perfiles de AMLO y Corral vemos personajes que han dedicado su vida completa a los menesteres políticos, y no han tenido ningún otro tipo de actividad, por eso están ajenos a las verdaderas necesidades sociales.

López se ha paseado por todo el país, lejano a la problemática por la que atraviesa el pueblo, burlándose y haciendo mofa de la religiosidad. Corral por su cuenta ha querido verse como un pequeño dictador, pero francamente sin respuestas.

La falsa fuerza de corral y la falsa empatía de obrador, dejan ver que es necesario optar por perfiles ciudadanos que tengan experiencias lejanas a la política pura, pues ante los verdaderos problemas no tienen ni siquiera la empatía mínima para confrontar los problemas.

Obrador, sigue perdido en su discurso de los buenos y los malos, en un afán de contraponer a las clases sociales en lugar de ponerlas a cooperar. Incluso tomó la decisión de no brindar estímulos a las empresas de nuestro país frente a una de las contingencias de salud más importantes a nivel mundial de las últimas décadas. Obrador ignora que son las empresas y la iniciativa privada quienes cobijan y sacian las necesidades de la clase trabajadora.

Por su cuenta corral ha salido a anunciar la suspensión de todas las actividades, pero sin un plan de atención a las necesidades que se generan.

Hoy más que nunca se hace patente la necesidad de expertos en las posiciones, más que personajes con discursos más o menos aceptables. La situación nos exige colocar personas que hayan acreditado la capacidad de sacar adelante organizaciones, antes que personas que puedan generar solo acuerdos sin fondo.

Debo hacer justicia y mencionar que en el municipio de parral ha habido empatía y al mismo tiempo que rumbo, cosa que no ha sucedido en los otros niveles de gobierno.

Estamos frente a personajes frívolos, que ven al gobierno como un mecanismo de ejercer el poder, pero no como un medio de apoyo y resolución social.

Si no deviene una estrategia económica efectiva por parte del Estado y la Federación, además de un gran problema de salud tendremos una debacle social posterior.

Creo que los ciudadanos debemos ser críticos con las acciones, pero también con las omisiones y en este respecto los niveles federal y Estatal han sido omisos, erráticos e imprudentes. Luego de esto, el pueblo de México y Chihuahua no perdonaremos a estos gobiernos que no supieron leer la situación y estar del lado del pueblo, estuvieron del lado de su proyecto político.

Tras días de respuestas erráticas e indolentes en los niveles federal y estatal, se vuelve evidente que es necesario el cambio en el paradigma de elección de gobernantes. En los perfiles de AMLO y Corral vemos personajes que han dedicado su vida completa a los menesteres políticos, y no han tenido ningún otro tipo de actividad, por eso están ajenos a las verdaderas necesidades sociales.

López se ha paseado por todo el país, lejano a la problemática por la que atraviesa el pueblo, burlándose y haciendo mofa de la religiosidad. Corral por su cuenta ha querido verse como un pequeño dictador, pero francamente sin respuestas.

La falsa fuerza de corral y la falsa empatía de obrador, dejan ver que es necesario optar por perfiles ciudadanos que tengan experiencias lejanas a la política pura, pues ante los verdaderos problemas no tienen ni siquiera la empatía mínima para confrontar los problemas.

Obrador, sigue perdido en su discurso de los buenos y los malos, en un afán de contraponer a las clases sociales en lugar de ponerlas a cooperar. Incluso tomó la decisión de no brindar estímulos a las empresas de nuestro país frente a una de las contingencias de salud más importantes a nivel mundial de las últimas décadas. Obrador ignora que son las empresas y la iniciativa privada quienes cobijan y sacian las necesidades de la clase trabajadora.

Por su cuenta corral ha salido a anunciar la suspensión de todas las actividades, pero sin un plan de atención a las necesidades que se generan.

Hoy más que nunca se hace patente la necesidad de expertos en las posiciones, más que personajes con discursos más o menos aceptables. La situación nos exige colocar personas que hayan acreditado la capacidad de sacar adelante organizaciones, antes que personas que puedan generar solo acuerdos sin fondo.

Debo hacer justicia y mencionar que en el municipio de parral ha habido empatía y al mismo tiempo que rumbo, cosa que no ha sucedido en los otros niveles de gobierno.

Estamos frente a personajes frívolos, que ven al gobierno como un mecanismo de ejercer el poder, pero no como un medio de apoyo y resolución social.

Si no deviene una estrategia económica efectiva por parte del Estado y la Federación, además de un gran problema de salud tendremos una debacle social posterior.

Creo que los ciudadanos debemos ser críticos con las acciones, pero también con las omisiones y en este respecto los niveles federal y Estatal han sido omisos, erráticos e imprudentes. Luego de esto, el pueblo de México y Chihuahua no perdonaremos a estos gobiernos que no supieron leer la situación y estar del lado del pueblo, estuvieron del lado de su proyecto político.

viernes 03 de abril de 2020

Liderazgo, conocimiento y gobierno

viernes 20 de marzo de 2020

El punto débil del populismo

viernes 13 de marzo de 2020

Irracionalidad presidencial

viernes 06 de marzo de 2020

Pensar la vida

viernes 21 de febrero de 2020

Cuando la humanidad es devorada

viernes 14 de febrero de 2020

La insana preocupación por la imagen

viernes 31 de enero de 2020

Las redes sociales y su doble efecto

Cargar Más